Saltar al contenido

Remedios Caseros Para La Sarna

tratamiento natural para la sarna
Remedios Caseros Para La Sarna
5 (100%) 1 vote

La sarna o escabiosis es una singular reacción alérgica del cuerpo producida por un parásito llamado Sarcoptes scabiei. El mismo, cuela sus huevecillos en todo nuestro organismo, lo que hace que nos empiece a picar la piel y a generarse en la misma rosetones y marcas color rojo.

Existen muchas formas de tratar la sarna de tal manera de que no termine perjudicando la salud del que la padece. Sin embargo, la mejor manera sería aplicando en casa varios remedios naturales que sirven en contra de la sarna.

Los mejores remedios caseros para la sarna

1.- El aceite de nim es el primer remedio casero del cual hacer mención, gracias a sus poderosas propiedades pesticidas contra el parasito de la sarna. Además, es muy fácil de conseguir en las tiendas naturistas y farmacias, por lo cual no se hace un remedio tan poco accesible.

Toma, pues, un poco de este aceite al natural y aplícalo directamente en la zona infestada por la sarna. De esta forma, exterminarás al parásito de una vez por todas y también podrás evitar que se propague el malestar.

2.- El aloe vera no podía faltar en esta lista de remedios caseros para la escabiosis. Más, porque resulta ser que el aloe tiene excelentes propiedades antibacterianas y también regeneradoras de la piel.

Puedes usarlo, entonces, para aliviar los picores de la sarna y las molestias que genera aplicando el gel de una penca de sábila directamente en el área afectada. Deja que este gel actúe por 30 minutos y luego remueve el mismo con abundante agua. Repite este remedio de dos a tres veces por día.

3.- Otro de los remedios para curar la escabiosis resulta ser el que se obtiene de la cúrcuma, una especia más que perfecta para esta enfermedad. Usar la cúrcuma apropiadamente implica tomar una cucharada de esta especia en polvo y mezclarla con jugo de limón y agua a partes iguales.

La pasta obtenida deberás colocarla en la zona afectada, dejando que la misma repose por al menos una hora. Finalmente retira la pasta con abundante agua y luego repite el proceso al menos una vez al día.

4.- Mezclar aceite de árbol con aceite de oliva y aplicarlo en el área afectada también es un remedio más que excelente para tratar eficientemente la sarna y los parásitos en general.

Dicha aplicación debe hacerse con un algodón para no irritar el área afectada y también debe hacerse tres veces al día. Antes de aplicar este remedio casero para la sarna procura lavar muy bien el área a tratar y mezclar de la misma manera estos dos aceites tan especiales.

Los remedios caseros para la escabiosis que siempre funcionan

5.- Una manera de combatir la sarna es utilizando remedios caseros capaces de cambiar el pH de la piel. Entre estos, el que más resalta es el vinagre blanco, ideal para tratar no solo la sarna sino picaduras, quemaduras y cualquier otro tipo de inflamación que tengas en la piel.

Siendo así, toma entonces media taza de vinagre blanco y mézclalo con media taza de agua. Ayúdate de un algodón para tratar la zona afectada y así curarte en pocos días de la sarna.

Lleva a cabo para la sarna tratamiento por al menos 15 días, aplicando este remedio en el área afectada tres veces a diario.

6.- Tomar un baño de agua caliente mezclado con un poco de pimienta cayena también es una buena idea al momento de tratar la sarna. Este ingrediente tan particular de la cocina puede calmar la picazón de la sarna y hacer que esta deje de molestar en un abrir y cerrar de ojos.

Procura, pues, agregar una taza de pimienta cayena a una bañera con agua caliente para que luego sumerjas todo tu cuerpo en la misma. Cuando el agua se enfríe, sal de la bañera y enjuaga todo tu cuerpo con agua fría.

Utiliza el ya mencionado remedio de cayena una vez al día hasta que la enfermedad se cure completamente.

7.- El aceite esencial de lavanda es el último de los remedios que se citarán. El mismo, responde gratamente a la pregunta de cómo curar la sarna de una vez por todas.

Tan solo tendrás que tomar un baño con agua caliente y mezclar el agua con al menos 5 gotas de aceite de lavanda y aceite de oliva respectivamente. Permanece en el agua por al menos 15 minutos y luego sal y enjuaga tu cuerpo con agua tibia. ¡Haz esto todos los días hasta que mejores!

