Saltar al contenido

Remedios Caseros Para La Gripe

remedios para la gripe
Remedios Caseros Para La Gripe
5 (100%) 1 vote

¿Cansado de no poder salir de un resfriado?, entonces no pierdas tiempo en conocer estos remedios caseros para la gripe. De esta manera, hallarás una opción más sana y natural de sentirte bien en muy poco tiempo. ¡Aprende a fabricar estos sensacionales remedios cuanto antes!

La gripe es el malestar general más común de todos los tiempos y es por ello que se sabe mucho al respecto. Trae consigo diferente variedad de síntomas y padecimientos en el cuerpo, además de estar ligado con el clima lluvioso.

Es una enfermedad que tiene tanta información, que no se puede deducir qué tanto es verdad y qué es mentira. ¡Por ello es importante que sigas leyendo este contenido!

Vuélvete todo un experto en la gripe y descubre cómo tratarla a continuación. ¡¿Qué esperas?!

Aspectos importantes de la gripe y sus remedios caseros

Es comúnmente conocido como gripe a esa enfermedad infecciosa que surge, principalmente, con la llegada de climas gélidos o fríos. Está relacionado a la deficiencia de todo el sistema inmunológico humano y al deterioro sustancial del mismo.

Entre los síntomas de la gripe más comunes se suelen encontrar los siguientes:

No obstante, en la mayoría de los casos lo único que necesitas para curarla es durar unos días en cama. ¡Así de pasajera es esta enfermedad!

Puedes contraer gripe si te encuentras expuesto a algún tipo de ambiente contaminado con el virus. Aparte de ello, la falta de vitamina D o vitamina C en el organismo también puede llevarte a padecer de gripe. Es, por tanto, que se debe estar muy pendiente.

Tratamientos y remedios caseros para la gripe

Como ya se comentó, existen muchas clases de remedios para tratar la gripe que no se sabe realmente si funcionan. Por ello, ahora podrás apreciar una sencilla lista de los remedios que sí surten efectos positivos. Así podrás recuperarte de una manera mucho más acelerada.

Dichos remedios son:

tratamiento natural para curar la gripe

  1. Remedio casero a base de mostaza: Este tratamiento podrá ayudarte enormemente, gracias a las propiedades antimicrobianas de la mostaza. Necesitarás seguir los siguientes pasos:
    • Crea una masa con una cucharada de mostaza, una de harina de trigo y una de clara de huevo.
    • Una vez creada, mézclala y úntala en un pañuelo.
    • Coloca otro pañuelo, de manera tal que la mezcla quede atrapada entre los dos. Como si fuera un sándwich.
    • Destapa el pecho del enfermo y riega un poquito de aceite de oliva.
    • Coloca el pañuelo en la zona previamente aceitada y déjalo allí por una hora aproximadamente.
  1. Té de eucalipto: Cuyas propiedades antisépticas pueden llegar a solventar todos los síntomas gripales. Tan solo tendrás que agarrar un puño de eucaliptos y ponerlos a hervir en una taza de agua. Cuando esta empiece a cambiar de color, cuela el eucalipto y agrega una cucharada de miel para endulzar la mezcla.
  2. Sopa de pollo: Ayudando, desde tiempos inmemoriales, a curar la gripe, la tos y la resequedad de la garganta. Puedes buscar cualquier receta de sopa de pollo y agregarle mucha variedad de vegetales y verduras. Solo asegúrate que el caldo de la sopa sea de pollo, ya que así obtendrás nutrientes como hierro y zinc.
  3. Infusión de Sauco: El sauco es una diminuta flor amarillenta que cura casi por completo los síntomas gripales. Entre estos síntomas, el sauco se especializa por eliminar la tos y las alergias ocasionadas por la gripe. Vaya eficiencia, ¿no te parece? Simplemente pon a hervir en agua un poco de esta poderosa flor y deja que la misma se consuma. Cuela la mezcla y tómala con un poco de azúcar o miel.
  4. Té de sábila y limón: Uno de esos remedios que funcionan casi de inmediato. Sigue los siguientes pasos si quieres preparar este té de una manera acertada y perfecta:
    • Toma una penca de sábila y extrae de la misma su cristal interior.
    • Coloca el cristal del aloe en una licuadora y empieza a mezclarlo con el jugo de dos limones exprimidos.
    • Añade ahora un poco de miel para que la mezcla quede totalmente completa.

