Saltar al contenido

Remedios Caseros Para La Urticaria

tratamientos naturales para la urticaria
Remedios Caseros Para La Urticaria
5 (100%) 1 vote

La urticaria no es más que una simple reacción alérgica que se puede desarrollar en la piel. Sus causas pueden ser diversas, abarcando desde una picadura de insecto hasta el consumo o contacto con alguna sustancia en particular.

Es bien sabido que es una afección de la piel que se manifiesta en forma de ronchas rojas. Puede darse a cualquier edad y suele ser mucho más común en mujeres que en hombres.

Dicha reacción desencadena pequeñas protuberancias rojas alrededor del cuerpo, trayendo consigo mucha comezón, hinchazón y hasta dolor corporal. Para tratarla correctamente, nada mejor que algunos remedios caseros que no son difíciles de preparar.

Remedios caseros para la urticaria que siempre funcionan

La harina de avena

Una manera muy eficaz de apaciguar los picores de la urticaria consiste en tomar de una a dos cucharadas de harina de avena. Esta misma, deberá ser mezclada con agua tibia para que así puedas darte un baño con ella. El agua no debe estar muy caliente y la avena debe estar finamente molida para que funcione.

Compresas frías

Simple pero efectivo tratamiento para la urticaria aguda. Simplemente tendrás que tomar algunos hielos y colocarlos en una compresa para que, al momento de sentir una fuerte comezón por la urticaria, puedas aplicarte esta compresa en el área que más te molesta y así disminuir el ardor y la picazón.

Ten presente que el área con urticaria leve debe estar debidamente limpio para que la compresa pueda surtir efecto.

Bicarbonato de sodio

Este ingrediente no debe faltar en tu hogar por nada, ya que con él se pueden formar los mejores remedios caseros para la intoxicación. En este caso, usarlo para la urticaria implica llenar una bañera de agua y mezclarla con una cucharada de bicarbonato de sodio.

Acto seguido, introduce la zona que más molestia te da por la urticaria o, si gustas, introduce todo tu cuerpo por al menos 20 minutos. Pasado este tiempo, sal de la bañera y seca tu cuerpo de manera sutil y suave, mediante pequeños golpes.

Manzanilla

Los beneficios de esta poderosa infusión se hacen ver más que nunca cuando se habla de la urticaria por estrés. Siendo este el caso, toma entonces dos cucharadas de flores de manzanilla y colócalas en una taza de agua para que hierva.

Pasado unos 5 minutos, retira del fuego y cuela la manzanilla, para finalmente proceder a agregarle una cucharada de miel a la solución. Puedes tomar este rico té de manzanilla tres veces al día para que la urticaria desaparezca de una vez por todas.

Leche

Para la urticaria tratamiento que siempre tiende a funcionar es el que hace uso de la leche, calmante natural que muy pocas personas utilizan como tal. Simplemente pon a calentar un poco de leche y, una vez caliente o tibia, sumerge una toalla en ella para luego aplicar la misma en la zona afectada.

Hay quienes sostienen que la compresa de leche debe ser tomada fría y no caliente, pese a que ambas opciones funcionen igual de bien. ¡Tú decides!

Albahaca

Bañarse en té de albahaca puede ser la respuesta que tanto estabas buscando a la pregunta de cómo curar la urticaria. Y es que en china utilizan este particular ingrediente culinario para sanar las alergias, comezones y demás.

Siendo de esta manera, puedes tomar una onza de albahaca seca e introducirla en un litro de agua para luego empezar a hervir esta solución. Cuando el agua cambie de color ligeramente, retira del fuego y deja reposar, para luego lavar tu cuerpo (o el área con urticaria) con esta agua tan particular.

Vitamina C

Como último consejo para la tratar la urticaria se puede mencionar el aumento de la vitamina C en el cuerpo. Es este nutriente tan importante el que mantiene debidamente alejado del organismo a todas aquellas sustancias que nos pudiesen dar alergia.

Por consiguiente, procura aumentar tu ingesta de alimentos cítricos ya que estos son los más apropiados para obtener altas dosis de vitamina C.

