Saltar al contenido

Remedios Caseros Para El Vitíligo

remedios naturales para el vitiligo
Remedios Caseros Para El Vitíligo
5 (100%) 2 votes

¿Te disgusta tener manchas grandes  en todo tu cuerpo?, entonces necesitas de remedios caseros para el vitíligo. Sigue leyendo y encontrarás los  mejores tratamientos caseros para el vitíligo que te pueden ayudar con esta enfermedad.

Cuando la piel comienza a aclararse inexplicablemente y  perdemos nuestro color natural, solemos sentirnos incomodos. Sobre todo porque estas manchas salen en lugares del cuerpo realmente molestos, los cuales impiden que nos sintamos cómodos de quienes somos.

Estas manchas son causadas por una curiosa enfermedad llamada vitíligo y hoy sabrás como combatirla de forma natural. Sigue leyendo y encontrarás la mejor manera de hacer que tu piel luzca del mismo tono una vez más.

¿Qué es el vitíligo?

El Vitíligo es una enfermedad cutánea provocada por la pérdida gradual de la pigmentación de la piel, que se caracteriza por la aparición de manchas, de tamaños variables, localizadas en cualquier parte del cuerpo, incluso en las mucosas y en los cabellos.

El vitíligo se manifiesta cuando las células productoras de melanina (melanocitos) mueren o dejan de producir melanina  (el pigmento que garantiza el color de la piel, del cabello y de los ojos).

La enfermedad puede afectar a las personas de todo tipo de piel, pero es más perceptible en las personas con pieles más oscuras. La enfermedad no es contagiosa ni constituye una amenaza física para el que la posee.

Sin embargo, el impacto visual del vitíligo puede acarrear problemas psicológicos debido al cambio de “color” en diferentes partes del cuerpo.

El Vitíligo se clasifica según la distribución y la situación.

De acuerdo con su distribución:

Unilateral o segmentado – Se caracteriza por la aparición repentina de una mancha que crece en un período determinado y luego se para (aparece generalmente cuando el paciente es joven).

Este tipo de vitíligo se manifiesta de un solo lado del cuerpo. Los pelos y los cabellos pueden también perder la coloración.

No segmentado o bilateral – Es el tipo más común, se manifiesta en ambos lados del cuerpo. En general, las manchas surgen inicialmente en extremidades como manos, pies, nariz, boca.

Hay ciclos de pérdida de color y épocas en que la enfermedad se desarrolla, después de períodos de estancamiento. La enfermedad se desarrolla de esta forma a lo largo de la vida.

De acuerdo con su situación:

  • Acrodistal: Situado en las manos, sobre todo en las falanges alrededor de las uñas.
  • Acro-facial: Cuando aparecen manchas en las manos, por lo general también aparecen en la cara.
  • Mucosal: Ocupa el área de las mucosas (el área del ano, los genitales, labios, nariz y oídos, etc.).
  • Corporal: Ubicada en el tronco y las extremidades.
  • Típico: Situado en áreas óseas simétricas, extremos bilaterales, los genitales, tronco, etc.
  • Atípico: Se encuentra en zonas no muy frecuentes.

Como consecuencia de ello, la piel comienza a decolorarse en ciertas zonas del cuerpo. Las  zonas más comunes en decolorarse son aquellas donde están los pliegues de la piel.

Cuando se trata de vitíligo, no hay distinción ni de sexo, ni de edad, ni de raza. Para que esta enfermedad se desencadene, debe existir tanto una predisposición genética como un factor ambiental.

Existen varios tipos de vitíligos los cuales están clasificados por la asociación especialista de vitíligo europeo.  Debes conocer muy bien de qué se trata para poder aplicar los remedios caseros para el vitíligo que podrán ayudarte. Dichos tipos son:

  • El vitíligo simétrico: Aparición de despigmentación de la piel en ambos lados del cuerpo, en lugares similares. Estos lugares generalmente son las rodillas, codos, manos y genitales. Esta es la forma más común de la enfermedad.
  • El vitíligo segmentario: Aquel que aparece en un solo lado del cuerpo, se desarrolla durante 3 y 6 meses. Pasado este tiempo, rara vez se propaga. Lo curioso de este tipo de vitíligo es que es menos frecuente que el anterior. Con todo y eso, ha logrado tener un proceso de sanación más significativo.

Como ves, el vitíligo es una enfermedad que afecta la apariencia y que te hará sentir incomodo a nivel social. Sin embargo no te desanimes, ya que ahora te contaré cómo puedes combatir esta enfermedad con algunos remedios caseros.

Remedios caseros para eliminar el vitíligo

Desde siempre se ha sabido que en la naturaleza encontramos todo aquello que necesitamos para sanar. Solo con tomar o aplicar algunos nutrientes de la naturaleza, podrás curar esta enfermedad.

