Saltar al contenido

Remedios Caseros Para Combatir La Psoriasis

curar la psoriasis naturalmente
Remedios Caseros Para Combatir La Psoriasis
5 (100%) 1 vote

Los berros, la manzanilla y las bayas goji pueden ser excelentes remedios caseros en la lucha contra la descamación de la piel y la inflamación relacionada con la psoriasis, pero no excluye el tratamiento clínico indicado por el médico o dermatólogo.

Tratamientos caseros para el cuidado de la piel con psoriasis

Un excelente tratamiento casero que ayuda a complementar los recursos enumerados anteriormente, es aumentar el consumo de alimentos ricos en beta-caroteno como la naranja, zanahoria y calabaza, y ricos en ácidos grasos omega 3, como el salmón y el atún, que pueden mejorar los síntomas la psoriasis y la disminución de sus lesiones.

La suplementación con aceite de onagra también es beneficioso, pero, además, se recomienda evitar el consumo de alimentos con alto contenido en cafeína, como el café, té y chocolate negro, reemplazándolo con  frutas o un zumo de fruta.

Esta enfermedad también puede ocurrir en el área genital, como la vulva y el pene.

También, otra opción natural para tratar la psoriasis es la arcilla de bentonita, que en la forma de pasta se puede aplicar directamente a la zona de piel a tratar.

Crema natural para la psoriasis

Combate a la psoriasis como se debe y cuida correctamente la salud de tu piel con esta sensacional crema. La naturaleza se hace presente una vez más en nuestras vidas para traernos relajación y una muy buena salud. Déjala entrar como se merece y goza de todos sus beneficios para la piel. ¿Qué esperas para intentarlo?

La psoriasis es una enfermedad de la piel y se caracteriza por poner a la misma totalmente escamosa. No solo eso, sino que también viene acompañada de una fuerte inflamación en la zona. Conoce más detalles al respecto y descubre como esta asombrosa crema natural para la psoriasis puede ayudarte. ¡Realmente funciona!

Hay que adentrarse un poco más en el tema de la psoriasis para saber cómo eliminarla eficientemente. Ya se sabe que esta enfermedad cutánea trae consigo inflamación y descamación, ahora hay que determinar cómo se obtiene.

Entre las causas principales de la psoriasis resalta el mal funcionamiento de una célula nativa de nuestro cuerpo. Dicha célula se conoce como linfocito T y, al activarse indebidamente, trae consigo esa respuesta tan incómoda del organismo. Vale aclarar, que los linfocitos T ayudan a proteger al cuerpo de enfermedades e infecciones.

Los síntomas de la psoriasis son: picazón, descamación, inflamación y enrojecimiento de la piel. Es fácil de notar y suele confundirse o pasar como si fuese alguna clase de hongo. Esta enfermedad, debido a que es causada por células propias del cuerpo, no puede curarse permanentemente.

Puede tratarse y disminuir la inflamación de la piel, hasta el punto de estar visualmente curada. Sin embargo, ello no implica que no pueda volver a aparecer.

Receta para hacer la crema

crema natural para la psoriasis

Ante esta clase de enfermedades, lo mejor que se puede hacer es prevenirse y cuidar la piel. Con esto dicho cabe la pregunta ¿Cómo hacer para cuidarse de la psoriasis? Simple, solo debes poner en práctica esta increíble crema natural.

Esta crema natural es la respuesta que buscabas a la pregunta de cómo eliminar la psoriasis naturalmente. Para hacerla, solo necesitas los siguientes ingredientes:

  • 2 aguacates frescos
  • 2 pencas de aloe vera
  • 3 cucharadas de aceite de oliva

Una vez obtenidos los ingredientes antes dichos, se puede proceder a mezclarlos. Toma la pulpa de los aguacates y el aloe vera y mézclalos junto a las cucharadas de aceite. El resultado de esa fusión será la tan relatada crema que cura la psoriasis. Aplícala en la zona afecta dos veces al día (en la mañana y en la noche) y verás cómo desaparece. ¡Así de fácil!

Ya sabes cómo hacer crema natural para la psoriasis, queda ponerla en práctica inmediatamente. ¡No se necesita salir del hogar para poder tener una piel perfecta!

Té de zarzaparrilla para la psoriasis

Preparar con 1 cucharadita de hojas secas y 1 taza de agua hirviendo. Dejar reposar y tomar caliente, 2-3 veces al día.

La zarzaparrilla tiene flavonoides que equilibran el sistema inmunológico, además de ser útil para desintoxicar el hígado y todo el organismo.

