Saltar al contenido

Remedios Caseros Para La Tinnitus

remedios naturales para los acúfenos

¿Estás exhausto de padecer esos molestos ruidos en la cabeza?, prueba entonces estos remedios caseros Aquí podrás encontrar unos remedios naturales para la tinnitus o esos molestos zumbidos que pueden aturdirte durante todo el día.

Puedes aplicarlos sin siquiera salir de tu casa, ya que estos te ayudan a estar en calma y a no oír más de lo que debes. ¡No dejes de saber más al respecto!

Qué es la tinnitus y cuáles son sus causas

La tinnitus es una enfermedad de tipo Coclear que a raíz de ruidos constantes, ocasiona irritación del Núcleo Coclear Dorsal. También se conoce como acúfeno y se describe como la percepción de zumbidos en la cabeza. Dichos sonidos, se pueden escuchar en cualquier parte del cráneo o en ambos oídos por igual.

Vale mencionar, que la tinnitus no es una enfermedad sino más bien un síntoma que puede surgir esporádicamente. Dicho síntoma, se empieza a vislumbrar cuando alguna zona del aparato auditivo empieza a fallar. Dichos fallos pueden deberse a:

  • Escuchar música muy elevada la mayor parte del tiempo.
  • Envejecer.
  • El padecimiento de una enfermedad que dañe los oídos como la enfermedad de Ménière.

Con todo y eso, este síntoma puede ser tratado correctamente si se conoce el tratamiento adecuado. Esto último, es lo que se mencionará a continuación. ¡Conoce los mejores tratamientos para la tinnitus justo ahora!

Los mejores remedios caseros para la tinnitus

Entre esos tratamientos excelentes para la tinnitus se puede encontrar lo siguiente:

  1. Las hojas de la Ginkgo Biloba: Capaces de tratar dolencias físicas en todas partes del cuerpo. ¡Sobre todo esas zonas tan difíciles de tratar como los oídos! Realiza un té de hierbas con las hojas del árbol Ginkgo Biloba y tómalo durante todas las noches. Si el zumbido aún persiste, entonces trata de conseguir extracto o concentrado de Ginkgo Biloba y tómalo con abundante agua. ¡El sonido molesto desaparecerá por si solo!
  2. La piña: Alta en bromelina, contenido que ayuda a tratar la tinnitus de forma excepcional. Puedes ingerir rodajas de piña durante un par de semanas e inclusive hacer jugo con ella. ¡Come piña para eliminar la tinnitus!
  3. Remedio a base de ajo: Uno de los muchos medicamentos contra la tinnitus que no puedes dejar de conocer. La preparación de este remedio es bastante sencilla:
    • Primero toma media cucharada de aceite de mostaza y mézclalo con un diente de ajo triturado.
    • Luego, calienta este aceite hasta que cambie de color.
    • Deja reposar hasta que se enfríe y luego de esto, vierte dos pequeñas gotas en el oído. Realiza este tratamiento dos veces al día y verás cómo mejora tu audición.
  4. Cebolla para contrarrestar la tinnitus: Entre las muchas propiedades que tiene la cebolla, resalta su propiedad antiinflamatoria. Ello ocasiona que sea perfecta para erradicar la tinnitus si el mismo está ocasionado por una inflación auditiva. Has lo siguiente:
    • Toma un cuarto de cebolla y machácalo hasta que se haga pasta.
    • Trata de sacarle el jugo a esa pasta que acabas de hacer.
    • Busca un gotero y echa en tu oído unas dos gotas de este remedio en el mismo.

¡Ya no hay excusa para tener tinnitus!

Otros remedios naturales que te pueden interesar

Acidez estomacal Acné
Adelgazar Afonía
Afrodisíacos Agujetas
Alergias Alopecia (Caída del cabello)
Amigdalitis Ampollas
Anemia Ansiedad
Artrosis Asma
Bajar la presión arterial Balanitis
Blanquear dientes Blanquear piel
Blefaritis Bronquitis
Cabello Saludable Calambres
Callos o durezas Cansancio
Caspa Catarro
Celulitis Ciática
Cistitis Colesterol
Colitis Colon Irritable
Congestión nasal Conjuntivitis
Cucarachas Dejar de beber
Dejar de fumar Depresión
Dermatitis Diabetes
Diarrea Disfunción eréctil
Dolor de cabeza Dolor de espalda
Dolor de estómago Dolor de garganta
Dolor de lumbago Dolor de muelas
Dolor de oído Dolor de pies
Dolor de regla Dolores musculares
Eczema o eccema Erisipela
Esguinces Estomatitis
Estreñimiento Estrés
Falta de apetito Faringitis
Fibromialgia Fiebre
Flemas Flemones
Forúnculos Garrapatas
Gases Gastritis
Gastroenteritis Gingivitis
Golondrinos Golpes
Gonorrea Gota (ácido úrico)
Granos Gripe
Hemorroides Hepatitis
Hernias Herpes
Hígado graso Hipo
Hongos Hormigas
Incontinencia Indigestión
Infección urinaria Infertilidad
Inflamación Insomnio
Irritación de la piel Juanetes
Ladillas Laringitis
Llagas en la boca Mal aliento
Mareos Memoria
Menopausia Migraña o Jaqueca
Mocos Molusco Contagioso
Moratones Náuseas
Nervios Ojeras
Olor de pies Orzuelo
Otitis Picor de garganta
Piojos Psoriasis
Quemaduras Reflujo gástrico
Resaca Resfriado
Rinitis Ronquidos
Rosácea Sarampión
Sarna Sinusitis
Sudor o Hiperhidrosis Tinnitus o Acúfenos
Tiroides Tos
Triglicéridos Úlceras
Uñas encarnadas Urticaria
Vaginosis Varicela
Varices Verrugas
Vértigo Vitíligo
Vómitos