Saltar al contenido

Remedios Caseros Para La Vaginosis

tratamiento natural para la vaginitis
Remedios Caseros Para La Vaginosis
¿Nos calificas?

Las mujeres tienen sus propios padecimientos que ameritan ser curados, siendo la vaginosis o vaginitis uno de estos padecimientos tan particulares. Esta afección, se desarrolla por la alteración de las bacterias saludables que yacen en el órgano reproductor femenino.

Ello hace que la vagina quede totalmente desprotegida antes virus, bacterias y muchos otros agentes más.

El flujo vaginal se torna amarillo, se siente ardor al orinar y diversos síntomas son los que provoca la vaginosis. Por tanto, se vuelve muy importante valerse de todos aquellos remedios caseros que pueden funcionar para acabar con esta molesta enfermedad.

Remedios caseros para la vaginosis o vaginitis

1.- Aceite de orégano

Capaz de dar buenos resultados al momento de devolver el órgano reproductor femenino a la normalidad. Tiene muchos compuestos antisépticos que reducen el grado de infección en la vagina y acelera el proceso de recuperación.

Para usarlo adecuadamente, procura mezclar dos gotas de este aceite con dos gotas más de aceite de coco y así, untar un poco el área afectada con la mezcla de aceites. Para esto último, tendrás que valerte de un algodón.

Otra manera de usarlo es ingiriendo esas mismas tres gotas de aceite de orégano tres veces al día.

2.- Fenogreco

Esta planta tan particular ha probado ser de utilidad para tratar la vaginosis aguda. Esto, gracias a las grandes propiedades antibacterianas que posee esta planta en cuestión. Siendo así, procede entonces a tomar un puñado de fenogreco para luego bañarlos en agua y triturarlos tanto como se pueda.

Cuando obtengas una especie de pasta homogénea, aplica la misma directamente en tu vagina, dejando reposar por un tiempo para luego enjuagar con agua tibia.

Puedes repetir este remedio de dos a tres veces al día, pudiendo mezclar el fenogreco con aceite de coco para mejorar su eficiencia y rango de precisión al eliminar la infección de la vagina.

3.- Ácido bórico

Las propiedades antifúngicas de este ácido tan particular pueden servir como tratamiento para vaginosis bacteriana y lograr acabar con ella de una vez por todas. Ni siquiera recordarás qué es vaginitis en realidad.

Tendrás que tomar un complemento en cápsulas que pueda tener ácido bórico para que así puedas colocarlo directamente en tu vagina todas las noches antes de dormir. A la mañana siguiente, enjuaga muy bien el área afectada con agua tibia y repite el proceso por al menos una vez más en la semana.

Este remedio no debe ser usado por mujeres embarazadas a menos que así se lo haya recetado algún doctor.

Alimentos que fungen como remedios caseros para la vaginosis

1.- Leche y alcanfor

Ambos productos no deben faltar en casa, ya que juntos pueden formar para la vaginosis bacteriana tratamiento que será realmente excelente. Es bien sabido que el alcanfor tiene el poder de aniquilar cualquier germen que tenga cerca, mientras que la leche puede hidratar y mejorar la textura de la piel.

Por tanto, mezcla dos partes de leche con una porción de alcanfor y luego aplica esta mezcla en el área más afectada. Enjuaga bastante bien con agua al cabo de unos 15 minutos y repite el proceso dos veces más al día.

2.- Jugo de arándano

Ya habiendo mencionado un tipo de ácido para la vaginosis tratamiento que funciona correctamente y para las bacterias cocoide, toca mencionar otro tipo de ácido que yace dentro del arándano y que también puede eliminar la vaginitis.

En este caso, tendrás que preparar un rico jugo de arándanos y tomarlo cotidianamente para que los efectos de la vaginosis desaparezcan de tu organismo. ¡Toma tanto jugo de arándano como quieras!

3.- Echinacea

Una planta que ayuda a mejorar la inmunidad del cuerpo femenino y que por tanto, ayuda a proteger a la mujer de la vaginosis. Siendo así y si la enfermedad es realmente grave, tendrás pues que tomar al menos 500g de echinacea al día, pudiendo ingerirla de diferentes maneras según lo prefieras.

Se recomienda acudir primero ante un especialista para corroborar que este remedio pueda ser de utilidad.

