Saltar al contenido

Remedios Caseros Para La Tos Ferina

tratamiento natural para la tos ferina

Termina de una vez por todas con tus malestares utilizando estos excelentes remedios caseros para la tos ferina. Dale un fin inmediato a esta tos que se alza como la peor que cualquiera pudiese padecer. ¿Quieres saber más?

Entonces no te despegues de aquí y descubre todos los remedios que pueden hacerte sentir bien en poco tiempo.

Remedios naturales para la tos ferina que sí funcionan

La tos ferina, también llamada tos convulsa, es una enfermedad infecciosa aguda que resulta ser realmente contagiosa. Es causada por una bacteria de nombre Bordetella Pertussis y se caracteriza por una fuerte y violenta tos.

De hecho, dicha tos es tan aversiva que se puede sentir asfixia desmedida y ruidos estridentes mientras se respira.

Aunque es capaz de llegar a ser mortal, es posible tratarla utilizando estos remedios caseros contra la tos ferina:

  • Como remedio natural se encuentra la ingesta de diversas clases de sopas. Estas mismas, ayudan a disminuir la mucosidad en el cuerpo y aliviar la tos, la gripe y el resfriado. La sopa más recomendada para estos casos es la sopa de pollo, con gran variedad de verduras.
  • El jarabe de rábano es otro de los mejores remedios caseros para la tos ferina. Si quieres prepararlo, necesitarás licuar de 8 a 10 rábanos debidamente cortados y limpiados. Luego, agrega una taza de jugo de limón a la mezcla al igual que medio vaso de agua. Una vez observes homogeneidad en la mezcla, tendrás que colarlo y añadir la miel. Finalmente, lo hierves por 30 minutos y así tomas de dos a tres cucharadas del jarabe cada 4 horas por 5 días aproximadamente.
  • Para eliminar la tos ferina hace falta pensar en remedios novedosos y funcionales. Es allí donde entra este remedio casero que incluye una Coca Cola y una cebolla entera. Pica la cebolla en trozos y ponlas a hervir junto a la Coca Cola por al menos 5 minutos. Hecho esto, cuela la cebolla y toma la bebida gaseosa con cebolla todas las noches antes de dormir.
  • Los baños con agua caliente siempre serán una buena opción para detener la tos ferina de manera acelerada. Así pues, incurre en bañarte con agua caliente al menos una vez al día para relajar tus fosas nasales y disminuir la mucosidad.
  • Por supuesto que no puede faltar el té de miel con limón que hará desparecer la tos ferina rápidamente. Relaja la irritación de la garganta y puede hasta calmar los dolores musculares asociados a la tos. Tómalo al menos tres veces al día y no te preocupes por nada.
  • Aplica un poco de aceite de menta en tu espalda y en tu pecho para así combatir la tos ferina. Ello deberás hacerlo entre una y dos veces al día, siendo una de estas veces antes de dormir.

Recuerda siempre acudir ante el asesoramiento de un especialista para tratar adecuadamente la tos ferina. Este especialista está en la capacidad de ver cómo zafarte de esta enfermedad.

Si lo combinas con estos remedios naturales caseros previamente mencionados, realmente no habrá ferina que pueda con tu buena salud. ¡Ya lo sabes!

La tos ferina durante el embarazo

En caso de que el resfriado pase a mayores y poseas una tos ferina, puedes necesitar un tratamiento especial. Esta consiste principalmente en una tos infecciosa que resulta ser excesiva y muy violenta. Para evitar esta enfermedad se recomienda colocarse la vacuna TDAP.

Al colocar esta vacuna, se protege al bebé ante cualquier posible contagio que pueda ocurrir durante el embarazo. Además de ello, se protege durante los dos primeros días de nacido y así se previene la enfermedad.

Los remedios caseros para el resfriado en embarazada que aquí te compartimos son los mejores que puedes encontrar. Aprovecha entonces y toma nota para esos momentos de malestar.

Otros remedios naturales para la tos