Si la sarna llega a tornarse un tanto difícil de tratar, no lo pienses dos veces y acude con un profesional. ¡Recuerda que depende de ti gozar de buena salud! Ahora ya no hay excusa que valga para que puedas tener esa salud que tanto se te escabulle de tus manos. ¿Qué esperas para sentirte bien?

Principales características de la Sarna

La tan famosa Escabiosis resulta ser una ectoparasitosis propagada a nivel mundial actualmente. Es capaz de afectar a todas las razas de la tierra y también se conoce como arador de la sarna.

Al ser una ectoparasitosis, resulta ser causada por ácaros o parásitos microscópicos que se cuelan en la piel. Los mismos, se encargan de infectar la mayor parte de la piel por donde puedan llegar a pasar. Estos parásitos no duran vivos más de tres días.

Si esta enfermedad se caracteriza por algo, ello debe ser por su particular modo de aparecer en la piel. Básicamente parecen pequeñas picadas color rojo por casi toda la piel. Dichas picadas también pueden llegar a parecerse a ampollas o pequeños granos que se extienden por toda la superficie afectada.

Curiosamente, la Sarna no está ligada en lo más mínimo con la falta de higiene que pueda tener una persona. Aunque esto puede llegar a afectar en cierto grado al padecimiento!

Cuando la Sarna afecta al cuerpo infantil, es normal encontrar este brote en zonas como la cabeza o el cuello. También es común en la palma de las manos y de los pies cuando se trata de niños.

Por su parte, los adultos tienen mucha más tendencia a desarrollarlo entre los dedos, el abdomen y las muñecas. Los pezones de las mujeres también pueden llegar a ser afectados al igual que los genitales.

¿Los animales pueden contagiar la Sarna?

Pese a que todos somos propensos a padecerla (incluido los animales) ello no significa que los mismos puedan contagiarla. La sarna animal es muy diferente a la que puede padecer un humano. Por ello, no es común o siquiera pensar hablar de contagio por medio animal.

Los ácaros que causan la sarna animal suelen ser de una especie diferente a los ácaros causantes de Sarna humana. Por consiguiente, hablar de contagio por esta vía se torna algo sumamente remoto e improbable. Aunque ello no indica que no llegue a ser posible.

Generalmente, en los animales la que se diagnostica con más frecuencia es la llamada sarna sarcóptica. La misma, suele alojarse en los perros domésticos y es capaz de causarles una muerte prematura.

Este padecimiento en los animales suelen ser muy comunes cuando los mismos no gozan de los cuidados adecuados. Por eso es que hay que llevarlos cuanto antes con un veterinario.

Algo que sí resulta curioso, es que la misma sí podemos llegar a contagiársela a los gorilas. Además, la sarna que agobia a las aves de corral se le suele llamar “sarna de pierna”. ¡Seguramente esto no lo sabias!

Síntomas comunes de la Sarna

Otro aspecto capaz de caracterizar esta enfermedad cutánea es sin duda sus síntomas tan particulares. Curiosamente, estos síntomas aparecen entre 3 y 6 semanas después del contagio con el mencionado ácaro.

No obstante, si resulta ser un brote recurrente, dichos síntomas pueden aflorar mucho antes de este tiempo mencionado. Siendo así, se puede decir que los síntomas comunes de la Escabiosis son:

  1. Picor excesivo en la piel afectada, síntoma principal y por el cual se puede reconocer. Este picor es producto de todos aquellos mecanismos de defensa del cual se basta la piel para protegerse. Se podría decir, pues, que este picor es solo una alergia a los ácaros que la piel posee involuntariamente. En un principio, el picor se puede llegar a sentir solo en la zona donde el ácaro atacó al organismo. No obstante, a medida que la enfermedad avance, el picor se irá expandiendo por todo el cuerpo.
  2. Surcos delicados de color gris, los cuales son alteraciones de la piel propias del peculiar parásito. Las mismas, aparecen con más frecuencia en las zonas más desprovistas de vello corporal. ¡Estos surcos demuestran que el ácaro se ha abierto paso por la mayor parte de tu piel! Estos surcos pueden llegar a ser lesiones primarias.
  3. Ardor de la piel, producto de la particular alergia que el órgano más externo de nuestro cuerpo puede desarrollar. Este mismo ardor puede llegar a formar los ya mencionados nódulos rojizos de la sarna. Pueden llegar a medir hasta 2 centímetros de diámetro.