Compresas de la manzanilla para la psoriasis

Sólo tienes que preparar un té con 6 g de flores y hojas de manzanilla secas y 100 ml de agua hirviendo y dejar reposar. Colar y húmedecer una gasa limpia con este té. Aplicar sobre la zona afectada y dejar actuar durante 10 minutos. Repetir el procedimiento 2 veces al día.

La manzanilla tiene propiedades calmantes que ayudan a calmar la irritación de la piel, mejorando la apariencia de la psoriasis.

Remedio para la psoriasis en el cuero cabelludo

Un gran remedio casero para la psoriasis en el cuero cabelludo es pasar un poco de vinagre de sidra de manzana en la zona afectada a diario con trozo de algodón.

Se recomienda utilizar también champús neutros con aceite de jojoba o de Aloe Vera para calmar la piel y disminuir los síntomas de la psoriasis.

Remedio para la psoriasis en las manos y las uñas

Un excelente remedio casero para el tratamiento de la psoriasis en las manos y las uñas, es pasar cada día por el área afectada una pomada con Aloe Vera al 50% todos los días, antes de acostarse.

Tiene acción anti-inflamatoria y ayuda a combatir los daños causados por la enfermedad. Aquí puedes ver un tratamiento para la psoriasis en las uñas.

Otros tratamientos de origen natural

Que la crema antes mencionada sea muy efectiva para combatir la psoriasis, no significa que solo dependas de ella. Hay toda una gama de tratamientos naturales para la psoriasis que puedes aplicarte sin problema y que son igualmente efectivos. Dichos tratamientos, constan de esta gama de alimentos que puedes utilizar como mejor te parezca. Conócelos a continuación:

  1. Aloe vera: Capaz de aliviar el picor de la piel y a hidratar la misma en esta clase de afecciones.
  2. Avena: Beneficiosa para la piel ya que mantiene a la misma hidratada, saludable y muy suave.
  3. Aguacate: Ayudante por excelencia de la piel que proporciona todo los nutrientes que ella necesita.
  4. Vinagre de manzana: Con propiedades benéficas que disminuyen el ardor en la piel.
  5. Plátano: Aclarador natural por excelencia que goza de características particulares para tratar enfermedades.
  6. Pimienta de cayena:
  7. Aceites naturales: Perfectos para brindar ese alivio en la piel que tanto necesitas. Entre los aceites más populares para este tipo de padecimiento resalta:
    • Aceite de ricino
    • Aceite de árnica
    • Aceite de oliva

A grandes rasgos, estos son todos los alimentos que puedes usar. Ahora, toca finalizar este tema tan singular con un par de consejos. Los mismos son:

  1. Tratar, en la medida de lo posible, de no estresarte demasiado.
  2. Evitar rascar la zona afectada con psoriasis.
  3. Ingerir alimentos ricos en omega 3 y antioxidantes.
  4. Beber abundante agua y mantener fresca e hidratada a la piel.
  5. No usar jabones ni cosméticos capaces de irritar la piel.

¿Qué alimentación seguir cuando se tiene Psoriasis?

La mala alimentación trae toda clase de desventajas al cuerpo, entre las que resalta la psoriasis. Esta inflamación escamosa de la piel, aunque no parezca, tiene mucho que ver con los alimentos que ingerimos diariamente.

Por este motivo vas a encontrar ahora la mejor información referente a dieta para la psoriasis. Conoce qué debes y no debes comer para evitar este padecimiento. ¡Comencemos!

Alimentos prohibidos para la psoriasis

Pareciera un padecimiento alejado del sistema digestivo, sin embargo este no es el caso. Hay alimentos que simplemente acrecientan esta enfermedad y la vuelven algo mucho más peligroso. Para que los conozcas mejor, aquí tienes una lista con los alimentos prohibidos para la psoriasis:

  • Carnes rojas: Estas elevan el flujo de citoquinas en el organismo lo que empeora la psoriasis. Intenta evitarla a toda costa.
  • Café: De igual forma que la carne, el café aumenta la producción de citoquinas en el cuerpo.
  • Maíz: Cuyos componentes básicos causan fuertes inflamaciones en las zonas delicadas de la piel.
  • Azúcar: Alimento que disminuye las respuestas inmunológicas del cuerpo.
  • Leche: Poseedor de caseína, proteína única que hace al cuerpo producir histaminas negativas para el organismo.