Ingiere esto todas las noches y se te pasará muchísimo más rápido. Puedes probarlo con confianza, ya que a menos de que poseas alergia a estos ingredientes, no te traerá efectos secundarios.

  1. Ajo: Un remedio casero que más bien ayuda a prevenirla y no a combatirla como tal. Por ello, no importa cómo decidas ingerirla o tomarla, siempre que sea en altas cantidades. Es bien sabido que el ajo contiene una sustancia llamada alicina, que hace correr despavorida a la gripe del cuerpo.
  2. Jugo de rábano: Una receta contra la gripe que realmente puede ayudarte a respirar correctamente una vez más. El efecto descongestionante de esta bebida es tal, que en el occidente es de consumo común y recurrente. Para prepararlo necesitarás de:
    • Un rábano.
    • Tres cuartos de vaso agua.
    • Dos cucharadas de jugo de limón.
    • Una cucharada pequeña de miel.

La manera de prepararlo es sencilla, tan solo trocea el rábano y ponlo a licuar con el agua. Luego agrega el limón y la miel para, finalmente, esperar a que la mezcla sea homogénea. ¡Perfecto para matar bacterias en el tracto respiratorio y digestivo!

  1. Zanahoria en todas sus presentaciones: Un remedio que acaba con la gripe en tiempo record. El compuesto Beta-caroteno que está presente en las zanahorias es el responsable de curar la gripe al instante. Consúmelo como más te agrade al menos una vez al día y da por terminado tu malestar de gripe.

Consejos y recomendaciones para tratar la gripe

Puede que no te basten estos remedios que anteriormente se listaron y mencionaron. Por tal motivo, no está demás sugerir un par de cosas que te ayuden a superar esta fastidiosa enfermedad.

  • Mantente muy bien abrigado mientras tengas síntomas de gripe o malestar general en el cuerpo.
  • Lava tus manos con bastante frecuencia si quieres mantener la gripe muy alejada de ti.
  • Si resulta que tienes gripe, entonces mantente en cama y totalmente tranquilo mientras esta se te cura.
  • Si sientes la nariz con exceso de flema o moco, no lo pienses dos veces y suénatela. ¡Es mejor afuera que adentro después de todo!
  • Evita estar cerca de personas con gripe si no quieres padecer esta enfermedad.
  • Procura no fumar en exceso o sencillamente no fumar, ya que esto debilita mucho el sistema inmunológico.
  • No sometas tu cuerpo a cambios severos en la temperatura, más si el clima general está sumamente frío.
  • Bebe toda el agua que puedas y mantén a tu cuerpo muy hidratado. Así, la sangre fluye de una manera mucho más efectiva y puede eliminar los virus y molestias en tu interior.
  • Si los síntomas resultan ser muy severos e insoportables, no queda más remedio que acudir a un médico. ¡Puede que la gripe se haya convertido en algo peor!
  • Los antibióticos no sirven de nada para tratar la gripe, ya que la misma es ocasionada por virus. Por tanto, evita consumir esta clase de medicamentos si quieres mejorar.

¿Sabes que es lo mejor de estos remedios?, que son sumamente económicos y fáciles de hacer. ¡Realmente no te tomará mucho tiempo sentirte bien con ellos! Haz uso adecuado de estos remedios e ingiérelos con consciencia y moderación. ¡Recuerda que todos los excesos son malos!

