Saltar al contenido

Remedios Caseros Para Los Callos

tratamiento natural para los callos
Remedios Caseros Para Los Callos
5 (100%) 1 vote

La constante fricción de la piel con superficies duras es lo que suele dar origen a los callos o durezas en los pies. Estos mismos, pueden llegar a ser muy molestos y hasta dolorosos si no se llegan a tratar correctamente.

Para esto, nada mejor que recurrir a remedios naturales fáciles de hacer en casa para los callos.

Lista de remedios caseros para los callos que debes probar

1.- Algo que es bueno para los callos sin ningún tipo de duda es el bicarbonato de sodio, ya que funciona como un excelente exfoliante natural que contribuye a la reducción de las células muertas en los pies. Ello hace que, básicamente, los callos mermen en su aparición. Para preparar este remedio para los callos tan solo necesitarás de:

  • Tres cucharadas de bicarbonato de sodio.
  • Una piedra pómez.
  • Un poco de agua caliente.

Preparación:

Vierte el agua caliente en un recipiente lo suficientemente grande como para que puedas sumergir tus pies fácilmente. Luego, añade las cucharadas de bicarbonato al agua y sumerge tus pies por al menos 10 minutos.

Transcurrido este tiempo, tendrás que tomar la piedra y enjuagar tus pies con la misma, para luego repetir todo este proceso por al menos tres veces a la semana.

2.- El uso tópico de las aspirinas también ha probado dar respuesta a la pregunta de cómo quitar los callos de los pies. Ello se debe en gran medida a las propiedades únicas de la aspirina, las cuales suavizan la piel endurecida que forma las callosidades. Siendo así, para utilizar las aspirinas contra los callos necesitarás conseguir lo siguiente:

  • Seis aspirinas.
  • Media cucharada de jugo de limón.
  • De agua, media cucharada.
  • Una bolsa de plástico.

Preparación:

Tritura tanto como puedas las aspirinas que conseguiste y mézclalo con el agua y el jugo de limón hasta obtener una pasta totalmente homogénea. Obtenida la misma, tendrás que masajear el área callosa con esta pasta para luego cubrirla toda con la bolsa de plástico.

Tendrás que dejar que la pasta actúe por al menos 10 minutos y luego, procede a enjuagar con abundante agua tibia. Ya finalmente podrás tomar una lima y retirar con la misma los callos de tus pies.

3.- Gracias a las propiedades benéficas que posee el limón, el mismo también puede ser utilizado para curar los callos. Úsalo tomando en cuenta los siguientes ingredientes para este remedio casero tan particular:

  • Una cáscara de limón.
  • Vendajes.
  • El jugo de un limón.

Preparación:

Deberás tomar la cáscara del limón y cubrir con ella el callo que tanto te perturba. Para que no se te caiga la cáscara, toma el vendaje y fija la cáscara en el callo. Tendrás pues que dejar actuar durante toda la noche la cáscara de limón en tu pie o zona afectada con el callo. Al día siguiente cambia la cáscara y repite el proceso por un par de días más.

Si no quieres tener tanto rato una cáscara de limón en tu pie, entonces puedes optar por frotar la zona afectada con el jugo de un limón de manera cotidiana.

4.- La cebolla ha probado ser un combatiente excelente contra cualquier molestia del cuerpo que incluya microbios o inflamaciones. En este caso, actúa fenomenalmente contra los callos, convirtiéndose así en un remedio perfecto para quitar los callos en la planta del pie. Solo consigue lo siguiente:

  • Una rodaja de cebolla.
  • De jugo de limón una cucharada.
  • Sal, una cucharada.
  • Vendaje adhesivo.

Preparación:

Agarra la rodaja de cebolla y aplica en la misma un poco de jugo de limón y sal. Hecho esto, coloca la rodaja en el callo y fíjala con un poco del vendaje adhesivo para luego dejarla actuar durante toda la noche.

Remuévela durante las mañanas y repite el proceso durante toda una semana. Puedes acompañar este tratamiento para los callos con el uso de una piedra de pómez.

Los mejores remedios caseros para los callos

5.- Para hidratar la piel de tus pies y retrasar la formación de los callos, nada mejor que el aceite de ricino. Este remedio en particular es muy sencillo de seguir, ya que solo tendrás que sumergir tus pies en agua caliente y vinagre por al menos 10 minutos.

Hecho esto, tendrás que humedecer los callos en aceite de ricino  y cubrirlo con un vendaje para que surta mejores efectos. Repite todo este proceso durante las noches y verás que en cuestión de días ya no tendrás callos en los pies.

6.- Si te has preguntado cómo eliminar los callos de los pies en algún momento, entonces habrás escuchado a alguien decir que la manzanilla suele funcionar. Pues bien, esto es totalmente cierto, pudiendo utilizarla en conjunto con un diente de ajo y un litro de agua.

