Saltar al contenido

Medicina Natural

medicina natural
Medicina Natural
5 (100%) 1 vote

Medicina Natural (medicina alternativa, Naturopatía o Medicina Naturopática); es el nombre dado a todos los métodos naturales de tratamiento dirigidos a prevenir y tratar enfermedades a través de la movilización y el empoderamiento de las fuerzas naturales (poder de autocuración) que posee todo ser humano.

Las sustancias curativas utilizadas para este fin se obtienen completamente de la naturaleza o se utilizan en procesos simples. La base de este tipo de métodos de adquisición de medicamentos es la preservación de la integridad de la sustancia natural utilizada.

Por ejemplo, de acuerdo con la Medicina Natural, si un medicamento se obtiene tomando solo un ingrediente activo de una planta, este medicamento no es una verdadera medicina herbal ni una sustancia curativa natural.

La principal ventaja de la medicina natural es actuar de acuerdo con las leyes de la naturaleza y los procesos naturales que nos ofrece, no en contra de la naturaleza. En este caso, no sólo la naturalidad de los materiales empleados también deben cumplir con las leyes de la naturaleza, de acuerdo con el efecto de estas sustancias, también es muy importante la forma en que el problema es tratado.

Es una realidad que, cada vez las enfermedades crecen como la espuma. Al parecer la medicina convencional no alcanza para la sanación total. Por eso, muchos ponen su confianza en la otras alternativas menos agresivas, para lograr el sano equilibrio entre un cuerpo y mente. Se trata de la medicina natural, y sus diferentes medios para ayudar a las personas a sentirse bien.

Aprende cómo lograr la salud natural mediante aplicar la medicina casera y cómo aprovecharla al máximo.

Medicina Natural De La A a La Z

¿Qué es la medicina natural?

De acuerdo a lo planteado por la Organización Mundial de la Salud, la medicina natural incluye toda terapia que abarque métodos tradicionales de pueblos o comunidades. Un ejemplo de esto es la medicina tradicional china.

Una de las grandes diferencias entre la medicina convencional y la medicina casera es el método de diagnóstico. Esta última se vale de técnicas como la musicoterapia o aromaterapia para curar las enfermedades. Los tratamientos son a base de plantas o hierbas que buscan establecer un modo de vista en armonía con la naturaleza para alcanzar la autosanación del cuerpo.

Otra definición de medicina natural es la que utiliza todo lo que provee la tierra o la naturaleza para crear un botiquín de medicamentos basados en hierbas o plantas medicinales. Sin embargo, esta definición se queda corta pues la medicina natural también emplea técnicas curativas y preventivas a través del masaje, las técnicas de relajación y el tratamiento personalizado del enfermo.

También, se le conoce como naturopatía y aunque no es reconocida dentro de la sanidad pública, está disponible para la mayoría de la población por determinación propia.

Origen de la medicina natural

Historiadores como Hipócrates y Galeno describieron el poder curativo de la naturaleza durante los siglos V y IV antes de Cristo. Esta doctrina, afirma que existen diversos métodos que otorga la misma naturaleza para que el organismo se restaure por sí mismo a un elevado nivel de salud.

Las teorías más modernas, apuntan que las causas de las enfermedades obedecen a la intoxicación de la sangre y del sistema linfático. Estos desordenes, traen como consecuencia una disminución de la vitalidad corporal que el organismo trata de corregir por sí mismo, para volver a su estado natural.

Alcances de la medicina alternativa

Aunque tiene muchos detractores no se puede negar el alcance de la medicina natural en la actualidad. El alto consumo de productos naturales para tratar enfermedades evidencia la gran aceptación de las terapias alternativas.

En Estados Unidos, se estima que más del 42% de la población ha recurrido a la medicina natural para tratar alguna dolencia. En este país, también el uso de hierbas medicinales se incrementó en un 380%.

Por otra parte, en países de Europa como Francia o Inglaterra una proporción de 80 por cada 100 personas utilizan medicina complementaria. De hecho, cada vez son más los médicos en ese continente que refieren a sus pacientes a un médico homeópata. Suiza, es el país de Europa que se mantiene líder en el uso de naturopatía.

Actualmente, la Unión europea admite que la medicina alternativa cuenta con unos cien millones de clientes a nivel mundial y la tendencia indica que el número sigue en aumento.

Tipos de medicina natural

Conoce un poco más las diversas ramas que implican conseguir la salud natural y sus usos más frecuentes:

Masoterapia

La masoterapia es la práctica de técnicas manuales mejor conocido como masajes para aliviar o curar lesiones corporales. Está enmarcada dentro de la fisioterapia y se utiliza en el aspecto estético, clínico y hasta anímico.

Se pueden obtener muchas ventajas de un masaje profesional. Entre éstas destacan: Mejorar la función circulatoria, recuperar la movilidad de los tejidos, eliminar depósitos de grasa, aliviar el estrés y recuperar el tono muscular. La masoterapia es una medicina casera muy empleada entre los remedios naturales para la ciática.

Acupuntura

Este tipo de medicina tradicional proviene de china y utiliza agujas metálicas ultra delgadas para estimular o localizar una zona específica donde se determina que existe una enfermedad por curar. Se cree que el sitio donde se inserta la aguja es donde existe una mayor conducción eléctrica del organismo.

La acupuntura se utiliza para numerosos casos, entre los cuales se destacan incrementar la fertilidad, tratar el dolor crónico, disminuir los niveles de estrés o depresión y hasta como analgésico natural. También puede ayudarte con los problemas hormonales femeninos, la disfunción eréctil y contrarrestar los efectos negativos de las terapias de radiación contra el cáncer.

