Saltar al contenido

Remedios Caseros Para Blanquear La Piel

remedios para blanquear la piel

Forma parte del grupo de personas con piel tersa y brillante con estos estupendos remedios para blanquear la piel. El cuidado de la piel impera en estas líneas donde serás tú quien decide si seguir estos tratamientos o no.

No son difíciles de realizar y los beneficios se podrán ver a simple vista y de manera muy acelerada. ¡Incursiona en esta área del saber y no dejes de cuidarte continuamente!

Las cremas y cosméticos para la piel de hoy en día no cumplen con la misión de blanquear tus pigmentos. En cambio, cumplen más bien con hidratar y evitar que se reseque tu capa más externa del cuerpo.

Generalmente no puedes confiar en esta clase de cremas para obtener una piel más blanca y reluciente. Por ello, hazte con estos trucos naturales que si garantizan dejarte impecable. No dejes de averiguar de qué se trata.

Como blanquear la piel de forma natural

Para blanquear la piel naturalmente, primero se debe entender cómo funciona el proceso de oscurecimiento en la mencionada capa corporal.

La piel depende muchísimo de un pigmento llamado melanina. Es esta, la que se encarga de darle la tonalidad específica a la piel de nuestro cuerpo. Es producida por muchas células propias de la piel que suelen verse dañadas muy fácilmente.

Al dañarse estas células, la melanina en la piel disminuye o aumenta y por tanto la misma tiende a aclararse u oscurecerse. En este caso particular, nos interesa es ver cuando la pigmentación se torna más oscura.

Como consecuencia de lo anterior dicho, se dan casos en los que la gente sufre de trastornos de pigmentación. A continuación verás una lista de los trastornos más comunes:

  • Albinismo
  • Acantosis pigmentaria
  • Incontinencia pigmentaria
  • Manchas cutáneas
  • Palidez
  • Piel anormalmente oscura o anormalmente clara

Aquí no se tratarán casos tan extremos, tan solo lo relacionado una leve perdida de melanina en la piel.

La causa principal de este fenómeno de pigmentación suele ser referida al sol. El mismo, gracias a su transmisión constante de rayos ultravioleta, descompone a las células de la piel. Ello trae como resultado lo evidente: que la piel se oscurezca.

El sol no es el único que causa oscurecimiento de la piel, también existen otra clase de factores a considerar. Entre ellos, las enfermedades degenerativas que tienen como uno de sus efectos secundarios debilitar la producción de melanina.  Fumar también oscurece la piel y en algunos casos, padecer de insomnio o tensión extrema.

Remedios caseros y naturales para blanquear la piel

Con todo esto, ya se hace un poco más fácil determinar cómo blanquear la piel de forma natural, ¿o no? Simplemente hay que buscar aquellos alimentos y productos de la naturaleza que restituyen el comportamiento original de la piel. ¡Y hay toda una variedad de estos alimentos!

Tanto es así, que existen toda clase de remedios caseros para blanquear la piel. Conoce unos cuantos de estos remedios a continuación.

Jugo de cebolla súper concentrado

Entre esos tips para blanquear la piel naturalmente se encuentra el de utilizar a diestra y siniestra la cebolla. Sobre todo su jugo, que tiene altas cantidades de vitamina C y azufre. Para mantener la piel hermosa todo el año, esta es la mejor opción.

Aplica el jugo de cebolla en la zona que desees aclarar y déjalo actuar por unos 10 minutos. Acto seguido, limpia la zona con mucha agua fría.
Para conseguir el jugo, pulveriza una cebolla en la licuadora y empapa un algodón con los restos de la misma.

No solo sirve para eliminar las manchas sino también erradica las arrugas y limpia la cara del acné. Puede desinfectar heridas y eliminar la caspa también, algo bastante útil hoy en día. Lo más recomendable es que uses una cebolla morada y no una cebolla blanca en esta clase de procesos. Igualmente, úsala con moderación.

