Saltar al contenido

Remedios Caseros Para Los Golondrinos

remedios caseros para los bultos en las axilas
Remedios Caseros Para Los Golondrinos
5 (100%) 1 vote

Golondrino es el nombre con el cual se conoce a una afección muy particular que se suele producir en las axilas. La misma, resulta ser una inflamación infecciosa de las glándulas sudoríparas, haciendo que se haga un bulto en la axila o varios bultos que incomodan y molestan en demasía.

La mejor manera de deshacerse de este malestar, es tomando la iniciativa y probando solo lo mejor en cuanto a remedios caseros se refiere.

Remedios caseros para la inflamación de las glándulas sudoríparas

Pasta dental

Aplica un poco de pasta dental en tu axila, justo donde se sitúa el golondrino que te molesta con vehemencia. Repite esto todos los días y en poco tiempo verás que la golondrino habrá desaparecido.

Ello se debe a que la pasta cumple con la función de proteger y, en este caso, de destapar un poco las glándulas sudoríparas para así evitar la formación de golondrinos en las axilas.

Agua oxigenada y sal

Mezcla un poco de agua oxigenada con una cucharada de sal y aplica esto en tus axilas. De esta forma, los golondrinos podrán desaparecer rápidamente y además, podrás eliminar el mal olor que trae consigo este particular padecimiento en las axilas.

En general, si tienes cualquier clase de padecimiento en tu cuerpo, o este mal como lo es el golondrino, un tratamiento casero como este te puede ser de mucha utilidad.

Vinagre de manzana

Con solo colocar unas cuantas gotas de vinagre de manzana en tus axilas basta y sobra para utilizarlo en contra de los golondrinos. Este remedio también podría servirte cuando se trate de controlar el dolor en la axila producto de los golondrinos.

Recuerda pues, utilizar este remedio casero después de asear correctamente tus axilas y antes de irte a dormir.

Borraja

La planta conocida comúnmente como borraja es de los más efectivos remedios contra los golondrinos que podrás encontrar. Para usarlo de manera acertada tendrás que tomar la pulpa de la borraja y limpiarla adecuadamente.

Luego de esto, pon a hervir esta pulpa debidamente cortada en un litro de agua por aproximadamente 15 minutos. Deja reposar y cuela, para luego triturar la pulpa y aplicarla en forma de cataplasma en la zona afectada durante toda la noche.

Zanahoria

Crea un funcional cataplasma con zanahorias crudas debidamente picadas y una cucharadita de germen de trigo. Aplica dicho cataplasma en tus axilas, donde están los golondrinos y luego cubre la zona con un pedazo de gaza.

Deja reposar por 30 minutos aproximadamente y luego procede a retirarla y enjuagar la zona con abundante agua. Repite este proceso por al menos dos veces al día para que los golondrinos desaparezcan de una vez por todas.

Hoja de tomate

Con cebo derretido, toma una hoja de tomate y colócala justo donde está el golondrino que te molesta. Ello hará que el bulto madure más rápidamente, lo que hará que el golondrino se termine por secar y desaparecer mucho más rápido. Este remedio puede repetirse tantas veces como sea necesario, dejando la hoja en tu axila por al menos 20 minutos o más.

Higo

Toma un higo y ponlo a hervir lo suficiente hasta que esté totalmente blando. Hecho esto, cuela y toma un pedazo del higo para que, finalmente, procedas a colocarlo en tu axila. De esta forma el dolor ocasionado por los golondrinos podrá desaparecer rápidamente al igual que la inflamación y proliferación de este padecimiento tan particular.

No queda más que seguir estos excelentes remedios contra los golondrinos sabiendo que los mismos surgen generalmente por la falta de higiene personal.  Siendo así, mantente debidamente aseado teniendo presente que para el golondrino axila remedio casero que desees utilizar te será de mucha ayuda.

Otros remedios naturales que te pueden interesar

Acidez estomacalAcné
AdelgazarAfonía
AfrodisíacosAgujetas
AlergiasAlopecia (Caída del cabello)
AmigdalitisAmpollas
AnemiaAnsiedad
ArtrosisAsma
Bajar la presión arterialBalanitis
Blanquear dientesBlanquear piel
BlefaritisBronquitis
Cabello SaludableCalambres
Callos o durezasCansancio
CaspaCatarro
CelulitisCiática
CistitisColesterol
ColitisColon Irritable
Congestión nasalConjuntivitis
CucarachasDejar de beber
Dejar de fumarDepresión
DermatitisDiabetes
DiarreaDisfunción eréctil
Dolor de cabezaDolor de espalda
Dolor de estómagoDolor de garganta
Dolor de lumbagoDolor de muelas
Dolor de oídoDolor de pies
Dolor de reglaDolores musculares
Eczema o eccemaErisipela
EsguincesEstomatitis
EstreñimientoEstrés
Falta de apetitoFaringitis
FibromialgiaFiebre
FlemasFlemones
ForúnculosGarrapatas
GasesGastritis
GastroenteritisGingivitis
GolondrinosGolpes
GonorreaGota (ácido úrico)
GranosGripe
HemorroidesHepatitis
HerniasHerpes
Hígado grasoHipo
HongosHormigas
IncontinenciaIndigestión
Infección urinariaInfertilidad
InflamaciónInsomnio
Irritación de la pielJuanetes
LadillasLaringitis
Llagas en la bocaMal aliento
MareosMemoria
MenopausiaMigraña o Jaqueca
MocosMolusco Contagioso
MoratonesNáuseas
NerviosOjeras
Olor de piesOrzuelo
OtitisPicor de garganta
PiojosPsoriasis
QuemadurasReflujo gástrico
ResacaResfriado
RinitisRonquidos
RosáceaSarampión
SarnaSinusitis
Sudor o HiperhidrosisTinnitus o Acúfenos
TiroidesTos
TriglicéridosÚlceras
Uñas encarnadasUrticaria
VaginosisVaricela
VaricesVerrugas
VértigoVitíligo
Vómitos