Queda más que demostrado que la vaginosis puede ser curada desde casa de una manera tan sencilla como eficaz. Solo resta probar la mayor cantidad de remedios posibles para que tu cuerpo vuelva a ser el de antes y puedas sentirte mucho mejor y libre de bacterias e infecciones.

¡Recuerda mantener una buena higiene íntima para que esta clase de malestar nunca aqueje tu vida cotidiana!

¿Qué es la Vaginosis bacteriana y cuáles son sus síntomas?

Cuando se habla de vaginosis bacteriana, se hace referencia explícitamente a la causa principal de la infección vaginal. Es pues, una malformación de las bacterias más nocivas para el organismo que puede llegar a tener una vagina ordinaria.

Como ya sabrás, el órgano reproductor femenino tiene toda clase de bacterias que coexisten en armonía sin causar inconvenientes. Por tanto, al presentarse situaciones extraordinarias dichas bacterias tienden a multiplicarse y causar esta peculiar enfermedad.

También se le suele conocer por las siglas VB. Además, esta infección puede acarrear la siguiente gama de síntomas:

  • Coloración blanca o grisácea del flujo vaginal.
  • Olor muy desagradable del flujo vaginal, llegando a asemejarse con el olor de un pescado.
  • Fuerte ardor en las adyacencias de la vagina.
  • Fuerte picazón por dentro y por fuera de la vagina.

Curiosamente, puede que la presencia de vaginosis bacteriana no te cause ningún tipo de síntoma en particular. Sin embargo, ello no indica que una infección aún peor no se esté gestando allí abajo. Por ende, ¡debes mantenerte alerta y acudir de manera cotidiana a hacerte todos tus chequeos ginecológicos!

Por otra parte, si los síntomas sí existen y son realmente insistentes, no lo pienses dos veces y acude ante un profesional. ¡Esta persona podrá decirte como debes proceder para eliminar la VB en dado caso de que la poseas!

Causas y factores de riesgo de la Vaginosis bacteriana

Exactamente no se conoce la causa o el porqué de la formación de vaginosis bacteriana. Todo parece indicar, que sencillamente la exposición a ciertas condiciones físicas puede hacer evolucionar esta infección.

No obstante, ¡nada se puede asegurar respecto a este tema! Lo que sí se puede decir, es que la VB puede atacar tanto a niñas como a jóvenes y mujeres adultas. ¡No tiene edad aparente de incidencia!

Pese a que no se conozcan las causas, ciertamente se pueden evidenciar algunos factores de riesgo. Estos mismo, son los que propician la aparición de la VB al menos en un mayor porcentaje. Siendo así, se puede decir que los factores de riesgo son:

  1. La mala higiene íntima que una señorita puede llegar a tener.
  2. El uso desmedido de baños púbicos.
  3. El uso de jabones nocivos para la piel que solo logran irritar la misma.
  4. Usar pantimedias la mayor parte del tiempo.

¡Esto puede desencadenar VB sin que siquiera te des cuenta! Por tal motivo, lo más sano que se puede hacer es evitar hacerlo. En dado caso de que se tenga la infección, no se puede hacer más que tratarla de la mejor manera posible. Dicho punto, de hecho, es el que se tocará justo en estos momentos.

Diagnóstico y tratamiento de la Vaginosis bacteriana

Puede que al sentir los síntomas de la VB  puedas inferir que la posees. No obstante, para estar seguros, lo más sensato sería acudir ante un ginecólogo para que pueda inspeccionar la zona afectada.

Esta persona, puede que incurra en realizarte un examen pélvico para así diagnosticar la vaginosis bacteriana. Por tanto, es recomendable que no uses tampones ni mantengas relaciones sexuales al menos 24 hora antes de asistir. ¡De esta forma se podrá obtener resultados mucho más exactos!

Este examen previamente mencionado, consiste en inspeccionar la vagina con lo que se conoce como espéculo. El mismo, una vez introducido, se abrirá ligeramente para mantener la vagina abierta mientras se le examina.

¡Puede que el médico tome muestras del flujo vaginal para analizarlas! Una vez obtenidos los resultados, se puede constatar si efectivamente existe o no una infección por VB.