Leche fresca y un poco de tiempo

La historia se ha encargado de hacernos saber los beneficios de la leche para el cuidado de la piel. Por citar un ejemplo, se sabe que cleopatra se daba baños con leche para lucir siempre fabulosa.

El ácido láctico es sumamente eficiente cuando se trata de eliminar las impurezas en la piel. Esto es debido a que la misma arrastra estas células muertas a otro lugar muy lejos del cuerpo. Como consecuencia, la piel luce mucho más limpia y fresca.

Si quieres lograr efectos permanentes con la leche, bien puede aplicar un poco de la misma en la zona oscurecida. Hazlo de noche, de manera tal que la dejes actuar todo ese periodo nocturno. A la mañana siguiente, enjuagas la zona mencionada.

Cascaras secas de naranjas y yogurt

Una decisión inteligente si la zona que quieres aclarar es la cara. ¡Con esto puedes hacer una asombrosa mascarilla!

Deja secar la cascara de la naranja al sol y una vez terminado su secado tritúrala lo más que puedas. Cuando quede en forma de polvo, toma una cucharada y mézclala con otra cucharada de yogurt sin sabor. Una vez esté todo debidamente mezclado, aplícalo en la piel limpia por 20 minutos. Luego de esto enjuaga.

Como beneficio adicional, esta mascara no solo aclara la piel sino que también elimina los puntos negros. ¡Muy útil para los adolescentes!

Tomate y harina de avena, una combinación poderosa

Otra mascarilla ideal para limpiar la piel es aquella que se puede realizar con tomates y harina de avena. Para efectuarla tan solo necesitas lo siguiente:

  • Una cucharada de jugo de tomate
  • Una cucharada de harina de avena
  • Una cucharada de yogurt sin sabor

Su elaboración es muy sencilla, tan solo tienes que mezclar los tres ingredientes en las proporciones antes dichas. Aplícalo en tu cara por las noches y deja la mezcla actuar por 20 minutos. Retírala con abundante agua fría.

Se sabe que el yogurt tiene leves efectos de blanqueo en la piel. Esto, combinado con la avena y el tomate, hace que se potencie la piel de manera maravillosa. Elimina imperfecciones e hidrata tu piel con esta mascarilla que no solo puedes aplicar en tu rostro.

Papas para el blanqueamiento de la piel

¿Quieres saber cómo blanquear la piel rápido?, usa papas.  Así como lees, la papa es un tremendo blanqueador de la piel que te erradicará las manchas más persistentes.

Puedes usarla en jugo, pasta o en rodajas inclusive, como sea te beneficiará. También puedes usar la piel externa de la papa para hacerte una mascarilla ¿Por qué no?

Tan solo tienes que aplicar el alimento en la zona que quieres aclarar y dejarla actuar por 20 minutos. Cumplido este tiempo, puedes enjuagar con abundante agua sin ningún problema. Repite este proceso dos veces al día y notarás como tu piel se hace más y más clara.

Mascarilla facial de jugo de limón

Por ultimo pero no menos importante, se encuentra el limón con su poderosa capacidad de aclarar la piel. Aquí si se debe tener cuidado a que el limón posee la propiedad de hacer tu piel muy fotosensible. Esto quiere decir que vuelve vulnerable a tu piel de los rayos del sol, pudiendo dañar la misma severamente. Lo más recomendable que puedes hacer, es aplicar el limón en la noche y enjuagar en la mañana.

Con esto dicho, ya puedes considerar utilizar este efectivo remedio que tiene al limón como ingrediente principal.

Exprime un par de limones en un bol y enjuaga tu cara (o la zona afectada) con este jugo. Déjalo actuar por 15 minutos y luego quítate el limón con mucha agua fría. ¡Y ya está! Este remedio es efectivo si estás buscando cómo blanquear la piel quemada por el sol.

Ahora está en tus manos eliminar las manchas y oscurecimientos de tu piel de forma más natural. No tienes que recurrir a tratamientos costosos para que tu piel quede perfecta. ¡Tan solo necesitas un poco de dedicación al respecto!

