Saltar al contenido

Remedios Caseros Para La Erisipela

tratamiento natural para la erisipela
Remedios Caseros Para La Erisipela
5 (100%) 1 vote

Erisipela es el nombre con el cual se conoce a aquella patología de la piel que se presenta con su enrojecimiento. Puede aparecer tanto en el rostro como en las extremidades o el tronco, pudiendo abarcar toda la piel si la afección es muy grave.

Es una enfermedad causada por los estreptococos y puede ser tratada de buena manera con determinados remedios caseros que siempre tienden a funcionar.

Lista de remedios caseros para la erisipela

1.- Como primer remedio para la disípela o erisipela se encuentra el agua fría. Simple, ¿no? Solo basta con aplicar compresas de agua fría en la zona afectada y en cuestión de minutos se podrá apreciar como la inflamación va bajando al igual que el enrojecimiento de la piel.

También es un remedio excelente para aliviar la sensación de calor o ardor que suele acompañar a esta terrible enfermedad.

2.- Otro tratamiento para la erisipela que siempre da buenos resultados es aquel que incluye al aloe vera. Esta planta ha probado ser perfecta para hacer sentir mucho mejor al organismo humano, siendo su punto fuerte los problemas relacionados con la piel.

Toma entonces el cristal o gel de una penca de sábila y aplícalo por toda la superficie afectada por la erisipela. Deja reposar el aloe en la piel por al menos 15 minutos para luego remover con abundante agua. Repite este proceso tres veces al día hasta que notes mejoría en la piel.

3.- Eliminar las manchas rojas de la erisipela (sobre todo cuando se trata de la erisipela en piernas) puede ser fácilmente conseguido si se utiliza el aceite de almendras.

Solamente tienes que aplicar algunas gotas de este aceite tan particular en las manchas rojas y en muy poco tiempo verás cómo tu piel irá mejorando su tonalidad.

Repite esto tantas veces sientas necesaria su aplicación al día. Eso sí, no extiendas mucho su uso a más de un mes ya que podrías perjudicar más aun la salud de tu cuerpo.

4.- La lechuga no solo puede ser utilizada para crear ricas ensaladas, sino también para realizar contra la erisipela un tratamiento natural efectivo. Simplemente tendrás que tomar estas hojas de lechuga y ponerlas a hervir en agua por un rato.

Cuando estén más blandas de lo normal, retira del fuego y seca tanto como puedas la lechuga, para luego pasar a colocarla directamente en el área afectada por la erisipela. Déjalo reposar por unos minutos, retirando luego la lechuga para finalmente enjuagar la zona con abundante agua.

5.- Otro tratamiento o remedio que pocos conocen es el que consiste en mezclar zanahorias con diente de león y apio. Puedes elaborar un rico jugo con estos ingredientes previamente mencionados y tomarlo cotidianamente para que la erisipela merme su aparición dentro de tu organismo.

Ello, gracias a que todas estas plantas tienen propiedades especiales que ayudan a revitalizar la piel, a desinflamar la misma y a reducir el dolor de la erisipela.

6.- Para reducir la inflamación de la erisipela, prueba utilizando la planta de caléndula en forma de infusión. Puedes tomar un poco todos los días al igual que puedes aplicar dicha infusión directamente en el área afectada.

Sea cual sea el caso, en cuestión de días dejarás de sentir molestia alguna. ¡No te hará falta comprar alguna crema para curar erisipela!

7.- De los múltiples tratamientos para la erisipela que existen, el que utiliza las plantas de ajenjo es sin duda el más rápido a la hora de actuar. Solamente tendrás que lavar el área afectada con té de ajenjo que puedes preparar en casa, haciendo esto dos veces al día por aproximadamente un mes.

Puedes combinar este remedio con algún medicamento que te haya recetado el doctor o médico que te atiende.

Recomendaciones para tratar la erisipela

  • Evita estar cerca de personas que padecen problemas en la piel o algún tipo de afección. No es que la erisipela sea contagiosa, pero si puede tornarse peor si se añade otra clase de patología a la piel.
  • Mantente en reposo tanto como te sea posible, evitando estresarte.
  • No toques el área afectada con erisipela, salvo que intentes esparcir algún remedio casero. ¡Evita el riesgo de auto-contagio!

¿Ves que no es difícil curar la erisipela? Ahora depende de ti zafarte de esta enfermedad de una vez por todas.

Qué es la Erisipela

Es una fuerte infección aguda producto de una bacteria. Esta misma, recibe el nombre de streptococcus pyogene, un estreptococo que ataca a la dermis y los vasos linfáticos. Es decir que afecta la zona casi externa de la piel.

Hay que recordar que la piel se divide en capas, siendo la dermis una de las capas más exteriores.

Las principales características terminan siendo la inflamación excesiva de la zona afectada y una fuerte coloración rojiza. A eso se le suma su tendencia a aparecer en los pies o en el rostro de la persona afectada. A esto último se le conoce como Erisipela facial.

Usualmente los bordes de esta coloración rojiza de la piel suelen ser bien definidos y de variados tamaños. Además, este tipo de enfermedad cuenta como un tipo de celulitis muy particular.