Otros remedios caseros para la gripe que sí funcionan

Puede que los remedios listados no sean de tu agrado o no se te haga sencillo seguirlos para curarte más rápido. Si es así, entonces prueba con estos otros remedios caseros que funcionarán igual de bien en ti. Dichos remedios son:

  • Ingerir medio vaso de jugo de limón y media taza de café negro durante las mañanas y en ayuna.
  • Sustituir el agua que usualmente bebes por agua de avena o leche endulzada con miel.
  • Mantener en la boca un diente de ajo pelado por todo un día entero. Deberás sacarlo únicamente cuando vas a comer.
  • Ingerir muchos cítricos como el limón o la naranja, para subir mucho más la dosis de vitamina C.
  • Ingerir al menos dos veces al día y en forma de té o infusiones lo siguiente:
    • Jengibre
    • Borraja
    • Ortiga grande
    • Romero
    • Mosqueta
    • Manzanilla

Podrá parecer una locura, pero queda tácito que su resultado es inmediato y totalmente comprobable. ¡Estos remedios caseros para combatir la gripe funcionan! Ármate de valor y sal de esa enfermedad que suele aquejar a la mayoría de la población terrestre.

Qué es la gripe

Se conoce como gripe a esa enfermedad infecciosa que prolifera con frecuencia en este planeta. También se suele conocer con los nombres de gripa o influenza y ataca, en términos generales, al sistema respiratorio.

Sin embargo, la gripe también puede llegar a afectar al cerebro, los músculos y hasta el corazón.

Curiosamente, la palabra gripe y gripa proviene de la palabra francesa grippe. Por su parte, la palabra influenza proviene del italiano y todas hacen alusión a la palabra “acurrucarse”.

Quizás no lo sepas, pero la gripe se distribuye a nivel mundial como una pandemia o epidemia general. Estas mismas, son recurrentes cuando se habla de cambios de estaciones o del clima en particular. Es más probable sufirla en temporadas frías como otoño o invierno.

Ahora bien, cuando se habla de los síntomas, es necesario mencionar los siguientes:

  • Dolor muy fuerte en las articulaciones, sobre todo en los codos y las rodillas.
  • Sensación de resequedad en la garganta.
  • Tos, la cual es seca en la mayoría de los casos. En casos un tanto menos frecuentes, puede ser tos con flema.
  • Congestión nasal, la cual puede ser acompañada con estornudos y producción excesiva de mucosidad.
  • Náuseas y vómitos, además de diarrea en algunos casos.
  • Fiebre muy alta, capaz de alcanzar los 40 grados centígrados en el cuerpo. ¡Usualmente es acompañada con escalofríos!

¡Estos son los síntomas más comunes de la gripe! Sin embargo, ciertamente se puede llegar a sentir síntomas tales como:

  • Disnea.
  • Expectoración.
  • Dolor abdominal.
  • Cefalea.
  • Lagrimeo e irritación ocular.
  • Enrojecimiento de la piel.
  • Ganglios linfáticos inflamados.

Causas de la Gripe

Para nadie es secreto que la causa principal de la gripe es un grupo de virus muy particular que abunda en el mundo. Dichos virus, son conocidos como virus ARN de la familia Orthomyxoviridae. Los mismo, se dividen en 5 géneros diferentes, a saber:

  1. Virus de influenza A.
  2. Virus de influenza B.
  3. Virus de influenza C.
  4. Isavirus.
  5. Thogotovirus.

¡Solo los tres primeros tipos de virus pueden causar gripe! Ahora bien, estos virus específicos yacen en casi todas las cosas y son muy difíciles de eliminar del ambiente. Por ende, es más que común y lógico el contagio. Dicho contagio, puede ocurrir de varias maneras tales como:

  • Por medio de las vías respiratorias, inhalando el virus de una persona infectada o de un agente previamente contaminado.
  • Por medio del contacto físico con el material contaminado. Dar un beso o estrechar las manos con una persona infectada puede contagiarte de gripe.

Lo más curioso del asunto es que una persona ordinaria puede llegar a tener en su interior el virus de la gripe. Ello, por supuesto, sin mostrar ningún síntoma alarmante de la enfermedad. ¡Por ello hay que ser muy precavidos en el contacto con otras personas!

Diferencias entre la gripe y el resfriado común

Existen muchas similitudes en lo que respecta a la gripe y al resfriado común. De hecho, tanto es su parecido que muchas personas llegan a pensar que es exactamente lo mismo. No obstante, esto no es así en lo absoluto. Existe una gran diferencia.