Quizás los tratamientos médicos no sean de mucha ayuda a largo plazo. Esto, debido a que dichos tratamientos solo se encargan en hacerte recuperar la pigmentación perdida. En cualquier caso, no siempre resultan tan satisfactorios como los métodos naturales que se pueden encontrar.

Entre estos remedios caseros se cuentan con:

  1. La Pimienta negra: Se cree que al contener piperina favorece al desarrollo de melanina en la piel. Para utilizarla, solo debes consumir este alimento o aplicarlo sobre la zona con vitíligo. Su aplicación la realizas a través de aceites a base de pimienta claro está. Quien diría que la pimienta sería tan beneficiosa, ¿no crees?
  2. La Arcilla: Elemento natural de la tierra que sirve como exfoliante. Es por ello que al utilizarlo en la piel, esta limpiará y permitirá la producción de nuevas células. Mezcla un poco de arcilla roja con jengibre y aplícala sobre la piel afectada por vitíligo. Este método lo puedes realizar a diario sin ningún inconveniente.
  3. La Albahaca: Una planta bastante medicinal que puedes utilizar para combatir el vitíligo. Mézclalo con zumo de limón y aplícalo sobre el área afectada. Utilízalo durante varios meses para poder tener resultados significativos.
  4. La Cúrcuma: Este alimento últimamente es muy utilizado para dar color a las comidas y también favorece la piel. Puedes elaborar un aceite de cúrcuma y mostaza, hirviendo ambos ingredientes hasta que se evapore toda el agua. Una vez lo tengas, debes aplicar sobre la zona afectada la pasta que obtuviste.
  5. La Vitamina B: Comer alimentos ricos en vitamina B, así como ingerir pastillas, ayudará a frenar su desarrollo. Puedes incluso tener una crema con vitamina B y aplicarla sobre el área afectada sin muchos problemas.

Como puedes ver, existen remedios para el vitíligo que resultan perfectos para eliminarlo o al menos disminuir los síntomas. Utiliza el que mejor se adapte a tus características y necesidades particulares.

Ten presente que estos tratamientos debes realizarlos por un periodo prolongado para poder observar resultados satisfactorios.

Recomendaciones para combatir el vitíligo

Es importante que al padecer esta enfermedad tomes en cuenta lo siguiente:

  • Visitar a un dermatólogo siempre resulta ser una de las mejores opciones para determinar cómo es mejor tratar la enfermedad.
  • Estar protegido contra los rayos solares siempre es la mejor opción. Utiliza siempre bloqueador y evita estar durante un tiempo prolongado bajo los rayos del sol.
  • No intentes eliminar las manchas con tatuajes. Ello más bien aumentará tu malestar físico.
  • Come saludablemente e incorpora en tu dieta los alimentos ricos en vitaminas A y B.
  • Los remedios caseros son menos invasivos y te brindan los mismos resultados que aquellos médicos.

Causas del Vitíligo

Las causas de la enfermedad todavía se desconocen. Sin embargo, el vitíligo está relacionado con:

  • Enfermedades autoinmunes (como Lupus eritematoso o sistémico, artritis reumatoide, enfermedad de Addison).
  • Situaciones de estrés y traumas emocionales.
  • Historia Familiar.

Síntomas

La mayoría de los pacientes de vitíligo no manifiestan ningún síntoma aparte de la aparición de manchas blancas en la piel. En algunos casos, reportan sentir sensibilidad y dolor en el área afectada. Sin embargo, una gran preocupación de los dermatólogos son los síntomas emocionales que los pacientes pueden desarrollar como consecuencia de la enfermedad.

Cuando el vitíligo es detectado, el dermatólogo puede clasificarlo por dos tipos:

Segmentado o unilateral: se manifiesta sólo en una parte del cuerpo, por lo general cuando el paciente es todavía joven o niño. Los pelos y el cabello también pueden perder la coloración.

No segmentado o bilateral: es el tipo más común. Se manifiesta a ambos lados del cuerpo, por ejemplo, dos manos, dos pies, dos rodillas.

En general, las manchas surgen inicialmente en extremidades como manos, pies, nariz y boca. Hay ciclos de pérdida de color y épocas en que la enfermedad se desarrolla. Después, hay períodos de estancamiento.

Estos ciclos ocurren durante toda la vida. La duración de los ciclos y las áreas despigmentadas tienden a ser mayores con el tiempo.
El diagnóstico del vitíligo es esencialmente clínico, pues las manchas hipopigmentadas tienen generalmente localización y distribución características.

La biopsia cutánea revela la ausencia completa de melanocitos en las zonas afectadas, excepto en los bordes de la lesión, y el examen con lámpara de Wood puede ayudar en la detección de la enfermedad en pacientes de piel blanca.

