Saltar al contenido

Remedios Caseros Para La Fiebre

remedios naturales para la fiebre
Remedios Caseros Para La Fiebre
3.5 (70%) 2 votes

La fiebre no es una enfermedad en sí misma, sino más bien es un síntoma, es el síntoma del fenómeno natural de defensa que nuestro propio cuerpo tiene para luchar contra las anomalías e infecciones que padece.

La función de la fiebre es mejorar la respuesta que tienen las células en un determinado tiempo, haciendo que se eliminen los invasores de nuestros cuerpos que normalmente son virus y bacterias, por este motivo de defensa natural, nuestro cuerpo aumenta la temperatura.

La fiebre es muy común padecerla más de una vez en nuestra vida, puede afectar a todo tipo de personas, sea cual sea su edad, siendo los niños los más afectados, ya que en su etapa de desarrollo son más vulnerables a los virus y las bacterias.

Normalmente nuestra temperatura corporal está entre 36º y 37º, sin embargo cuando nuestro cuerpo comienza a tener fiebre, la temperatura se eleva por encima de los grados anteriormente citados.

A partir de los 38º ya lo consideraremos fiebre, pero cuando se llegan a los 40º, lo aconsejable es ir al médico ya que los 40º está considerado ya como fiebre de alto riesgo de peligrosidad y sí que necesitan tratamiento, ya que pueden llegar a causar alucinaciones y convulsiones, sobre todo en niños y en personas mayores.

Por ser un mecanismo de defensa natural de nuestro cuerpo, a veces no necesita tratarse con ningún tipo de medicamento, ya que ella misma disminuirá lentamente y gradualmente.

Causas De La Fiebre

La fiebre es causada por un cuerpo extraño que entra en el cuerpo, este cuerpo extraño va desde un virus, una quemadura solar, medicamentos antibióticos, una reacción adversa a una vacuna que nos hayan inyectado o deshidratación.

También puede ser causada por enfermedades infecciosas producidas por un virus, enfermedades bacterianas, enfermedades inflamatorias de huesos, meningitis o de intestino, también la hepatitis, el lupus o las trombosis, por ejemplo.

Síntomas De la Fiebre

Síntomas En Niños y Bebés

En los niños y bebés, la fiebre se considera fiebre desde los 37,3ºC y puede tener algunos síntomas diferentes de los adultos, tales como:

  • La falta de sueño
  • La falta de interés en jugar
  • Estar aletargados
  • Diarrea
  • Vómitos
  • Dolor de oído
  • Tos
  • Garganta inflamada

Cuando la temperatura es demasiado alta, el niño puede llegar a convulsionar y a tener delirio.

Tratamientos y Remedios Naturales Para La Fiebre

Por lo general este síntoma no se trata, a no ser de que pase de los 38º y vaya subiendo, en caso así deberías barajarte el ir al médico a que te vean a ti, a tu familiar o a tu bebé. A pesar de ello, hay varios modos de aliviar los síntomas de la fiebre de manera natural, por eso a continuación te contamos algunos de los remedios caseros para la fiebre que existen.

Reposo

Uno de los principales remedios caseros que existen para combatir la fiebre es el reposo, ya que el cuerpo por si solo sube la temperatura y te deja sin fuerzas y cansado/a para que precisamente le des descanso a tu cuerpo y pueda combatir la infección que sea que te esté afectando.

Hidratación

Además del reposo, es muy importante que bebas mucho líquido, a poder ser agua embotellada o de osmosis, cuando estás en estado febril, tu cuerpo tiende a deshidratarse porque toma todos los nutrientes para intentar combatir la infección que tienes, así que por este motivo, mantente bien hidratado para no desmayarte.

Baños Templados

Para bajar la fiebre antiguamente se llegaban a dar baños fríos los mismos adultos y a los niños, pero por experiencia propia, os digo que es mejor hacerlo con agua templada, ya que muy caliente subiría aún más la temperatura de nuestro cuerpo, y demasiado fría provocaría un dolor muscular intenso que no merece la pena que pase ni el adulto ni el pequeño.

Paños Fríos

También es conocido poner paños fríos sobre la frente para bajar la fiebre, esto surte efecto sobre todo en los niños.

