Saltar al contenido

Remedios Caseros Para La Incontinencia

remedios caseros para la incontinencia

¿Sufres de incontinencia y ya no sabes qué hacer?, pues requieres con urgencia de remedios caseros para la incontinencia. En esta ocasión te mostraremos unos tratamientos que te ayudaran a disminuir este problema que tanto te atormentan.

¿Qué es la incontinencia?

La incontinencia es la perdida involuntaria de orina. La incontinencia no es una enfermedad en sí, sino la alteración de una fase vesical que presentan varias enfermedades.

Es más común en los niños, las mujeres, y en los adultos mayores (ancianos). En los niños se observa en la primera etapa de desarrollo porque no controlan la uretra. Lo mismo ocurre con los adultos mayores.

La incontinencia en adultos mayores se prolonga por más tiempo porque es ocasionada por alguna lesión en la uretra. También puede deberse a estiramiento del conducto urinario. En las mujeres, por su parte, es más frecuente estando embarazadas.

Esto se debe a que el crecimiento del útero, por la llegada del bebé, ejerce presión en la vejiga. Esto a su vez, ejerce presión a la uretra y ocasiona la incontinencia.

Puede parecer una locura, pero es posible prevenir la incontinencia si se aplican algunos remedios caseros para la incontinencia. Conoce los más representativos en seguida.

Remedios caseros para tratar la incontinencia

Alguno de los remedios caseros para contrarrestar la incontinencia son:

  1. Tratar de orinar pausado: Conocido ejercicio kegel para controlar el orine que resulta funcionar gratamente. Cada vez que orines, trata de efectuar una pequeña pausa y frenar la expulsión de líquido. Repite esto un par de veces hasta que sueltes toda la carga completa.
  2. Cola de caballo: Un producto natural que cuenta con propiedades astringentes para solventar cualquier problema urinario. Prepara un rico té de cola de caballo endulzado con miel y tómalo al menos dos veces al día. ¡Ayudará mucho a tonificar los tejidos y a la expulsión total de la orina!
  3. Hinojo: Otro elemento propio de la naturaleza que puede ponerle fin a la incontinencia. Tan solo necesitas hervir dos cucharadas de hinojo en una taza de agua. Espera a que se enfríe y procede a tomártelo. ¡Toma esta infusión todos los días!
  4. Diente de León: El más adecuado remedio contra la incontinencia que podrás encontrar. Esta planta te ayudará a evitar la retención de líquido y además ayuda a limpiar los riñones. Igual que con el hinojo, opta por preparar un poco de té de diente de león y tomarlo todos los días. ¡De esta manera conseguirás que tu vejiga se mejore!
  5. Hojas de frambuesa: Otro de los muchos remedios para la incontinencia que puede hacerte demasiado bien. Toma un puñado de hojas de frambuesa y hiérvelas hasta que el agua cambie de color. Toma una taza al día y espera para observar los resultados.

Así como estos hay mucho otros tratamientos para cortar la incontinencia que puedes implementar cuando gustes. No obstante, esos 5 antes mencionados son los que mejores resultados pueden darte en poco tiempo.

Averigua cual es la causa de tu incontinencia y toma estos remedios en base a ello. ¡Ya depende de ti dejar de orinar cuando no lo deseas!

Otros remedios naturales que te pueden interesar

Acidez estomacal Acné
Adelgazar Afonía
Afrodisíacos Agujetas
Alergias Alopecia (Caída del cabello)
Amigdalitis Ampollas
Anemia Ansiedad
Artrosis Asma
Bajar la presión arterial Balanitis
Blanquear dientes Blanquear piel
Blefaritis Bronquitis
Cabello Saludable Calambres
Callos o durezas Cansancio
Caspa Catarro
Celulitis Ciática
Cistitis Colesterol
Colitis Colon Irritable
Congestión nasal Conjuntivitis
Cucarachas Dejar de beber
Dejar de fumar Depresión
Dermatitis Diabetes
Diarrea Disfunción eréctil
Dolor de cabeza Dolor de espalda
Dolor de estómago Dolor de garganta
Dolor de lumbago Dolor de muelas
Dolor de oído Dolor de pies
Dolor de regla Dolores musculares
Eczema o eccema Erisipela
Esguinces Estomatitis
Estreñimiento Estrés
Falta de apetito Faringitis
Fibromialgia Fiebre
Flemas Flemones
Forúnculos Garrapatas
Gases Gastritis
Gastroenteritis Gingivitis
Golondrinos Golpes
Gonorrea Gota (ácido úrico)
Granos Gripe
Hemorroides Hepatitis
Hernias Herpes
Hígado graso Hipo
Hongos Hormigas
Incontinencia Indigestión
Infección urinaria Infertilidad
Inflamación Insomnio
Irritación de la piel Juanetes
Ladillas Laringitis
Llagas en la boca Mal aliento
Mareos Memoria
Menopausia Migraña o Jaqueca
Mocos Molusco Contagioso
Moratones Náuseas
Nervios Ojeras
Olor de pies Orzuelo
Otitis Picor de garganta
Piojos Psoriasis
Quemaduras Reflujo gástrico
Resaca Resfriado
Rinitis Ronquidos
Rosácea Sarampión
Sarna Sinusitis
Sudor o Hiperhidrosis Tinnitus o Acúfenos
Tiroides Tos
Triglicéridos Úlceras
Uñas encarnadas Urticaria
Vaginosis Varicela
Varices Verrugas
Vértigo Vitíligo
Vómitos