Saltar al contenido

Remedios Caseros Para La Ciática

remedios caseros para la ciatica
Remedios Caseros Para La Ciática
5 (100%) 1 vote

El dolor del nervio ciático es un dolor persistente que puede surgir en forma de pinzadas o espasmos en la parte inferior de la columna, pasando por todo el nervio ciático, que se extiende desde la columna y pasa por las nalgas y los muslos hasta el pie. Este es el nervio más grande del cuerpo.

En algunos casos, comienza poco a poco y empeora por la noche o con los movimientos, dando síntomas de punzadas o ardor. Otros síntomas causados pueden ser parestesia, debilidad en los músculos de las piernas afectadas o hormigueo.

Causas de la ciática

El dolor de ciática se origina generalmente en trastornos de la columna tales como discos herniados, trauma, interrupciones o desviaciones de los discos de las vértebras lumbares L4, L5 y S1.

Los problemas del nervio ciático pueden identificarse sin mayores problemas mediante un examen clínico, que cuenta con pruebas físicas suficientes para demostrar el origen del problema.

Hay tratamientos con remedios naturales que son muy eficaces en el alivio de los síntomas de la ciática, tal como veremos a continuación.

Remedios caseros para desinflamar el nervio ciático

Compresas de eucalipto

Un excelente remedio casero para la inflamación es aplicar una compresa caliente de hojas de eucalipto, ya que esta planta tiene fuertes propiedades anti-inflamatorias que ayudan a reducir la presión sobre los nervios y a aliviar el dolor rápidamente.

Además, se utiliza en forma de cataplasma caliente, este tratamiento también permite relajar los músculos de la pierna o la espalda, provocando una mayor sensación de alivio y relajación.

Si no tienes o encuentras eucalipto, también se puede optar por hacer el cataplasma con lavanda o salvia, ya que son plantas medicinales con propiedades similares.

Ingredientes:

  • 5 a 10 hojas de eucalipto

Preparación:

“Cocinar” las hojas de eucalipto (al vapor, preferiblemente) así se suavizan para poder utilizarlas como un cataplasma en la zona afectada por el dolor. Para mantener el calor de las hojas, colocar una toalla caliente sobre ellas.

Repetir el mismo procedimiento durante los dolores diarios por lo menos 20 minutos, o hasta que las hojas se hayan enfriado.

Cúrcuma

La cúrcuma es una especia de color amarillento que se puede usar en las comidas, tiene propiedades anti-inflamatorias debido a la presencia de la curcumina.

Puedes añadirla al arroz, salsas y carnes, siendo una buena manera de ayudar a aliviar e dolor de la ciática.

Por otra parte, también se recomienda evitar el azúcar, grasas, aceites, exceso de proteínas animales, porque favorecen la formación de toxinas que perpetúan la presencia de inflamación en el cuerpo.

Lo ideal son las frutas y verduras, ya que las puedes comer tanto como desees en cada comida.

Pomada de árnica

Esta pomada de árnica se puede hacer en casa con productos que puedes encontrar en tiendas o parafarmacias.

Ingredientes:

  • 10 gr de cera de abeja
  • 12 gr de aceite de coco
  • 10 gr de manteca de karité
  • 1 cucharadita de aceite esencial de té de árnica
  • 5 gotas de aceite esencial de romero

Preparación:

Fundir la cera de abeja, el aceite de coco y la manteca de karité en el microondas o al fuego en un recipiente y luego añadir el aceite esencial de árnica y el romero.

Mezclar bien y almacenar en un recipiente cerrado y en un lugar seco. Siempre que necesites usarlo asegúrate que no esté demasiado espeso, si no colócalo al baño maría unos minutos.

Masajes

Si tienes mucho dolor puede ayudarte bastante recibir un masaje de espalda en las nalgas y piernas. El masaje debe ser agradable y realizado con crema hidratante o aceite esencial.

El aceite de semilla de uva mezclado con 2 gotas de aceite esencial de lavanda puede ser una buena manera de lograr relajar los músculos y aliviar el dolor (se recomienda acudir a un fisioterapeuta o masajista cualificado).

Mantenerse físicamente activo

En las crisis del dolor de ciática no se recomienda el reposo absoluto, acostado o sentado, porque estas posiciones agravan el dolor. Lo ideal es hacer actividades ligeras y evitar estar estático en la misma posición durante más de dos horas.