Ajo

Para este remedio debes de preparar un agua de ajo, pon dos dientes de ajo picado en un vaso de agua, déjalo reposar unas seis o siete horas, después cuélalo y toma este mejunje 3 veces al día.
Si te sientes muy mal para realizarlo, manda a alguien a la parafarmacia o herbolario y dile que compre cápsulas de ajo, tómate 2 al día.

Cebolla

Para este remedio sólo tienes que mezclar dos cucharadas grandes de zumo de cebolla, el cual puedes realizar en una licuadora, y mezclar con un vaso de agua para que  no esté muy fuerte. Una vez ligado, bébelo a pequeños sorbos.

Sandía

Los zumos sobre todo si son naturales, son unos fenomenales remedios para bajar la fiebre, la sandía al contener mucha agua es una de las frutas más recomendadas, y puedes tomar el zumo durante tres veces al día.

Naranja

Aquí tenemos otra de las frutas por excelencia recomendadas, la naranja tiene muchas vitaminas y al tomarlas cuando estamos con fiebre, nos ayudarán a reponer nuestras reservas para que nuestro cuerpo siga luchando contra infecciones. Toma cuantas veces quieras, pero no le añadas nada de azúcar.

Infusión de Manzanilla y Albahaca

Sí, como oyes, la infusión de albahaca y manzanilla, nos harán que baje nuestra temperatura, así que hazte con un poco de estas hierbas secas y toma la infusión tres veces al día, también le puedes añadir unas gotas de propóleos a cada dosis, si es para niño con echarle 2 gotitas tiene suficiente

Infusión De Romero Y Eucalipto O Menta

Toma un litro de agua, caliéntala, una vez esté hirviendo apaga el fuego y añade 3 cucharadas de cada hierba al recipiente de agua. Deja reposar 10 minutos, después de reposar, puedes tomar 3 veces al día. Esto hará que te baje la fiebre de manera natural.

Otros remedios naturales que te pueden interesar

Acidez estomacalAcné
AdelgazarAfonía
AfrodisíacosAgujetas
AlergiasAlopecia (Caída del cabello)
AmigdalitisAmpollas
AnemiaAnsiedad
ArtrosisAsma
Bajar la presión arterialBalanitis
Blanquear dientesBlanquear piel
BlefaritisBronquitis
Cabello SaludableCalambres
Callos o durezasCansancio
CaspaCatarro
CelulitisCiática
CistitisColesterol
ColitisColon Irritable
Congestión nasalConjuntivitis
CucarachasDejar de beber
Dejar de fumarDepresión
DermatitisDiabetes
DiarreaDisfunción eréctil
Dolor de cabezaDolor de espalda
Dolor de estómagoDolor de garganta
Dolor de lumbagoDolor de muelas
Dolor de oídoDolor de pies
Dolor de reglaDolores musculares
Eczema o eccemaErisipela
EsguincesEstomatitis
EstreñimientoEstrés
Falta de apetitoFaringitis
FibromialgiaFiebre
FlemasFlemones
ForúnculosGarrapatas
GasesGastritis
GastroenteritisGingivitis
GolondrinosGolpes
GonorreaGota (ácido úrico)
GranosGripe
HemorroidesHepatitis
HerniasHerpes
Hígado grasoHipo
HongosHormigas
IncontinenciaIndigestión
Infección urinariaInfertilidad
InflamaciónInsomnio
Irritación de la pielJuanetes
LadillasLaringitis
Llagas en la bocaMal aliento
MareosMemoria
MenopausiaMigraña o Jaqueca
MocosMolusco Contagioso
MoratonesNáuseas
NerviosOjeras
Olor de piesOrzuelo
OtitisPicor de garganta
PiojosPsoriasis
QuemadurasReflujo gástrico
ResacaResfriado
RinitisRonquidos
RosáceaSarampión
SarnaSinusitis
Sudor o HiperhidrosisTinnitus o Acúfenos
TiroidesTos
TriglicéridosÚlceras
Uñas encarnadasUrticaria
VaginosisVaricela
VaricesVerrugas
VértigoVitíligo
Vómitos