Saltar al contenido

Remedios Caseros Para El Reflujo En Niños

tratamiento natural para el reflujo en niños
Remedios Caseros Para El Reflujo En Niños
¿Nos calificas?

Devolver la comida ya ingerida no es una opción con los siguientes remedios caseros para el reflujo en niños. ¿Tienes un pequeño en casa que se la pasa repitiendo la comida? Pues, si es así entonces no pierdas tiempo en utilizar estos remedios que además de naturales son extra funcionales.

Tratamientos naturales para el reflujo en niños

La acidez en el estómago es la causa más común del reflujo gástrico. Ello hace que constantemente se esté subiendo la comida que debería estar alojada ya en la barriga. Esto a su vez trae náuseas y malestar general, por no decir falta de apetito.

¡Todos aspectos muy perjudiciales para un niño en pleno crecimiento! Por consiguiente, para evitar que el reflujo en niños aparezca, opta por implementar los siguientes remedios naturales:

  • Toma una taza de agua y agrégale unas cuantas gotas del jugo de un limón y una cucharadita de bicarbonato. Haz que el niño se tome esto después de cada comida y el reflujo seguramente no se desarrollará. Esto, gracias a que estos dos ingredientes son inhibidores extraordinarios de la acidez estomacal.
  • Masticar un chicle antes de comer puede hacer que el niño no sienta reflujo en su estómago. Esto se debe a que masticando chicle es posible segregar mucha más saliva que va directo al estómago. Ello a su vez frena de manera casi instantánea la acidez estomacal.
  • Para balancear el pH del estómago, nada mejor que consumir un puñado de almendras. Ya se ha demostrado que este ingrediente puede darle al niño todo lo que necesita en relación a su sistema digestivo. Procura, pues, darle a ese joven al menos 100g de almendras en la mañana, antes de desayunar.
  • El té de diente de león también puede fungir como un remedio excelente contra el reflujo infantil. En este caso, tendrás que darle una taza de té al niño cada vez que termine sus comidas principales del día. Esto favorecerá la digestión, lo que se traduce como menos reflujo gástrico infantil.
  • Tomar una cucharada de raíz de malvavisco y disolverla en agua también puede funcionar como remedio contra el reflujo. De esta manera, podrás sentir un alivio inmediato ante el ardor o quemazón en el esófago. Así pues, deberás tomar este remedio siempre después de todas las comidas.
  • El regaliz es otro de los componentes que pueden ayudar a una buena digestión y a evitar el reflujo en niños. Lo más recomendable es que se pudiera consumir en forma de tabletas. Sin embargo, si esto no es posible, bien se puede tomar las ramas del regaliz y preparar un té con ellas. Dicho té deberá ser tomado justo después de todas las comidas por el pequeño infante.

Haz que los más pequeños de la casa se sientan deseosos de comer toda su comida con estos remedios tan especiales. ¿Listo para hacer que ese niño especial deje de repetir la comida?

Ten presente que el niño deberá comer al menos tres horas antes de acostarse a dormir. Así se evita que pueda tener reflujo nocturno. ¡Ya lo sabes!

Otros remedios naturales para el reflujo gástrico