Principales características de la Urticaria

Lo primero que resalta, como bien ya se dijo, es la aparición de ronchas en la piel. Las mismas, suelen ser de una tonalidad rojiza y suelen estar acompañadas de elevaciones de la piel. La misma suele verse altamente hinchada. Es una de las enfermedades cutáneas más frecuentes en el mundo.

Algo que también la caracteriza enormemente es su picor tan particular. El mismo, suele conocerse con el nombre de prurito y es tan insistente como molesto. A las ronchas previamente mencionadas también se les conoce como “habones“.

Entre las áreas más comunes donde se suele desarrollar se encuentra el tronco, el pecho y las nalgas. Pese a esto, esta enfermedad puede aparecer en cualquier parte del cuerpo sin previo aviso. Curiosamente, existen dos tipos muy comunes alrededor del mundo:

  1. La Urticaria aguda, la cual se presenta con lesiones que no duran más de 6 semanas.
  2. La Urticaria crónica, capaz de durar mucho más de 6 semanas en la piel.

Pese a lo anterior dicho, la Urticaria común suele durar de 2 a 6 horas sin dejar efectos negativos en la piel. En otras palabras, es un padecimiento que no deja marca ni ninguna otra lesión corporal externa. ¡Es una enfermedad de la piel que no deja secuelas!

A los tipos antes mencionados se le puede agregar otros tipos de padecimientos similares. Los mismos, suelen variar tanto en sus características como en su modo de infección. Dichos tipos son:

  • La Urticaria por contacto.
  • La Urticaria autoinmune, producida por el mismo cuerpo por causas posiblemente desconocidas.
  • La Urticaria colinérgica.
  • La Urticaria al frío.
  • La Urticaria acuagénica.

Estimaciones afirman que la Urticaria aguda la padecen entre un 15 y un 25% de la población mundial. Además, es más común en mujeres entre los 20 y los 40 años de edad. De hecho, ¡afecta a dos mujeres por cada hombre!

Cuando se encuentra muy extendida a lo largo de la piel, esta suele tener forma anillada. Dicha extensión es propensa a alcanzar los 20 centímetros de anchura en casos cotidianos.

Ello no indica que no pueda llegar a ser más grande. Además, las ronchas o habones suelen aparecer y desaparecer de manera aleatoria. Puede que la aparezca después de haber desaparecido varios días atrás.

Síntomas

Esta enfermedad es una de las pocas enfermedades de la piel que pueden reconocerse a simple vista.  Su síntoma más común y característico es la picazón pruriginosa que viene acompañada de hinchazón de la piel y enrojecimiento. A esto último se le conoce como eritema.

En menor instancia, puede acompañarse de los siguientes síntomas:

  • Taquicardia.
  • Fiebre.
  • Tensión baja o hipotensión.
  • Dolor en las articulaciones (sobre todo en la zona afectada).
  • Dolor de cabeza.
  • Estreñimiento.
  • Rinitis.
  • Vómitos y nauseas.
  • Asma y dolores abdominales.

Los síntomas antes recalcados suelen ser más palpables en las urticarias crónicas o de cualquier otro tipo más agresiva. No es tan común tener todos estos síntomas, pero de presentarse éstos, lo más recomendable es que se asista ante un especialista en el área.

A estos síntomas antes listados se puede agregar también la pérdida de apetito y malestar general.

Causas

En la mayoría de los casos, se origina gracias a la reacción alérgica del cuerpo ante una sustancia. ¿Que cómo funciona esto? Pues muy simple. Ante una reacción alérgica, el cuerpo segrega una sustancia llamada histamina dentro del torrente sanguíneo.

Esta misma, es la causante de que la zona afectada por la alergia se torne rojiza y empiece a picar.