Recomendaciones que te ayudarán a tener una piel increíble

En estos momentos debes de estar buscando buenos consejos para tener una piel limpia y blanca. Pues bien, ya puedes dejar de buscar porque a continuación verás un par de estos buenos consejos. Toma nota y presta atención a lo siguiente:

  1. Lava tu rostro constantemente y con materiales tersos y suaves.
  2. Mantente siempre hidratado. Esto regulará el equilibro de humedad en tu piel.
  3. No te dejes el maquillaje puesto. Todas las noches, remueve el maquillaje de tu rostro o en la zona donde lo hayas usado.
  4. Visita a un dermatólogo o cualquier otro experto en la piel. Esto es importante si ves que tienes problemas serios con tu piel como hongos o imperfecciones delicadas.
  5. Trata de dormir tus horas reglamentarias y de evitar el estrés. La piel es la primera víctima de estos hechos nocivos para la salud.
  6. Haz ejercicio constantemente y procura mantener una dieta balanceada.
  7. Evita los productos químicos en la piel y no temas de usar métodos naturales.
  8. Eso sí, modera estos últimos ya que podrías no obtener los resultados que esperas.
  9. Consume té verde, el cual es buenísimo para la piel.
  10. No te laves la cara ni con jabón de manos ni con champú. Recuerda que esta parte del cuerpo es extremadamente delicada.

Mantente totalmente sano y verás cómo tu piel se mantendrá en las condiciones que tanto deseas que esté. Ten presente que blanquear la piel en un día es prácticamente imposible, así que ten calma y paciencia. ¡Lo bueno se hace esperar!

Otros remedios naturales que te pueden interesar

Acidez estomacal Acné
Adelgazar Afonía
Afrodisíacos Agujetas
Alergias Alopecia (Caída del cabello)
Amigdalitis Ampollas
Anemia Ansiedad
Artrosis Asma
Bajar la presión arterial Balanitis
Blanquear dientes Blanquear piel
Blefaritis Bronquitis
Cabello Saludable Calambres
Callos o durezas Cansancio
Caspa Catarro
Celulitis Ciática
Cistitis Colesterol
Colitis Colon Irritable
Congestión nasal Conjuntivitis
Cucarachas Dejar de beber
Dejar de fumar Depresión
Dermatitis Diabetes
Diarrea Disfunción eréctil
Dolor de cabeza Dolor de espalda
Dolor de estómago Dolor de garganta
Dolor de lumbago Dolor de muelas
Dolor de oído Dolor de pies
Dolor de regla Dolores musculares
Eczema o eccema Erisipela
Esguinces Estomatitis
Estreñimiento Estrés
Falta de apetito Faringitis
Fibromialgia Fiebre
Flemas Flemones
Forúnculos Garrapatas
Gases Gastritis
Gastroenteritis Gingivitis
Golondrinos Golpes
Gonorrea Gota (ácido úrico)
Granos Gripe
Hemorroides Hepatitis
Hernias Herpes
Hígado graso Hipo
Hongos Hormigas
Incontinencia Indigestión
Infección urinaria Infertilidad
Inflamación Insomnio
Irritación de la piel Juanetes
Ladillas Laringitis
Llagas en la boca Mal aliento
Mareos Memoria
Menopausia Migraña o Jaqueca
Mocos Molusco Contagioso
Moratones Náuseas
Nervios Ojeras
Olor de pies Orzuelo
Otitis Picor de garganta
Piojos Psoriasis
Quemaduras Reflujo gástrico
Resaca Resfriado
Rinitis Ronquidos
Rosácea Sarampión
Sarna Sinusitis
Sudor o Hiperhidrosis Tinnitus o Acúfenos
Tiroides Tos
Triglicéridos Úlceras
Uñas encarnadas Urticaria
Vaginosis Varicela
Varices Verrugas
Vértigo Vitíligo
Vómitos