Hierve en el litro de agua al menos tres cucharadas de manzanilla y, cuando esté en punto de ebullición agrega el diente de ajo totalmente triturado. Deja que todo hierva por algunos minutos y luego vierte todo en una bañera para luego terminar sumergiendo los pies en la misma y dejarlos reposar por 20 minutos.

Repite el tratamiento al menos tres veces a la semana y así podrás dejar de buscar algún remedio para los callos.

7.- Una opción válida para despedirte de los callos de una vez por todas consiste en tomar un diente de ajo y triturarlo tanto como puedas. Hecho esto, tendrás que tomar este diente triturado y mezclarlo con una cucharada de aceite de oliva.

Aplica esta mezcla en los callos durante todas las noches y déjala actuar hasta la mañana siguiente. Cuando despiertes, podrás constatar que el callo estará un poco menos hinchado y lo suficientemente suave como para ser retirado.

8.- Siguiendo con la misma tónica, llega este otro tratamiento que no puedes dejar de probar. El mismo, consiste en tomar un puñado de flores de ortiga y batirla con una cucharada de agua en la licuadora.

Al obtener esta mezcla tan particular, deberás aplicarla directamente en el callo con una gasa o un pedazo de toalla y dejar actuar la planta por al menos tres horas. Luego, retira el remedio quita callos de tu pie inmediatamente.

Puedes repetir este remedio hasta tres veces al día si gustas para mayor efectividad. Deja al menos un período de una hora antes de volver a aplicarte el remedio en el callo.

9.- El higo posee propiedades antiinflamatorias únicas que pueden serte de mucha utilidad a la hora de combatir los callos. Para utilizarlo de manera acertada, simplemente tendrás que cortar un higo por la mitad y extraerle la pulpa para luego aplicar la misma en el callo que tanto te molesta.

Haz esto todas las noches antes de acostarte y cubre con una venda o calcetín para mayor efectividad. Por las mañanas remoja tus pies en agua tibia y después pasa una lima por los callos de tus pies para que se desprendan.

10.- Como último remedio casero para los callos que se puede mencionar se encuentra la caléndula, relajante muscular e hidratante natural por excelencia. Del mismo modo que la ortiga, toma un puñado de caléndula y licúala con agua para luego colocarlo sutilmente en los callos durante las noches antes de dormir.

Retira con agua tibia a la mañana siguiente.

¿Listo para decir adiós a los callos de una vez por todas?

Otros remedios naturales que te pueden interesar

Acidez estomacalAcné
AdelgazarAfonía
AfrodisíacosAgujetas
AlergiasAlopecia (Caída del cabello)
AmigdalitisAmpollas
AnemiaAnsiedad
ArtrosisAsma
Bajar la presión arterialBalanitis
Blanquear dientesBlanquear piel
BlefaritisBronquitis
Cabello SaludableCalambres
Callos o durezasCansancio
CaspaCatarro
CelulitisCiática
CistitisColesterol
ColitisColon Irritable
Congestión nasalConjuntivitis
CucarachasDejar de beber
Dejar de fumarDepresión
DermatitisDiabetes
DiarreaDisfunción eréctil
Dolor de cabezaDolor de espalda
Dolor de estómagoDolor de garganta
Dolor de lumbagoDolor de muelas
Dolor de oídoDolor de pies
Dolor de reglaDolores musculares
Eczema o eccemaErisipela
EsguincesEstomatitis
EstreñimientoEstrés
Falta de apetitoFaringitis
FibromialgiaFiebre
FlemasFlemones
ForúnculosGarrapatas
GasesGastritis
GastroenteritisGingivitis
GolondrinosGolpes
GonorreaGota (ácido úrico)
GranosGripe
HemorroidesHepatitis
HerniasHerpes
Hígado grasoHipo
HongosHormigas
IncontinenciaIndigestión
Infección urinariaInfertilidad
InflamaciónInsomnio
Irritación de la pielJuanetes
LadillasLaringitis
Llagas en la bocaMal aliento
MareosMemoria
MenopausiaMigraña o Jaqueca
MocosMolusco Contagioso
MoratonesNáuseas
NerviosOjeras
Olor de piesOrzuelo
OtitisPicor de garganta
PiojosPsoriasis
QuemadurasReflujo gástrico
ResacaResfriado
RinitisRonquidos
RosáceaSarampión
SarnaSinusitis
Sudor o HiperhidrosisTinnitus o Acúfenos
TiroidesTos
TriglicéridosÚlceras
Uñas encarnadasUrticaria
VaginosisVaricela
VaricesVerrugas
VértigoVitíligo
Vómitos