Pese a lo anterior dicho, resulta ser una enfermedad muy variada en cuanto a causas se refiere. Todo gracias a que termina siendo una gran alergia del cuerpo ante una sustancia en particular. Por ende, se pueden listar las causas más comunes de la siguiente manera:

  1. Las causas Inmunológicas: Provocadas por alimentos, medicamentos o ingredientes específicos. Se puede tener contacto con los mismos de manera tópica o interna, ingiriendo esos determinados alimentos. Entre estas causas inmunológicas de la Urticaria se encuentra:
    • Conservantes empleados en la elaboración de embutidos como jamón o salchicha.
    • Antibióticos del grupo de la penicilina.
    • Alergia a los huevos, trigos, mariscos y frutos secos.
    • Contacto con plantas como el aloe vera o cosméticos como el látex.
    • Aquí también entran las picaduras de mosquitos o cualquier otro insecto capaz de picar a las personas.
  2. Las causas No inmunológicas: Incluyendo todas aquellas otras causas no relacionadas a sustancias o alimentos particulares. Entre estas causas no inmunológicas de la Urticaria se encuentra:
    • El ejercicio, la sudoración o el frio extremo. ¡El roce constante con la piel también cuenta! Todas estas causas son las que provocan la llamada Urticaria física.
    • Infecciones virales tales como bacterias o el virus de Epstein-Barr.

Como se puede apreciar, esta enfermedad de la piel es propiciada por un centenar diferente de causas. Esto, motivado a la poca tolerancia que el cuerpo posee con algunas cosas que habitan en el mundo. Lo más curioso del asunto, es que cerca del 50% de los casos no poseen una causa clara. Es decir, no se puede determinar con certeza qué es lo que la causa en el cuerpo.

Tratamientos

Primero se debe alejar al afectado de la sustancia que le provoque el brote alérgico. Esto, por supuesto, de conocerse la causa real. Después de esto solo hace falta esperar que se revierta sola.

Cuando son padecimientos un poco más severos, se necesita seguir un tratamiento antihistamínico. El mismo, promete aliviar el picor de la Urticaria y cualquier otro síntoma que pueda desarrollar.

Eso sí, dicho tratamiento debe ser prescrito por un especialista en el área para evitar inconvenientes. ¡Estos son tratamientos que, mal seguidos, pueden desencadenar graves efectos secundarios!

En casos realmente extremos, el tratamiento puede estar ligado con administrar adrenalina de manera subcutánea. Sin embargo, ¡esto no suele ser tan común como te lo imaginas! Este brote de alergia suele ser pasajero y no suele desencadenar complicaciones alarmantes. Aun así, ¡siempre opta por acudir ante un profesional en el área!

Diagnóstico

Los síntomas propios de la Urticaria son el mejor (por no decir el único) indicativo para acudir a un diagnóstico. Si se provee al médico de la información necesaria, el diagnóstico suele ser seguro y sencillo de realizar.

En casos apremiantes, dicho diagnóstico suele incluir pruebas de sangre, además de suministrar al paciente sustancias específicas. Esto último, para ver si realmente desarrolla alergia ante esta sustancia particular.

La biopsia de la piel suele ser necesaria en casos de tenerla crónica, más si se presentan las siguientes situaciones:

  • Habones o ronchas que perduran más de dos días en el cuerpo.
  • Lesiones de tonalidades moradas que quedan como consecuencia de un brote en el cuerpo.
  • Habones que solamente aparecen en las articulaciones del cuerpo.
  • Velocidad de sedimentación globular demasiado elevada.
  • Respuesta escasa o nula a los corticoides.

Cómo prevenir la Urticaria

Con todo lo dicho hasta ahora, no queda más que agregar algunas recomendaciones para prevenirla. Dichas recomendaciones se pueden listar de la siguiente manera:

  • Procura mantener contacto nulo con aquellos alimentos que te provoquen Urticaria.
  • Consultar a tu médico de confianza cuando empiecen los primeros síntomas de la misma.
  • Es recomendable, en caso de ser una persona extremadamente alérgica, llevar consigo una dosis de adrenalina. De esta forma, podrás contrarrestar la mayor cantidad de síntomas perjudiciales para tu salud.
  • Puedes probar con baños de avena si el picor se torna insoportable. Esto puede llegar a calmarlo enormemente.
  • Evita, tanto como puedas rascarte. ¡Esto solo hace que la misma se propague más por tu organismo! Además, esto incentiva a la producción de infecciones que ponen en riesgo tu salud.

Así es como puedes prevenirla. De más está decir que conozcas perfectamente bien a tu cuerpo para poder preverla eficientemente. De ti depende ahora estar completamente saludable.

Otros remedios naturales que te pueden interesar