Saltar al contenido

Remedios Caseros Para La Caspa

remedios caseros para la caspa

La caspa (seborreica) es una molestia horrible y no sólo estética. Sucede por la descamación del cuero cabelludo causada por la producción excesiva de aceite de las glándulas sebáceas (por lo que es común asociar la grasa del cabello con la caspa, por lo general, aparecen juntas).

Además de causar picor, este problema puede hacerse visible en la ropa en cualquier momento, provocando incomodidad, ya que aparecen pequeñas costras o escamas secas.

Esto puede dar la impresión de falta de higiene, cuando realmente no es así, ya que la caspa puede aparecer en el cuero cabelludo, las cejas, en partes cerca de la nariz, la barba, el pecho, la espalda y hasta las axilas y los oídos, provocada por varios factores externos, tales como:

  • Productos químicos
  • Hongos
  • Cambios hormonales

Otras causas conocidas son el estrés (provocando una producción excesiva de sebo), falta de una alimentación adecuada (alimentos sin los nutrientes adecuados y/o altos en carbohidratos) y mal funcionamiento del intestino.

Cuidados básicos para prevenir la caspa

Son simples y muy fáciles de seguir. Sólo hay que recordar que, a la hora de lavar el cabello, usar siempre agua fría o templada. Al frotar el cuero cabelludo, trata de no usar las uñas, porque puedes hacerte daño y estimula la producción de sebo (masajear con los dedos).

Al menos una vez a la semana hacer algún tipo de hidratación usando champús anticaspa y esperar mientras actúa durante unos minutos.

Remedios naturales para eliminar y quitar la caspa

Acaba con esta incomodes utilizando remedios caseros a base de frutas como la manzana y el plátano. Ver detalles:

Col: Aplicar diariamente sobre el cuero cabelludo, esperar a que actúe y retirar con agua tibia. Realizar el procedimiento hasta observar que la caspa está disminuyendo.

Remolacha: Hervir las remolachas y luego permitir que se enfríe durante diez minutos. Cuando todavía medio caliente, utilizar el agua para enjuagar el cuero cabelludo y masaje (cuidado de no utilizar clavos).

Carqueja: Utilice veinte gramos de hojas de carqueja por cada litro de agua. Hacer té, dejar enfriar y consumir cuatro tazas al día. Almacenarlo en una botella en el frigorífico.

Manzana: Poca gente sabe que el jugo de manzana es un excelente remedio para prevenir la caspa. Corta una manzana en varias partes y ponla en un recipiente con agua. Hervir y esperar hasta que se temple o enfríe.

Enjuague el cabello (teniendo cuidado y masajeando de la forma correcta) y dejar el jugo de manzana durante veinte minutos. Por último, lavarse el pelo quitando todo el jugo.

Plátano: Tiene alantoína y magnesio, sustancias que actúan en la reducción de sebo en el cuero cabelludo.

Regaliz: Contiene glicerina (compuesto que reduce la secreción de aceites del cuero cabelludo).

Otros remedios naturales que te pueden interesar

Acidez estomacal Acné
Adelgazar Afonía
Afrodisíacos Agujetas
Alergias Alopecia (Caída del cabello)
Amigdalitis Ampollas
Anemia Ansiedad
Artrosis Asma
Bajar la presión arterial Balanitis
Blanquear dientes Blanquear piel
Blefaritis Bronquitis
Cabello Saludable Calambres
Callos o durezas Cansancio
Caspa Catarro
Celulitis Ciática
Cistitis Colesterol
Colitis Colon Irritable
Congestión nasal Conjuntivitis
Cucarachas Dejar de beber
Dejar de fumar Depresión
Dermatitis Diabetes
Diarrea Disfunción eréctil
Dolor de cabeza Dolor de espalda
Dolor de estómago Dolor de garganta
Dolor de lumbago Dolor de muelas
Dolor de oído Dolor de pies
Dolor de regla Dolores musculares
Eczema o eccema Erisipela
Esguinces Estomatitis
Estreñimiento Estrés
Falta de apetito Faringitis
Fibromialgia Fiebre
Flemas Flemones
Forúnculos Garrapatas
Gases Gastritis
Gastroenteritis Gingivitis
Golondrinos Golpes
Gonorrea Gota (ácido úrico)
Granos Gripe
Hemorroides Hepatitis
Hernias Herpes
Hígado graso Hipo
Hongos Hormigas
Incontinencia Indigestión
Infección urinaria Infertilidad
Inflamación Insomnio
Irritación de la piel Juanetes
Ladillas Laringitis
Llagas en la boca Mal aliento
Mareos Memoria
Menopausia Migraña o Jaqueca
Mocos Molusco Contagioso
Moratones Náuseas
Nervios Ojeras
Olor de pies Orzuelo
Otitis Picor de garganta
Piojos Psoriasis
Quemaduras Reflujo gástrico
Resaca Resfriado
Rinitis Ronquidos
Rosácea Sarampión
Sarna Sinusitis
Sudor o Hiperhidrosis Tinnitus o Acúfenos
Tiroides Tos
Triglicéridos Úlceras
Uñas encarnadas Urticaria
Vaginosis Varicela
Varices Verrugas
Vértigo Vitíligo
Vómitos