La diferencia entre ambas enfermedades previamente mencionadas, radica en sus primeros síntomas. Verás, en primera instancia, la gripe comienza con una subida excesiva de la temperatura corporal, es decir que inicia con fiebre.

Esto no suele ocurrir con los catarros. Además, la gripe es mucho más agresiva e incluye dolor estomacal y en las articulaciones. Toma esto en cuenta y verás que sí se puede diferenciar un simple resfriado de la gripe.

Diagnóstico y tratamiento para la Gripe

En los casos más comunes, la gripe no necesita de un tratamiento en particular y mucho menos de un diagnóstico. ¡Los síntomas son la mayor prueba de que se padece gripe! Además, dicha enfermedad no suele durar más de una semana en el organismo de una persona.

La gripe se trata con reposo excesivo y con una alta ingesta de líquidos que ayuden a limpiar todo el organismo. Cosas como antibióticos o aspirinas no se recomiendan para tratar esta enfermedad.

De hecho, ni siquiera los antivirales son la primera opción en contra de la gripe. Este tipo de medicamento, se reserva más bien a aquellas personas más propensas a sufrir complicaciones.

Ten presente que los tratamientos comunes son para contrarrestar y hacer más pasable la enfermedad.

Prevención de la Gripe

Mantener el cuerpo debidamente protegido y saludable es la mejor prevención. Una alta ingesta de vitaminas C y D puede mantenerte alejado de los síntomas.

Además, actualmente existen varias vacunas que te pueden mantener protegido. Si sufres un alto riesgo de padecer esta enfermedad no lo pienses dos veces y vacúnate.

Existe un grupo de personas que corren más riesgo de contraerla. Entre ellos se encuentran:

  • Las personas mayores a los 60 años de edad.
  • Los niños entre los 6 meses y los 5 años de edad.
  • Las personas con problemas cardíacos.

¡Ya lo sabes! Vive una vida sana y mantén a raya esta enfermedad cotidiana y potencialmente peligrosa.

Otros remedios naturales que te pueden interesar

Acidez estomacalAcné
AdelgazarAfonía
AfrodisíacosAgujetas
AlergiasAlopecia (Caída del cabello)
AmigdalitisAmpollas
AnemiaAnsiedad
ArtrosisAsma
Bajar la presión arterialBalanitis
Blanquear dientesBlanquear piel
BlefaritisBronquitis
Cabello SaludableCalambres
Callos o durezasCansancio
CaspaCatarro
CelulitisCiática
CistitisColesterol
ColitisColon Irritable
Congestión nasalConjuntivitis
CucarachasDejar de beber
Dejar de fumarDepresión
DermatitisDiabetes
DiarreaDisfunción eréctil
Dolor de cabezaDolor de espalda
Dolor de estómagoDolor de garganta
Dolor de lumbagoDolor de muelas
Dolor de oídoDolor de pies
Dolor de reglaDolores musculares
Eczema o eccemaErisipela
EsguincesEstomatitis
EstreñimientoEstrés
Falta de apetitoFaringitis
FibromialgiaFiebre
FlemasFlemones
ForúnculosGarrapatas
GasesGastritis
GastroenteritisGingivitis
GolondrinosGolpes
GonorreaGota (ácido úrico)
GranosGripe
HemorroidesHepatitis
HerniasHerpes
Hígado grasoHipo
HongosHormigas
IncontinenciaIndigestión
Infección urinariaInfertilidad
InflamaciónInsomnio
Irritación de la pielJuanetes
LadillasLaringitis
Llagas en la bocaMal aliento
MareosMemoria
MenopausiaMigraña o Jaqueca
MocosMolusco Contagioso
MoratonesNáuseas
NerviosOjeras
Olor de piesOrzuelo
OtitisPicor de garganta
PiojosPsoriasis
QuemadurasReflujo gástrico
ResacaResfriado
RinitisRonquidos
RosáceaSarampión
SarnaSinusitis
Sudor o HiperhidrosisTinnitus o Acúfenos
TiroidesTos
TriglicéridosÚlceras
Uñas encarnadasUrticaria
VaginosisVaricela
VaricesVerrugas
VértigoVitíligo
Vómitos