Alimentos permitidos para la psoriasis

Pese a lo negativo que puede llegar a ser la psoriasis, hay que entender que la misma posee una solución. Dicha solución, aparte de tratar el problema, consiste en cambiar los hábitos alimenticios y cuidar el estómago correctamente.

Para ello es que existen estos alimentos permitidos para la psoriasis que estas a punto de conocer:

  • Verduras y frutas con alto contenido de vitamina C: En esta gama de alimentos puedes encontrar el mango y zanahoria. También puedes encontrar otros como:
    • La col
    • El coliflor
    • Los albaricoques
    • El brócoli
    • Las coles de Bruselas
    • Los nabos
    • Las alubias
    • El calabacín
  • Pescados azules: Altos en omega 3 que tanta falta le hace a tu organismo. Consume muchos pescados azules como la trucha, atún, arenque o lenguado.
  • Cereales: Capaces de promover la salud con su riqueza en flavonoides. Cereales como el amaranto, el trigo sarraceno o la quínoa son estupendos para ayudarte con la psoriasis.

Todos estos son catalogados como alimentos para disminuir la psoriasis que no deben faltar en tu mesa. Haz un uso correcto de ellos y no dejes de cuidar tu piel para que esta siempre luzca radiante y perfecta.

Los berros para la psoriasis

Indicado para aliviar los síntomas de la psoriasis en cualquier parte local del cuerpo, los berros son buenos porque tienen un fuerte efecto purificador que ayuda a eliminar las toxinas del cuerpo.

Sólo hay que batir en la licuadora 70 g de berros con 1 taza de agua y tomar a continuación. Tomar 3 veces al día.

Por otra parte, el consumo de berros en bruto, en ensalada, por ejemplo, también es una buena manera de tratar la psoriasis. Otras recetas con berros:

  • Berros rehogados;
  • Ensalada de berros con queso blanco y tomate.
  • Sopa de la calabaza con berros;
  • Rabo de buey con berros.

El uso de alimentos depurativos para la sangre como el berro, puede resultar muy eficiente en la ayuda en el tratamiento de la psoriasis, pero también es importante evitar los alimentos grasos, carnes, embutidos, industrializados y condimentados, ya que ayuda a que el cuerpo reaccione.

Zumo de bayas goji para la psoriasis

Batir en la licuadora 2 naranjas y 2 puñados de bayas goji y tomar a continuación. Estas bayas son ricas en antioxidantes, vitaminas C, B1 y B2 y tiene efectos anti-inflamatorios. El ácido linoleico presente en esta fruta ayuda a fortalecer el sistema inmunológico.

Además del zumo se puede consumir la baya goji durante el día y en alimentos tales como sándwiches, sopas y ensaladas. Incluso se puede preparar una crema con la baya goji para aplicarla en la piel 2 veces al día.

Consejos para eliminar la psoriasis naturalmente

consejos para prevenir la psoriasis

Como se mencionó al inicio, para acabar con la psoriasis no solo se necesita de tratamientos superficiales. También hace falta tener una buena alimentación y estar muy pendiente de tu salud personal.

  1. Mantén tu cuerpo debidamente hidratado
  2. Evitar el estrés
  3. Tratar de no tener sobrepeso
  4. No utilizar productos que irriten la piel
  5. Usar productos higiénicos recomendados por especialistas

¿Qué es la psoriasis?

La psoriasis es una enfermedad de la piel relativamente común, crónica y no contagiosa. Es una enfermedad cíclica, es decir, los síntomas desaparecen y reaparecen periódicamente.

Su causa es desconocida, pero se sabe que puede tener causas relacionadas con el sistema inmunológico, las interacciones con el medio ambiente y la susceptibilidad genética.

Se cree que se desarrolla cuando los linfocitos T (células responsables de la defensa del cuerpo) comienzan a atacar a las células de la piel. Iniciándose, entonces, respuestas inmunológicas que incluyen la dilatación de los vasos sanguíneos en la piel, la producción de glóbulos blancos en la sangre para combatir la infección.

Como las células de la piel están siendo atacadas, la producción de las mismas también aumenta, llevando a un aumento de su ciclo de vida evolutivo, con la consecuente producción a gran escala debido a la inmadurez de las células.

Este ciclo hace que las células muertas no se puedan retirar de manera eficiente, formando gruesas escamas en la piel. Típicamente, esta cadena se rompe solamente con un tratamiento.

Es importante destacar que: la enfermedad no es contagiosa.