¿Que qué es la celulitis? Pues simple, es un tipo de inflamación difusa del tejido conjuntivo. En términos generales, ¡es un hinchamiento excesivo de las células! La misma, puede producirse por bacterias como los estreptococos.

Curiosamente, la Erisipela infecciosa también puede llegar a desarrollarse por debajo de la hipodermis. Ello hace que la inflamación se torne mucho menos definida y de tonos mucho más rosados. En esta clase de casos se puede encontrar una bacteria muy diferente a la del estreptococo.

De lo anterior dicho se puede concluir que, mientras menos profundo se localice, más definida se hace.

Diferencia entre la Erisipela y la celulitis

Aunque puedan ser muy parecidas, no es lo mismo una Erisipela a una celulitis. Su más grande diferencia, de hecho, radica en el hecho del lugar donde se aloja la bacteria infecciosa.

La bacteria causante se aloja, generalmente, en las capas de la piel mucho más cercanas al exterior. Ello indica que suele afectar la epidermis, una de las capas más superficiales de la dermis.

Por su parte, la celulitis suele ser una infección mucho más profunda, llegando a atacar a la hipodermis. Los tejidos grasosos de la hipodermis para ser exactos.

Síntomas comunes de la Erisipela

Una vez abordado los temas de las características y aspectos de interés, toca hablar sobre sus síntomas. Y es que la verdad sea dicha, ¡esta es una enfermedad cutánea que puede reconocerse fácilmente por su sintomatología.

La Erisipela suele causar estos síntomas:

  • Dolor intenso en la zona donde se aloja la bacteria.
  • Hinchazón y ardor de la zona afectada por la Erisipela. ¡Sentirás que tu piel está ardiendo!
  • Sensación de calor en la zona afectada.
  • Sudoración excesiva.
  • Ampollas en la piel.
  • Fiebres elevadas.
  • Escalofríos constantes debidos a los cambios de temperaturas abruptos que atraviesa la piel afectada.
  • Úlceras cutáneas con bordes bien definidos.
  • Pérdida del apetito.
  • Vómitos.
  • Malestar general y sensación de debilidad.
  • Dolores fuertes de cabeza.

Realmente es una enfermedad de tener cuidado. Por suerte, los síntomas suelen durar muy poco en el tiempo si se sabe tratar debidamente. ¡Esto sabrás cómo hacerlo un poco más adelante! No obstante, si no se trata con suficiente cuidado, la bacteria podría causar acumulación de pus en la zona infectada.

Por si lo anterior dicho no fuera suficiente, también podría desarrollarse necrosis en la piel o una infección generalizada. ¡Esto podría llevar a la muerte si no se tiene el debido cuidado! Por consiguiente, de padecerse la enfermedad, se recomienda aprender tanto como sea posible.

Otro síntoma final resulta ser la sensación de estiramiento de la piel afectada. Ello se debe a la inflamación de los ganglios linfáticos y por tanto, resulta ser un síntoma realmente predecible. ¡Ya lo sabes!

Principales causas

A estas alturas del partido ya se debe conocer la causa principal. La infecciosa bacteria estreptococo. Si llegas a tener contacto con esta bacteria en una determinada zona probablemente te de Erisipela cutánea.

Pero, de ser esto cierto, ¿cómo se puede entrar en contacto con esta bacteria? Simple, ello se puede llevar a cabo con cualquier lesión leve que reciba la piel. Ello significa que existen varios factores de riesgo para contraer Erisipela, los cuales son:

  1. Los cortes simples en la piel.
  2. Cualquier otro tipo de erupción de la piel como la varicela.
  3. El pie de atleta.
  4. Las picaduras de mosquitos.
  5. Lesiones en las uñas, siendo la más frecuente de todas las uñas encarnadas.
  6. Quemaduras.
  7. Mordidas superficiales o severas de cualquier animal.
  8. Colocarse o implantarse piercings en el cuerpo.
  9. Espinillas, sobre todo si se dejan abiertas o si se sacan.
  10. Los eczemas.

En términos simples, cualquier cosa que violente la piel de una u otra manera es una causa potencial.

Sumado a todo lo anterior, existen otros factores de riesgos ajenos a la piel que pueden influir en la aparición. Dichos factores que pueden causar son:

  • El sobrepeso o la obesidad.
  • La Diabetes.
  • El uso de corticoides.
  • El padecimiento de edema crónico (sea cual sea su causa original).

Entre los tipos de bacterias que causan Erisipela se encuentran:

  • Streptococcus.
  • Staphylococcus.
  • Haemophilus influenzae.
  • Yersinia enterocolitica.
  • Streptococcus pneumoniae.
  • Pasteurella multocida.
  • Klebsiella pneumoniae.

Nombres extraños sin duda, pero aun así, son nombres con los cuales se conocen a estas bacterias portadoras de Erisipela.

Tratamientos

La primera medida de tratamiento, termina siendo el reposo inmediato del afectado. Si se trata de una Erisipela en la pierna, el tratamiento ideal sería reposar con la misma pierna elevada.