Los análisis sanguíneos deben incluir un estudio inmunológico que podría revelar la presencia de otras enfermedades autoinmunes como la hepatitis autoinmune y la enfermedad de Addison o las enfermedades de tiroides.

El historial familiar también es considerado, pues cerca del 30% de los pacientes tienen algún pariente con la enfermedad.

Es bueno señalar que el diagnóstico debe ser hecho por un dermatólogo. Se determinará el tipo de vitíligo del paciente, si hay alguna enfermedad autoinmune asociada e indicar la terapia más adecuada.

Tratamiento para el vitíligo

Actualmente, hay resultados excelentes en el tratamiento de la enfermedad, el hecho de no poder hablar de cura, no quiere decir que no haya varias opciones terapéuticas. El paciente tiene que creer y buscar ayuda médica.

El tratamiento trata de cesar el aumento de las lesiones (estabilización del cuadro) y también la repigmentación de la piel. Existen medicamentos que inducen a la repigmentación de las regiones afectadas como tacrolimus derivados de vitamina D y corticosteroides.

La fototerapia con radiación ultravioleta B banda estrecha (UVB-nb) es indicada para casi todas las formas de vitiligo, con resultados excelentes, principalmente para lesiones de la cara y tronco. Se puede utilizar también la fototerapia con ultravioleta A (PUVA).

También se pueden emplear tecnologías como el láser, así como técnicas quirúrgicas o de trasplante de melanocitos. Algunas nuevas medicaciones están en fase de investigaciones y/o estudios y deben surgir lanzamientos a medio plazo.

Mucho cuidado con medicamentos milagrosos, fórmulas llamadas naturales, pues pueden llevar a la frustración y también a reacciones adversas graves.

El tratamiento del vitíligo es individualizado y debe ser tratado con un dermatólogo, según las características de cada paciente. Los resultados pueden variar considerablemente entre una persona y otra. Por lo tanto, sólo un profesional cualificado puede indicar la mejor opción.

Es importante recordar que la enfermedad puede tener un excelente control con la terapia adecuada y repigmentación completa, sin ninguna diferenciación de color.

Prevención

Los pacientes deben evitar los factores que puedan precipitar la aparición de nuevas lesiones o acentuar las ya existentes, como usar ropa apretada, o que provoquen fricción o presión sobre la piel, y disminuir la exposición solar. Controlar el estrés es otra medida.

Las lesiones provocadas por la enfermedad, no raramente, afectan significativamente en la calidad de vida y en la autoestima. Por eso, en la mayoría de los casos, se recomienda el tratamiento psicológico, que puede tener efectos bastante positivos en los resultados del tratamiento.

Otros remedios naturales que te pueden interesar

Acidez estomacalAcné
AdelgazarAfonía
AfrodisíacosAgujetas
AlergiasAlopecia (Caída del cabello)
AmigdalitisAmpollas
AnemiaAnsiedad
ArtrosisAsma
Bajar la presión arterialBalanitis
Blanquear dientesBlanquear piel
BlefaritisBronquitis
Cabello SaludableCalambres
Callos o durezasCansancio
CaspaCatarro
CelulitisCiática
CistitisColesterol
ColitisColon Irritable
Congestión nasalConjuntivitis
CucarachasDejar de beber
Dejar de fumarDepresión
DermatitisDiabetes
DiarreaDisfunción eréctil
Dolor de cabezaDolor de espalda
Dolor de estómagoDolor de garganta
Dolor de lumbagoDolor de muelas
Dolor de oídoDolor de pies
Dolor de reglaDolores musculares
Eczema o eccemaErisipela
EsguincesEstomatitis
EstreñimientoEstrés
Falta de apetitoFaringitis
FibromialgiaFiebre
FlemasFlemones
ForúnculosGarrapatas
GasesGastritis
GastroenteritisGingivitis
GolondrinosGolpes
GonorreaGota (ácido úrico)
GranosGripe
HemorroidesHepatitis
HerniasHerpes
Hígado grasoHipo
HongosHormigas
IncontinenciaIndigestión
Infección urinariaInfertilidad
InflamaciónInsomnio
Irritación de la pielJuanetes
LadillasLaringitis
Llagas en la bocaMal aliento
MareosMemoria
MenopausiaMigraña o Jaqueca
MocosMolusco Contagioso
MoratonesNáuseas
NerviosOjeras
Olor de piesOrzuelo
OtitisPicor de garganta
PiojosPsoriasis
QuemadurasReflujo gástrico
ResacaResfriado
RinitisRonquidos
RosáceaSarampión
SarnaSinusitis
Sudor o HiperhidrosisTinnitus o Acúfenos
TiroidesTos
TriglicéridosÚlceras
Uñas encarnadasUrticaria
VaginosisVaricela
VaricesVerrugas
VértigoVitíligo
Vómitos