Ante todo esto, se puede mencionar que existe otro tipo especial de Escabiosis conocida como Sarna noruega. La misma, afecta de manera desproporcionada a las personas que padecen de sida.

Para este tipo de sarna, la picazón no existe y en vez  nódulos cutáneos, la piel tiende a escamarse. Tiene un aspecto muy parecido a la Psoriasis, aunque no se trate de esta enfermedad.

Principales causas

Como ya se ha comentado anteriormente, esta enfermedad llega al cuerpo humano por medio de los ácaros. Ellos son los causantes de la Escabiosis. Particularmente, el parasito que la causa suele conocérsele como Sarcoptes scabei.

Al ser provocada por ácaros, es sumamente contagiosa, siendo esta la mayor causa de su propagación. Aun así, ello no indica que sea la única causa. Existen otros factores de riesgo que pueden traer consigo a una persona en particular. Dichos factores, ajenos a la higiene por cierto, suelen ser:

  • Estar expuestos excesivamente a una persona infectada.
  • Acampar o vivir en campamentos también puede ser un factor de riesgo para la Escabiosis. Lo mismo aplica para academias militares, centros penitenciarios y demás.

Hay que recordar que los ácaros causantes son capaces de perforar la capa más externa de la piel. Esta capa resulta ser la llamada córnea, la cual está formada por la sustancia conocida como queratina.

Es allí donde los parásitos se alojan y dejan su huevos para luego morir un poco después. Es por este motivo que se forman surcos cutáneos y por lo cual se tiene tendencia a residir.

Diagnósticos y Tratamientos

Antes de tratarla, hay que cerciorarse primero que efectivamente se padezca la enfermedad. Para ello hace falta diagnosticarla, lo cual puede hacerlo un médico especialista en el área.

Usualmente, este médico solo necesita realizar una exploración física normal. Si se quiere ser más específicos, el médico puede valerse de lo siguiente:

  • Raspar, con una cuchilla sin filo, la capa más superficial de la piel y así observar la existencia del parásito. Ello lo hace a través de un microscopio, el cual puede mostrar rastros del parásito.
  • Una biopsia sencilla o superficial, capaz de diagnosticar otras enfermedades de la piel. Esta suele realizarse con anestesia local y no suele ser necesario puntos de sutura.
  • Aceite de Müller, líquido que sirve para recoger muestras físicas de la piel más fácilmente. Para este proceso hace falta que se abran un poco los surcos formados por el ácaro.

Una vez diagnosticada, se puede proceder a buscar la mejor manera de tratarla. Para ello, lo primero que se debe buscar es eliminar el ácaro de la piel que está causando tanto mal. Esto puede lograrse de la siguiente manera:

  • Usando antihistamínicos de manera oral. Este medicamento puede calmar en gran medida el picor que deja el ácaro en la piel del afectado. Se debe tener mucho cuidado ya que esta medicina suele provocar sueño y cansancio en las personas.
  • Usando Corticoides en crema. Esto también puede calmar la picazón y promover la buena salud de la piel. No suelen ser muy común tomar corticoides de manera oral.
  • Azufre con vaselina. Este tratamiento es recomendado si se tiene durante el embarazo. Tiene como característica principal desprender un olor desagradable, aunque resulte muy útil contra el parásito. También se recomienda mucho cuando se trata de niños y recién nacidos.
  • Benzoato de bencillo. Esta sustancia se puede conseguir en forma de loción para acabar con los ácaros inmediatamente. Puede ser de mucha ayuda también para eliminar los piojos.
  • Medicamento contra los parásitos que también funge como tratamiento. Este medicamento es altamente recomendado cuando se tenga Sarna Noruega.

Finalmente, la mejor manera de tratarla es previniendo la misma de la mejor manera que se pueda. Ello puede hacerse con un sencillo lavado de la ropa y no teneniendo contacto con la gente afectada. Otra cosa que ayuda es la prevención de infecciones en la piel.

Otros remedios naturales que te pueden interesar