De esta forma se puede reducir el edema y el dolor de la enfermedad! Luego de esto, el tratamiento estándar comienza. Dicho tratamiento consiste en aplicar al paciente analgésicos y antibióticos por igual. Ello puede ayudar a frenar la bacteria causante.

De acuerdo a lo que recete el médico que atiende el caso, puede administrarse estos medicamentos vía oral. También puede hacerse por vía intravenosa, aunque esto se suele hacer cuando el brote es muy grande. Todo depende de la gravedad del caso.

Generalmente, tratar la Erisipela tradicional suele durar un máximo de 14 días. Aunque, este tiempo puede variar dependiendo del tipo de infección.

La penicilina G resulta ser el tratamiento más usado cuando, siendo eficaz en muchos casos. Por desgracia, el uso de penicilina no garantiza la completa eliminación.

Esta enfermedad puede llegar a complicarse un poco, siendo un caso de esto el nuevo brote de Erisipela. Resulta ser una enfermedad en la piel que tiende a residir luego de padecerse por primera vez.

De hecho, existe un 30% de probabilidades de desarrollarla nuevamente antes de los tres años de su primera aparición. Esta probabilidad aumenta si se toma en cuenta los factores de riesgo previamente mencionados.

Aunque parezca difícil de creer, los tratamientos naturales contra la Erisipela sí existen y son funcionales. Estos tratamientos suelen incluir los siguientes ingredientes:

  • Aloe Vera.
  • Caléndula.
  • Sauco.
  • Infusiones de cualquier tipo.

No dejes de probar usando tópicamente estos alimentos para tratar la Erisipela. También puedes consumirlos y ver si realmente dan buenos resultados.

Pese a lo que pueda parecer, no es una enfermedad contagiosa en lo absoluto. ¡A menos que consideres contagio la transmisión de la bacteria! Además, esta enfermedad suele ser muy poco frecuente en los niños, aunque efectivamente puede llegar a atacarlos. La Erisipela es más recurrente en adultos mayores a los 40 años de edad.

Prevención de la Erisipela

Ya que es una enfermedad más que todo externa, es muy posible llegar a prevenirla. Lo primero a considerar es mantener una piel sana y bien cuidada. De esta manera no llegará a lesionarse con tanta facilidad.

Sumado a esto, también resulta un excelente método de prevención el no estar muy expuesto a la bacteria del estreptococo. ¡Por mucha inmunidad que tengas es probable que te contagies de esta u otra enfermedad parecida!

Aspirar bien los muebles y  mantener un entorno aseado y limpio también contribuye a la prevención. ¡Más si resulta que alguien dentro del hogar padece de esta enfermedad!

Como ya se dijo, a menos que tengas contacto directo con la bacteria, esta enfermedad no suele ser contagiosa. Aun así, ¡hay que tomar sus previsiones!

Otros remedios naturales que te pueden interesar

Acidez estomacalAcné
AdelgazarAfonía
AfrodisíacosAgujetas
AlergiasAlopecia (Caída del cabello)
AmigdalitisAmpollas
AnemiaAnsiedad
ArtrosisAsma
Bajar la presión arterialBalanitis
Blanquear dientesBlanquear piel
BlefaritisBronquitis
Cabello SaludableCalambres
Callos o durezasCansancio
CaspaCatarro
CelulitisCiática
CistitisColesterol
ColitisColon Irritable
Congestión nasalConjuntivitis
CucarachasDejar de beber
Dejar de fumarDepresión
DermatitisDiabetes
DiarreaDisfunción eréctil
Dolor de cabezaDolor de espalda
Dolor de estómagoDolor de garganta
Dolor de lumbagoDolor de muelas
Dolor de oídoDolor de pies
Dolor de reglaDolores musculares
Eczema o eccemaErisipela
EsguincesEstomatitis
EstreñimientoEstrés
Falta de apetitoFaringitis
FibromialgiaFiebre
FlemasFlemones
ForúnculosGarrapatas
GasesGastritis
GastroenteritisGingivitis
GolondrinosGolpes
GonorreaGota (ácido úrico)
GranosGripe
HemorroidesHepatitis
HerniasHerpes
Hígado grasoHipo
HongosHormigas
IncontinenciaIndigestión
Infección urinariaInfertilidad
InflamaciónInsomnio
Irritación de la pielJuanetes
LadillasLaringitis
Llagas en la bocaMal aliento
MareosMemoria
MenopausiaMigraña o Jaqueca
MocosMolusco Contagioso
MoratonesNáuseas
NerviosOjeras
Olor de piesOrzuelo
OtitisPicor de garganta
PiojosPsoriasis
QuemadurasReflujo gástrico
ResacaResfriado
RinitisRonquidos
RosáceaSarampión
SarnaSinusitis
Sudor o HiperhidrosisTinnitus o Acúfenos
TiroidesTos
TriglicéridosÚlceras
Uñas encarnadasUrticaria
VaginosisVaricela
VaricesVerrugas
VértigoVitíligo
Vómitos