Síntomas

La psoriasis es una enfermedad que ataca directamente la piel y trae consigo una gama de complicaciones corporales. Sus síntomas más comunes suelen ser:

  • Manchas rojas con escamas secas de color blanquecino o plata
  • Pequeñas manchas espaciadas
  • Piel seca y agrietada, cubierta de escamas y a veces con hemorragia
  • Picazón, ardor y dolor
  • Uñas gruesos, estriadas o con bultos
  • Hinchazón, rigidez y dolor en las articulaciones
  • Inflamación de la zona
  • Caspa constante en el cuero cabelludo

En los casos de psoriasis moderada puede ser sólo una molestia a causa de los síntomas; pero en casos severos, la psoriasis puede ser dolorosa y causar cambios que impactan de manera significativa la calidad de vida y la autoestima del paciente. Así que lo ideal es buscar tratamiento tan pronto como sea posible.

Algunos factores pueden aumentar las posibilidades de que una persona contraiga la enfermedad o empeore el cuadro clínico ya existente, como:

  • Antecedentes familiares – Entre el 30 y el 40% de los pacientes con psoriasis tienen antecedentes familiares de la enfermedad.
  • Estrés – Las personas con altos niveles de estrés debilitan el sistema inmunológico.
  • Obesidad – El sobrepeso puede aumentar el riesgo de desarrollar un tipo de psoriasis, la inversa, común en personas de piel negra y seropositivas.
  • Tiempo frío, porque la piel está más seca; La psoriasis tiende a mejorar con la exposición solar.
  • El consumo de bebidas alcohólicas.
  • Fumar: el cigarrillo no sólo aumenta las posibilidades de desarrollar la enfermedad, sino la gravedad de la misma

Diagnóstico

Hay varios tipos de psoriasis, y el dermatólogo puede identificar la enfermedad, clasificarla e indicar la mejor opción de tratamiento. Dependiendo del tipo de psoriasis y la condición del paciente, los ciclos de psoriasis duran desde unas pocas semanas a meses.

Tipos de psoriasis

Psoriasis en placas o vulgar

Es la manifestación más común de la enfermedad. Forma seca, de color rojizo o placas blanquecinas con escamas plateadas. Estas placas pican y a veces duelen, puede llegar a todas las partes del cuerpo, incluyendo los genitales y dentro de la boca.

En los casos graves, la piel alrededor de las articulaciones puede agrietarse y sangrar.

Psoriasis ungueal

Afecta a los dedos de los pies y también las uñas. Hace que la uña crezca anormalmente engrosada y se escame, perdiendo el color. En algunos casos la uña trata de sacar la carne y, en casos graves, se desmorona.

Psoriasis del cuero cabelludo

Aparecen áreas con escamas plateadas gruesas de color rojizo-blancas, especialmente después del rascado. El paciente puede notar escamas de piel muerta en el pelo o de sus hombros, sobre todo después de rascarse el cuero cabelludo. Parecido a la caspa.

Psoriasis guttata

Generalmente se desencadena por infecciones bacterianas, como las de garganta. Se caracteriza por pequeñas heridas en forma de gota en el tronco, brazos, piernas y cuero cabelludo.

Las heridas se cubren con unas escamas finas, diferente de las placas típicas de la psoriasis, que son gruesas. Este tipo suele afectar a los niños y jóvenes antes de los 30 años.

Psoriasis invertida

Principalmente afecta áreas húmedas, tales como las axilas, la ingle, debajo de los senos y alrededor de los genitales. Son manchas inflamadas y rojas. (Puede empeorar en las personas obesas o cuando hay sudoración excesiva y fricción en la región).

Psoriasis pustulosa

Esta forma rara de psoriasis, pueden aparecer manchas en todas las partes del cuerpo o en áreas más pequeñas, como las manos, los pies o los dedos (llamada psoriasis palmo-plantar).

Por lo general se desarrolla rápidamente, con ampollas llenas de pus que aparecen unas pocas horas después de que la piel se enrojezca.

Las ampollas se secan en un día o dos, pero pueden repetirse durante días o semanas. La psoriasis pustulosa generalizada puede causar fiebre, escalofríos, picazón severa y fatiga.

Psoriasis eritodérmica

Es el tipo menos común. Afecta a todo el cuerpo con manchas rojas que pueden picar o arder intensamente, dando lugar a manifestaciones sistémicas. Puede ser provocada por quemaduras graves, los tratamientos agresivos como el uso o la retirada brusca de corticosteroides, infección u otro tipo de psoriasis que fue mal controlada.

