Saltar al contenido

Remedios Caseros Para La Disfunción Eréctil o Impotencia

remedios caseros para la impotencia

Antes de contarte cuáles son los remedios caseros para la disfunción eréctil con los que puedes tratar esta pequeña afección, te contaremos en qué consiste este problema y cuáles son las causas más conocidas.

La disfunción eréctil es aquella a la que los especialistas definen como la incapacidad que tiene un hombre de obtener y mantener una erección durante una relación sexual, y que a la vez suelen relacionar con la reducción del deseo sexual del hombre hacia la mujer.

Las disfunciones eréctiles eventuales no deben de preocupar a los hombres, pero cuando son recurrentes, el problema puede generar dificultades como que esta persona comience a desarrollar una baja autoestima y estrés interno, además que puede comenzar a perjudicar la intimidad sexual de la pareja y la relación en sí misma.

La disfunción eréctil, o impotencia, afecta a hombres de distintas edades y no es nada raro de que esta afección se presente en los más jóvenes. A continuación te explicamos las causas.

Causas de la disfunción eréctil

La disfunción eréctil no es una enfermedad. En realidad, contrario a lo que muchos imaginan, las dificultades en la erección son síntomas de otros problemas, que pueden ser emocionales o físicos.

Se debe tener en cuenta que la excitación sexual masculina, y consecuente erección, es un proceso complejo que involucra al cerebro, a las emociones, los músculos, las hormonas y a los vasos sanguíneos, pudiendo ser el resultado de:

  • Estrés continuo
  • Ansiedad
  • Depresión
  • Colesterol alto
  • Hipertensión
  • Tabaquismo
  • Trastornos del sueño
  • Diabetes

La disfunción eréctil es la responsable de desencadenar una serie de complicaciones en la vida del hombre, como el aumento del estrés, la vida sexual insatisfactoria, la baja autoestima, y ​​la incapacidad de embarazar a la pareja.

Remedios caseros para la disfunción eréctil

Los remedios caseros para la disfunción eréctil que a continuación te aconsejamos, los pueden realizar tanto los adultos como los jóvenes y dependiendo de cuál sea, también los diabéticos.

Aceite De Oliva

La dieta mediterránea que es regada principalmente con el conocido “oro líquido”, el aceite de oliva, tiene múltiples beneficios, ya que su consumo hace bien a nuestro corazón y a los trastornos que provienen del mismo, que en los casos de impotencia en el 80% de los casos está relacionado con este tipo de enfermedades.

Arginina

La arginina es bendita para estos casos, ya que es un aminoácido natural que aumenta de manera espontánea después de su ingesta, el aumento de flujo sanguíneo, lo cual será beneficioso para cumplir con las actividades sexuales. La arginina la puedes encontrar en herbolarios, pero también en ingredientes como las nueves, la soja, el pollo y los lácteos.

Dejar de fumar

El hábito tabáquico es sumamente perjudicial no sólo para la disfunción eréctil, sino para tu salud en general, estando demostrado científicamente que el fumar provoca disfunción eréctil, a mayor cantidad, mayor riesgo existe.

Ginkgo Biloba

Es una variedad de ginseng y es una de las hierbas que se usan para tratar la disfunción eréctil ya que aumentan la cantidad de flujo de sangre, es también un afrodisíaco de los mejores y ayuda a generar la hormona de la testosterona, que está relacionada con el deseo sexual.

Planta Rodiola

La planta rodiola es muy utilizada en países como Escandinavia y Rusia, principalmente porque ayuda a aumentar la resistencia física en alturas considerables. A lo largo de los años se realizó un estudio a través del cual se exponía a los voluntarios al uso de rodiola para tratar la impotencia, al ver los resultados positivos, vieron como también era buena para tratar la disfunción eréctil.

No montar en bicicleta

Si te gusta hacer ejercicio e ir en bicicleta y tienes disfunción eréctil, es mejor que a partir de ahora comiences a caminar, esto es porque el sillín de las bicicletas pueden llegar a causar un trauma en el periné y llegar a dañar las arterias que conducen la sangre a lo largo del pene.

Acupuntura

Está demostrado que la acupuntura mejora notablemente las erecciones y pueden llegar a tratar esta disfunción y que el paciente vea la mejoría.

Fármacos

Si lo natural no te funciona ve a tu médico, seguro que te recetará algunos de los medicamentos que suelen prescribir para este tipo de afección, ya sea la Viagra, Levitra o Cialis. Pero recuerda que es importante que sea tu médico el que te prescriba el medicamento indicado, ya que si lo compras por tu cuenta sería peligroso para tu salud.

Otros remedios naturales que te pueden interesar

Acidez estomacal Acné
Adelgazar Afonía
Afrodisíacos Agujetas
Alergias Alopecia (Caída del cabello)
Amigdalitis Ampollas
Anemia Ansiedad
Artrosis Asma
Bajar la presión arterial Balanitis
Blanquear dientes Blanquear piel
Blefaritis Bronquitis
Cabello Saludable Calambres
Callos o durezas Cansancio
Caspa Catarro
Celulitis Ciática
Cistitis Colesterol
Colitis Colon Irritable
Congestión nasal Conjuntivitis
Cucarachas Dejar de beber
Dejar de fumar Depresión
Dermatitis Diabetes
Diarrea Disfunción eréctil
Dolor de cabeza Dolor de espalda
Dolor de estómago Dolor de garganta
Dolor de lumbago Dolor de muelas
Dolor de oído Dolor de pies
Dolor de regla Dolores musculares
Eczema o eccema Erisipela
Esguinces Estomatitis
Estreñimiento Estrés
Falta de apetito Faringitis
Fibromialgia Fiebre
Flemas Flemones
Forúnculos Garrapatas
Gases Gastritis
Gastroenteritis Gingivitis
Golondrinos Golpes
Gonorrea Gota (ácido úrico)
Granos Gripe
Hemorroides Hepatitis
Hernias Herpes
Hígado graso Hipo
Hongos Hormigas
Incontinencia Indigestión
Infección urinaria Infertilidad
Inflamación Insomnio
Irritación de la piel Juanetes
Ladillas Laringitis
Llagas en la boca Mal aliento
Mareos Memoria
Menopausia Migraña o Jaqueca
Mocos Molusco Contagioso
Moratones Náuseas
Nervios Ojeras
Olor de pies Orzuelo
Otitis Picor de garganta
Piojos Psoriasis
Quemaduras Reflujo gástrico
Resaca Resfriado
Rinitis Ronquidos
Rosácea Sarampión
Sarna Sinusitis
Sudor o Hiperhidrosis Tinnitus o Acúfenos
Tiroides Tos
Triglicéridos Úlceras
Uñas encarnadas Urticaria
Vaginosis Varicela
Varices Verrugas
Vértigo Vitíligo
Vómitos