Las migrañas también mejoran con la técnica de la acupuntura. Un estudio realizado entre pacientes con frecuentes dolores de cabeza arrojó que este mal se redujo en un 50% más al compararlo con 16% de pacientes que utilizaron pastillas como analgésicos.

Homeopatía

Esta medicina creada hace más de 200 años por Samuel Hahnemann asegura que la misma sustancia que provoca una enfermedad también puede curarlo. Además, indica que un principio activo cuando es diluido en agua es más efectivo. Aunque el método científico considera la homeopatía como una pseudociencia, lo cierto es que tiene muchos adeptos.

Para producir un remedio homeopático se sumerge por largo tiempo la planta medicinal en una mezcla de azúcar, alcohol y agua como excipiente. Esta solución se diluye hasta que sus propiedades curativas se concentren en el remedio para ser aplicado al enfermo.

Ayurveda

Esta ciencia lleva como nombre una palabra compuesta. Ayur significa vida y Veda se refiere al conocimiento. Los principios de este tipo de medicina rezan lo siguiente: El cuerpo y la mente están conectados. La mente tiene poder transformador sobre el cuerpo, mediante la meditación.

El Ayurveda recomienda llevar una dieta variada, descansar lo suficiente, vivir en armonía con la naturaleza, escuchar las señales de tu cuerpo, y fortalecer tu sistema digestivo.

Kinesiología

La Kinesiología abarca distintas disciplinas de las ciencias físicas para recuperar el cuerpo de las lesiones musculares. Un especialista kinesiólogo está entrenado para mejorar la capacidad de los movimientos del cuerpo humano a nivel neuromuscular esquelético. Aquí también intervienen la rehabilitación psicomotora y biomecánica.

La Kinesiología, permite una correcta evaluación muscular, mejora las dolencias físicas y mejora la coordinación, la postura corporal y la motricidad.

Beneficios de las terapias alternativas

El hecho de que la medicina casera haya ganado tanta aceptación es por sus innegables beneficios. Conoce las ventajas de curar tu cuerpo con la naturopatía:

  • Aborda de forma integral al paciente.
  • Menor índice de complicaciones.
  • Además de curativas, la medicina natural también es preventiva.
  • Menos efectos secundarios.
  • Su costo es menor que la medicina convencional.
  • Los tratamientos no son traumáticos ni invasivos.
  • No requieres de seguro médico para acceder a ella.

Desventajas de la medicina natural

Es obvio que existen muchos profesionales de la salud que se niegan a aceptar la medicina casera. Algunas de las razones tienen que ver con las desventajas que presente, a saber:

  • No existen suficiente evidencia científica sobre la eficacia real de las terapias naturales, así como de suplementos y plantas, aunque se han utilizados por años.
  • Los tratamientos no están bien dosificados. Por tanto, las dosis recibidas a veces son productos del ensayo y error.
  • Los resultados de los tratamientos son lentos pues se enfoca en curar y no en tratar los síntomas de la enfermedad.
  • No está cubierta por la sanidad o seguridad social.
  • No es efectiva para tratar emergencias médicas.

Botiquín de remedios naturales

Una de las formas de aprovechar las bondades de la naturopatía es organizar tu propio botiquín de medicina casera para tratar dolencias menores desde tu propia casa. Ten presente que no es recomendable mezclar fármacos con estos remedios caseros:

  1. Yerba buena: Tómala fría o caliente en infusión para el malestar estomacal.
  2. Flores de azahar: Realiza un té para ayudar a dormir mejor y como tranquilizante.
  3. Flores de manzanilla: Puedes preparar la infusión de té para desinflamar, desinfectar y como antiséptico natural.
  4. Apio y perejil: Utilízalos como diuréticos.
  5. Canela: Prepara un té para hallar alivio de los cólicos menstruales.
  6. Hojas de naranjo o limón: Son buena fuente de vitamina C y se pueden ingerir como tés digestivos.
  7. Anís: Otro remedio natural que sirve como té digestivo.
  8. Hojas de ruda: Con alcohol funciona bien para aliviar el dolor de oído.
  9. Orégano: En infusión sirve para tratar el resfriado común.
  10. Hojas de eucalipto: Realizar una cataplasma de hojas de eucalipto es uno de los remedios naturales para la ciática. Durante una crisis de dolor puedes aplicar las hojas calientes para sentir alivio. Así mismo, inhalar los vapores de eucalipto, descongestiona las vías nasales.
  11. Guayaba: Por su alto contenido de vitamina C, esta fruta sirve para disminuir la hipertensión y aliviar los dolores articulares.
  12. Epazote: Es perfecto para desparasitar cuando lo consumes en ayunas.
  13. Nopal: Mejor conocido como Tuna posee gran contenido de fibra. Se utiliza para adelgazar, bajar los niveles de azúcar en la sangre y reducir el colesterol malo.
  14. Flor de Jamaica: Prepara un concentrado en agua fresca e ingiere pequeñas tacitas para tratar la úlcera estomacal.
  15. Boldo: Prepara las hojas de boldo en té para depurar estómago, hígado y páncreas.
  16. Rábano: Hierve rodajas de rábanos y mezcla con azúcar y ya tienes un efectivo jarabe para la tos. Toma una cucharada cada 4 horas.
  17. Menta: Mastica unas hojas de menta fresca para combatir el mal aliento.

En conclusión, se puede afirmar que nadie tiene la panacea para obtener salud natural y perfecta. Lo cierto es que la medicina natural sigue ganando adeptos, porque las enfermedades siguen en progreso. Además, existe una tendencia a conseguir la curación de los males por medio de métodos más ortodoxos que convencionales.

Los nuevos tiempos, dictan que la medicina casera es una de las alternativas que sigue evolucionando a fin de conseguir salud en su estado más pleno.

También te puede interesar