A causa de mi diabetes, yo temía desarrollar llagas en los pies, o incluso gangrena y posiblemente una amputación. Gasté cientos de dólares en especialistas, medicamentos, dietas milagrosas y estudios. Nada daba resultado, hasta que una amiga me recomendó esta página web.
¡Suerte!

Responder