Psoriasis artropática

Además de la inflamación en la piel y descamación, la artritis psoriásica, como también se le conoce, provoca dolor articular severo. Puede afectar a cualquier articulación, y aunque menos grave que la artritis común, puede causar rigidez progresiva. Puede estar asociada con cualquier forma clínica de psoriasis.

Tratamiento

El tratamiento es esencial para mantener una calidad de vida satisfactoria. En los casos leves, hidratar la piel, aplicar medicamentos tópicos sólo en la región de la lesión y la exposición diaria al sol son suficientes para mejorar el cuadro clínico y acelerar la desaparición de los síntomas.

En los casos moderados, cuando las medidas anteriores no mejoran los síntomas, el tratamiento con exposición a rayos ultravioleta A, la terapia PUVA, es necesario.

Esta modalidad terapéutica utiliza una combinación de fármacos que aumentan la sensibilidad de la piel a la luz, psoralenos (P) con luz ultravioleta A (UVA), por lo general en una cámara de emisión de luz.

La sesión de terapia PUVA toma unos pocos minutos y la dosis de UVA puede aumentarse gradualmente dependiendo del tipo de piel y la respuesta de cada paciente individual al tratamiento.

El tratamiento también se puede hacer con UVB de banda ancha o estrecha, con menos efectos adversos, e incluso puede ser adecuado para las mujeres embarazadas.

En los casos graves, se debe iniciar el tratamiento con medicamentos orales o inyecciones.

La psoriasis puede tener un impacto significativo en la calidad de vida y la autoestima del paciente, lo cual puede empeorar el cuadro. Por lo tanto, el asesoramiento es indicado en algunos casos.

Otros factores que impulsan la mejora e incluso la desaparición de los síntomas son una dieta equilibrada, actividad física o algunos remedios naturales como los que te mostramos más arriba

Nunca interrumpa el tratamiento prescrito sin el permiso del médico. Esta actitud puede empeorar la psoriasis y agravar la situación.

¿Qué puedo hacer para prevenirla?

Hay maneras de prevenir la psoriasis, pero las personas que tienen antecedentes familiares de la enfermedad deben tener especial atención a posibles síntomas.

Es importante ser conscientes de los signos. Si nota cualquiera de los síntomas, acude a un dermatólogo inmediatamente. Cuanto más temprano sea el diagnóstico, el tratamiento también será más fácil.

Otros remedios naturales que te pueden interesar

Acidez estomacalAcné
AdelgazarAfonía
AfrodisíacosAgujetas
AlergiasAlopecia (Caída del cabello)
AmigdalitisAmpollas
AnemiaAnsiedad
ArtrosisAsma
Bajar la presión arterialBalanitis
Blanquear dientesBlanquear piel
BlefaritisBronquitis
Cabello SaludableCalambres
Callos o durezasCansancio
CaspaCatarro
CelulitisCiática
CistitisColesterol
ColitisColon Irritable
Congestión nasalConjuntivitis
CucarachasDejar de beber
Dejar de fumarDepresión
DermatitisDiabetes
DiarreaDisfunción eréctil
Dolor de cabezaDolor de espalda
Dolor de estómagoDolor de garganta
Dolor de lumbagoDolor de muelas
Dolor de oídoDolor de pies
Dolor de reglaDolores musculares
Eczema o eccemaErisipela
EsguincesEstomatitis
EstreñimientoEstrés
Falta de apetitoFaringitis
FibromialgiaFiebre
FlemasFlemones
ForúnculosGarrapatas
GasesGastritis
GastroenteritisGingivitis
GolondrinosGolpes
GonorreaGota (ácido úrico)
GranosGripe
HemorroidesHepatitis
HerniasHerpes
Hígado grasoHipo
HongosHormigas
IncontinenciaIndigestión
Infección urinariaInfertilidad
InflamaciónInsomnio
Irritación de la pielJuanetes
LadillasLaringitis
Llagas en la bocaMal aliento
MareosMemoria
MenopausiaMigraña o Jaqueca
MocosMolusco Contagioso
MoratonesNáuseas
NerviosOjeras
Olor de piesOrzuelo
OtitisPicor de garganta
PiojosPsoriasis
QuemadurasReflujo gástrico
ResacaResfriado
RinitisRonquidos
RosáceaSarampión
SarnaSinusitis
Sudor o HiperhidrosisTinnitus o Acúfenos
TiroidesTos
TriglicéridosÚlceras
Uñas encarnadasUrticaria
VaginosisVaricela
VaricesVerrugas
VértigoVitíligo
Vómitos