Saltar al contenido

Frutas Secas

frutas secas
Frutas Secas
5 (100%) 1 vote

Lleva el sabor de las frutas hasta un nuevo nivel de sabrosura con las siempre adictivas frutas secas. ¿Cómo se hacen? ¿Es un alimento enteramente natural? ¿Este tipo de fruta guarda relación con los llamados frutos secos?

Características de las frutas secas

Una fruta seca no es más que aquel producto resultante del secado especial de una determinada fruta. Las mismas, por supuesto, deben poder soportar este arduo proceso de secado sin perder sus propiedades benéficas ni su sabor.

¿Para qué se lleva a cabo este proceso de deshidratación en las frutas? Simple, para lograr que se preserve mucho más en el tiempo sin que se dañe o se malogre de alguna forma. También, se lleva a cabo este proceso para potenciar el sabor de una fruta y dotarla de una nueva presentación. ¡Un alimento seco pero delicioso!

Esta clase de frutas deshidratadas suelen ser utilizadas como aperitivos ya sea entre comidas o para merendar. ¡Todo debido a su reducido tamaño o presentación! En algunos casos, se suelen utilizar estos frutos para elaborar platillos mucho más elaborados y deliciosos. ¡Suelen usarse en conjunto con las frutas confitadas!

Las características físicas de esta clase de fruta desecada son realmente variantes dependiendo de la fruta en cuestión. Sin embargo, todas comparten algo en común: tienen un muy bajo grado de agua en toda su estructura. Cosa que resulta bastante lógica si se deshidrata una fruta, ¿no te parece?

Ventajas del consumo de frutas secas

Un aspecto bastante resaltante de las frutas secas resulta ser la cantidad de ventajas que pueden traer a tu vida. Entre esas ventajas resalta su alto contenido en fibra, lo que actúa de manera eficiente contra el estreñimiento. Además, gracias a esta propiedad pueden ayudar al buen funcionamiento de los intestinos. ¡Y aún existen más ventajas!

Estos alimentos deshidratados suelen ser una fuente increíble de hierro para el organismo. El mismo, esencial para regular la hemoglobina de la sangre y también para regular el oxígeno en nuestro interior.

Sumado a lo anterior dicho, también se puede decir que son una fuente irrevocable de:

  • Potasio.
  • Vitamina E.
  • Antioxidantes.
  • Vitaminas del complejo B.

Vale aclarar, que estas frutas también poseen muchas más calorías que una fruta convencional. Sin embargo, este aumento de calorías se ve sopesado por la cantidad súper concentrada de nutrientes para el cuerpo.

Las frutas secas pueden:

  • Calmar tu ansiedad.
  • Ayudarte a perder peso o a aumentarlo según lo que desees.
  • Reducir tu ingesta de azucares a lo largo del día.
  • Dotarte de todos esos nutrientes que tu organismo necesita para funcionar correctamente.

¿¡Qué más se les puede pedir a estas frutas sin agua!?

La mejor fruta seca del mundo

A la hora de la verdad, quien se lleva el título de la mejor fruta seca del mundo es la pasa sin lugar a dudas. ¡Es la fruta seca por excelencia! La misma se obtiene de deshidratar las uvas y su sabor es tan característico como funcional. ¡Su dulzura combina casi perfectamente con cualquier plato que las utilice!

A esta lista también se le puede sumar todas las frutas tipo orejón que existen actualmente. ¡No importa si son orejas de manzana, durazno, melocotón o albaricoques! Todas y cada una conllevan nutrientes tan importantes para el cuerpo que no deberían de faltar en ninguna dieta saludable. ¡Una fruta desecada al máximo que goza de mucho sabor!

Ahora ya sabes que fruta seca buscar en primera instancia, ¿o no?

¿Frutas secas o frutos secos?

Para quienes no lo sepan, existe una gran diferencia entre las frutas secas y los frutos secos como tal. ¡Sencillamente no es lo mismo!

La diferencia magistral entre estos dos alimentos radica en la presencia natural de agua dentro del cuerpo de la fruta. Verán, las frutas secas son generalmente impuestas a un proceso de deshidratación que les quita la mayor cantidad de agua.

Por su parte, los frutos secos no necesitan someterse a esta clase de procesos porque ya cuentan con una baja composición de agua. ¡No se someten a procesos de deshidratación!

He allí la gran diferencia y por qué no debes confundir las frutas secas con los frutos secos. ¡Ahora lo sabes!

Clasificación de las frutas