En el supuesto caso de que exista la VB, la mejor manera de tratarlo tendría que ser pastillas y cremas antibióticas. Esto, por supuesto, siguiendo fielmente las reglas que te tenga que mencionar el especialista en el área. ¡De esta manera se estila a tratar la vaginosis bacteriana!

Por si esto te preocupa, bien se puede decir que no es verdaderamente contagiosa. Esto, por supuesto, si mantienes relaciones sexuales de índole heterosexual. ¡Efectivamente puedes contagiar esta infección a otra mujer si mantienen un contacto muy ínfimo!

De ser así, ambas señoritas deberán de someterse al tratamiento que pueda recetar el ginecólogo o especialista. Además, tampoco puede ser considerada como una enfermedad de transmisión sexual.

¿Se puede prevenir la Vaginosis bacteriana?

En vista de que no es más que una infección, efectivamente puedes llegar a prevenirla. Para ello, tendrías que estar al corriente de todas las irregularidades que tu cuerpo femenino podría traer consigo.

Cosas como “cuándo debería de llegar la regla” no deberían ser ajenas a tus conocimientos. Además, debes procurar ser muy meticulosa en asuntos relacionados a la higiene personal.

Básicamente, si quieres prevenir la vaginosis bacteriana deberás:

  • Evitar las duchas vaginales a menos de que las realices tú bajo estrictos parámetros de limpieza.
  • Utilizar, en la medida de lo posible, preservativos a la hora de mantener relaciones sexuales.
  • No ducharse ni utilizar baños públicos bajo ningún concepto.
  • Limitar el número de parejas con las cuales se mantengan encuentros sexuales.

Misma que, por cierto, puede llegar a complicarse si no se trata o se elimina satisfactoriamente. ¿Que cuáles son las complicaciones? Pues son las que se listan a continuación:

  • Desarrollo de cualquier enfermedad de transmisión sexual.
  • Complicaciones severas que pueden afectar futuros embarazos.

¡Puede llegar a ser peligroso para una mujer! Así que, no te descuides por nada y siempre procura mantenerte debidamente saludable. ¡Depende de ti ahora estar bien y no contraer VB!

Otros remedios naturales que te pueden interesar

Acidez estomacalAcné
AdelgazarAfonía
AfrodisíacosAgujetas
AlergiasAlopecia (Caída del cabello)
AmigdalitisAmpollas
AnemiaAnsiedad
ArtrosisAsma
Bajar la presión arterialBalanitis
Blanquear dientesBlanquear piel
BlefaritisBronquitis
Cabello SaludableCalambres
Callos o durezasCansancio
CaspaCatarro
CelulitisCiática
CistitisColesterol
ColitisColon Irritable
Congestión nasalConjuntivitis
CucarachasDejar de beber
Dejar de fumarDepresión
DermatitisDiabetes
DiarreaDisfunción eréctil
Dolor de cabezaDolor de espalda
Dolor de estómagoDolor de garganta
Dolor de lumbagoDolor de muelas
Dolor de oídoDolor de pies
Dolor de reglaDolores musculares
Eczema o eccemaErisipela
EsguincesEstomatitis
EstreñimientoEstrés
Falta de apetitoFaringitis
FibromialgiaFiebre
FlemasFlemones
ForúnculosGarrapatas
GasesGastritis
GastroenteritisGingivitis
GolondrinosGolpes
GonorreaGota (ácido úrico)
GranosGripe
HemorroidesHepatitis
HerniasHerpes
Hígado grasoHipo
HongosHormigas
IncontinenciaIndigestión
Infección urinariaInfertilidad
InflamaciónInsomnio
Irritación de la pielJuanetes
LadillasLaringitis
Llagas en la bocaMal aliento
MareosMemoria
MenopausiaMigraña o Jaqueca
MocosMolusco Contagioso
MoratonesNáuseas
NerviosOjeras
Olor de piesOrzuelo
OtitisPicor de garganta
PiojosPsoriasis
QuemadurasReflujo gástrico
ResacaResfriado
RinitisRonquidos
RosáceaSarampión
SarnaSinusitis
Sudor o HiperhidrosisTinnitus o Acúfenos
TiroidesTos
TriglicéridosÚlceras
Uñas encarnadasUrticaria
VaginosisVaricela
VaricesVerrugas
VértigoVitíligo
Vómitos