Recomendaciones

  • Nunca doblar la columna para coger un objeto; es necesario doblar las rodillas no más de 90º, ya que cuando doblamos la columna, la presión que se ejerce sobre las vértebras es de 10 veces su peso.
    Dormir en un colchón adecuado, que no se demasiado duro ni tampoco demasiado blando. Ten en cuenta que pasamos unas 7-8 horas durmiendo, por lo tanto es una de los puntos más importantes.
  • No use ropa ajustada o apretada.
  • Sentarse con la espalda recta.
  • Descansar en una cama firme.
  • Evitar la práctica de ejercicios bruscos o ciertas posiciones y movimientos típicos de yoga.
  • No te sientes en sitios duros o rígidos durante mucho tiempo.
  • Evita conducir el coche durante largos períodos de tiempo, ya que puede causar un ataque de ciática. Durante la conducción, las piernas están en tensión y, si se mantiene durante varias horas, puede resultar en un “estiramiento” del nervio ciático. Puedes prevenirlo fácilmente, haciendo varias paradas en el camino saliendo a estirar un poco las piernas.
  • Utilizar terapias alternativas como la moxibustión y quiropráctica:
    • Quiropráctica. Son realizados masajes, fricciones, presiones, deslizamientos… Sobre las zonas de tensión muscular y los tejidos del tendones para conseguir que los tejidos que comprimen e inflaman el nervio ciático se relajen. Las sesiones son 1-2 veces a la semana durante al menos 1 o 2 meses.
    • Moxibustión. De origen chino, esta técnica utiliza un tipo “puro” de Artemisia (planta medicinal) con la que se “barre” los meridianos de la acupuntura para el tratamiento de los desequilibrios energéticos que causan los trastornos. En el caso de la ciática, los resultados son muy eficaces combinados con masajes terapéuticos.
  • Evita caídas, movimientos bruscos e incluso el ejercicio intenso. En este sentido, es importante aclarar que el ejercicio intenso produce la ciática cuando altera el nervio ciático. No debe ser confundido el dolor de la ciática con dolor muscular o dolor que aparece después de realizar un ejercicio. Primeramente afecta a una sola pierna y tiene una ubicación típica; Sin embargo, el dolor muscular puede aparecer entre 24 y 48 horas después de hacer ejercicio y por lo general se nota en los músculos que han trabajado más.
  • Encontrar un médico para que pueda diagnosticar si realmente es ciática o, por el contrario, una claudicación intermitente causada por la alteración del flujo sanguíneo arterial, ya que este último tiene un dolor en la espalda baja muy similar a la ciática.

Otros remedios naturales que te pueden inretesar

Acidez estomacalAcné
AdelgazarAfonía
AfrodisíacosAgujetas
AlergiasAlopecia (Caída del cabello)
AmigdalitisAmpollas
AnemiaAnsiedad
ArtrosisAsma
Bajar la presión arterialBalanitis
Blanquear dientesBlanquear piel
BlefaritisBronquitis
Cabello SaludableCalambres
Callos o durezasCansancio
CaspaCatarro
CelulitisCiática
CistitisColesterol
ColitisColon Irritable
Congestión nasalConjuntivitis
CucarachasDejar de beber
Dejar de fumarDepresión
DermatitisDiabetes
DiarreaDisfunción eréctil
Dolor de cabezaDolor de espalda
Dolor de estómagoDolor de garganta
Dolor de lumbagoDolor de muelas
Dolor de oídoDolor de pies
Dolor de reglaDolores musculares
Eczema o eccemaErisipela
EsguincesEstomatitis
EstreñimientoEstrés
Falta de apetitoFaringitis
FibromialgiaFiebre
FlemasFlemones
ForúnculosGarrapatas
GasesGastritis
GastroenteritisGingivitis
GolondrinosGolpes
GonorreaGota (ácido úrico)
GranosGripe
HemorroidesHepatitis
HerniasHerpes
Hígado grasoHipo
HongosHormigas
IncontinenciaIndigestión
Infección urinariaInfertilidad
InflamaciónInsomnio
Irritación de la pielJuanetes
LadillasLaringitis
Llagas en la bocaMal aliento
MareosMemoria
MenopausiaMigraña o Jaqueca
MocosMolusco Contagioso
MoratonesNáuseas
NerviosOjeras
Olor de piesOrzuelo
OtitisPicor de garganta
PiojosPsoriasis
QuemadurasReflujo gástrico
ResacaResfriado
RinitisRonquidos
RosáceaSarampión
SarnaSinusitis
Sudor o HiperhidrosisTinnitus o Acúfenos
TiroidesTos
TriglicéridosÚlceras
Uñas encarnadasUrticaria
VaginosisVaricela
VaricesVerrugas
VértigoVitíligo
Vómitos