Saltar al contenido

Remedios Caseros Para El Cabello

remedios naturales para el cabello

¿Quieres tener un cabello hermoso? Ese es el deseo de la mayoría de las mujeres, y aunque, en el mercado existen infinidad de productos para lograrlo, también, tienes otras alternativas naturales.

Sí, son los remedios caseros para el cuidado del cabello, que te lo dejaran sedoso y con un aspecto saludable. Lo que es más, lo lograrás, sin gastar millones.

5 Sencillas recetas para saber cómo tener un pelo fuerte y hermoso

Combinación de aceites naturales

Estos aceites te ayudarán a hidratar el pelo, y a tener un brillo espectacular. También, te fortalecerán el cabello desde las raíces evitando así,  su rompimiento.

Ingredientes:

  • Aceite de oliva.
  • Castor, aceite.
  • Aceite de romero.

Procedimiento:

Une todos los aceites y caliéntalos ligeramente aplícatelo desde la raíz hasta las puntas. Masajea a profundidad y deja actuar por una hora y luego retíralo con champú. Puedes usarlo, una vez por semana.

Mascarilla con huevo y yogurt

El huevo contiene vitamina E que ayuda al fortalecimiento, crecimiento y nutrición del cabello. Además, de aportarle brillo ayuda a su restauración. El yogurt le aporta proteínas, minerales y vitaminas que son importantes para fortalecer y suavizar el pelo.

Ingredientes:

  • 1 Huevo.
  • ½ Taza de yogurt sin sabor.

Procedimiento:

Mezcla los ingredientes hasta obtener una pasta homogénea, aplícala en todo el cabello, previamente limpio. Déjala actuar por unos 40 minutos. Luego, retírala con abundante agua fría y repite el procedimiento unas dos veces por mes.

Mascarilla de aguacate

El aguacate contiene proteínas y ácidos grasos, que ayudan a prevenir el debilitamiento y caída del cabello. La miel también, previene la caída del cabello y ayuda a reparar el que está dañado.

Ingredientes:

  • 1 Aguacate bien maduro.
  • 2 Cucharadas de miel de abejas.
  • 2 Cucharadas de aceite de coco.

Procedimiento:

Mezcla la pulpa del aguacate con los demás ingredientes, hasta obtener una pasta. Aplícatelo sobre el pelo húmedo y deja que actúe por media hora. Luego lávalo como de costumbre.

Infusión de romero

El romero ayuda a nutrir  y fortalecer el cabello, estimulando su crecimiento. Además, estimula los folículos pilosos, que son los que se encargan de retardar la pérdida prematura del pelo.

Ingredientes:

  • 2 Puñados de hojas de romero.
  • 1 Litro de agua.

Preparación:

Pon a hervir el agua con el romero y deja reposar por unas seis horas. Guárdalo en la nevera en un frasco y aplícatelo después de lavar tu cabello.

Puré de plátano

Por ser ricos en potasio y aceites naturales, las bananas, son excelentes para mantener el pelo saludable. Ayudan a suavizar y prevenir las puntas abiertas del cabello, aumentando su fuerza, resistencia y su elasticidad.

Ingredientes:

  • 1 Plátano bien maduro.

Preparación:

En un bol pequeño, tritura el plátano, aplica el puré en todo el cabello desde las raíces. Deja actuar aproximadamente 15 minutos y retíralo con abundante agua y champú.

¿Cómo tener un cabello sedoso?

  • Utiliza tanto un champú como acondicionador de la misma línea.
  • Aplica productos sin enjuagar.
  • Lava tu pelo dos o tres veces por semana.
  • Reduce la utilización de productos químicos, secadoras, pinzas rizadoras y planchas de cabello.

Otros remedios naturales para el cabello

Otras 11 sugerencias importantes para un cabello hermoso

Para que los remedios caseros, sean más efectivos, y tu cabellera luzca hermosa, sedosa y saludable debes seguir las siguientes sugerencias:

  • Mantente hidratada, bebiendo a diario como mínimo 8 vasos de agua.
  • Consume alimentos ricos en vitaminas A, B, C y E.
  • Incluye en tu dieta diaria minerales como el hierro, calcio y zinc.
  • Aumenta la ingesta de proteínas y aminoácidos, ya que, el cabello está formado por un 90% de ellas.
  • Protege tu cabello de los rayos solares.
  • Evita el consumo de grasas saturadas.
  • Realiza ejercicios regularmente, para mejorar la circulación.
  • No peines, ni aprietes o retuerzas el pelo, si esta mojado.
  • Desenreda tu cabello suavemente con los dedos y luego pasa el peine.
  • Corta las puntas cada dos meses. De esa manera, ayudas a su oxigenación y fortalecimiento capilar.
  • Cepilla tu pelo varias veces en el día, para estimular su crecimiento y circulación sanguínea.

No esperes más y dedícate a fortalecer tu cabello de manera natural. Así que, comienza por seguir una dieta sana y balanceada, para que puedas nutrir tu cabello desde adentro. De seguro que, no te arrepentirás de utilizar éstas recetas para el cabello.

Otros remedios naturales que te pueden interesar

Acidez estomacal Acné
Adelgazar Afonía
Afrodisíacos Agujetas
Alergias Alopecia (Caída del cabello)
Amigdalitis Ampollas
Anemia Ansiedad
Artrosis Asma
Bajar la presión arterial Balanitis
Blanquear dientes Blanquear piel
Blefaritis Bronquitis
Cabello Saludable Calambres
Callos o durezas Cansancio
Caspa Catarro
Celulitis Ciática
Cistitis Colesterol
Colitis Colon Irritable
Congestión nasal Conjuntivitis
Cucarachas Dejar de beber
Dejar de fumar Depresión
Dermatitis Diabetes
Diarrea Disfunción eréctil
Dolor de cabeza Dolor de espalda
Dolor de estómago Dolor de garganta
Dolor de lumbago Dolor de muelas
Dolor de oído Dolor de pies
Dolor de regla Dolores musculares
Eczema o eccema Erisipela
Esguinces Estomatitis
Estreñimiento Estrés
Falta de apetito Faringitis
Fibromialgia Fiebre
Flemas Flemones
Forúnculos Garrapatas
Gases Gastritis
Gastroenteritis Gingivitis
Golondrinos Golpes
Gonorrea Gota (ácido úrico)
Granos Gripe
Hemorroides Hepatitis
Hernias Herpes
Hígado graso Hipo
Hongos Hormigas
Incontinencia Indigestión
Infección urinaria Infertilidad
Inflamación Insomnio
Irritación de la piel Juanetes
Ladillas Laringitis
Llagas en la boca Mal aliento
Mareos Memoria
Menopausia Migraña o Jaqueca
Mocos Molusco Contagioso
Moratones Náuseas
Nervios Ojeras
Olor de pies Orzuelo
Otitis Picor de garganta
Piojos Psoriasis
Quemaduras Reflujo gástrico
Resaca Resfriado
Rinitis Ronquidos
Rosácea Sarampión
Sarna Sinusitis
Sudor o Hiperhidrosis Tinnitus o Acúfenos
Tiroides Tos
Triglicéridos Úlceras
Uñas encarnadas Urticaria
Vaginosis Varicela
Varices Verrugas
Vértigo Vitíligo
Vómitos