Saltar al contenido

Remedios Caseros Para El Asma

tratamientos naturales para el asma
Remedios Caseros Para El Asma
5 (100%) 2 votes

El asma es de los problemas respiratorios más comunes, siendo asociado a factores desencadenantes de crisis, el polvo, las condiciones climáticas, entre otros.

Los ataques de asma se caracterizan por la dificultad en la respiración causada por el estrechamiento de las vías respiratorias, que van desde la nariz, pasa a través de la nasofaringe y la laringe, por debajo del cuello, donde se convierten en un solo tubo llamado tráquea y hasta el tórax, donde se divide en los bronquios derecho e izquierdo, que llevan el aire a los pulmones.

En el pulmón, hay una ramificación de los bronquios y estos difunden el aire.

Las vías respiratorias se estrechan debido a la inflamación crónica y los ataques de asma se producen cuando hay un factor desencadenante que provoca la crisis.

Algunos de estos desencadenantes son de tipo alérgicos, así que cuando hay una exposición a ellos, sucede el estrechamiento y la dificultad para respirar, lo que se convierte en un motivo de agonía para la persona asmática.

Remedios y tratamientos naturales para el asma

Los remedios caseros tales como las semillas de calabaza, setas de uñas de gato y el reishi son útiles para ayudar al tratamiento del asma bronquial, ya que tienen propiedades anti-infamatórias que combaten la inflamación crónica que está relacionada con el asma.

Sin embargo, estos remedios naturales no sustituyen a los medicamentos prescritos por el neumólogo, solamente estando indicados para complementar el tratamiento y la atención que el asmático debe mantener de por vida.

Las semillas de calabaza

Un buen remedio casero para el asma es el jarabe hecho con semillas de calabaza, ya que son ricas en sustancias anti-inflamatorias que pueden reducir la inflamación de los bronquios, lo que facilita el paso del aire y la reducción de síntomas tales como tos y falta de aire.

Ingredientes

  • 60 semillas de calabaza
  • 1 cucharada de miel
  • 1 taza de agua
  • 25 gotas de própolis

Modo de preparación

Pelar las semillas de calabaza, echar la miel y el agua. Batir todo en una licuadora y luego añadir los propóleos. Tome 1 cucharada (sopera) de este jarabe, cada 4 horas, cuando el asma ataque.

Té de uña de gato

Otro buen remedio casero para el asma es tomar el té de uña de gato, tiene grandes propiedades anti-inflamatorias y analgésicas que ayudan a tratar la inflamación respiratoria causada por el asma, así como su malestar.

Ingredientes

  • 3 gramos de la uña de gato seca
  • 1 litro de agua

Modo de preparación

Añadir los ingredientes y llevar a ebullición. Después de hervir mantener el fuego durante 3 minutos y luego dejar enfriar. Colar y tomar hasta tres tazas de té al día. Este té no se debe tomar por mujeres embarazadas.

Setas Reishi

Otro buen remedio casero para el asma es tomar el té de Reishi, debido a sus propiedades anti-inflamatorias excelentes que ayudan a reducir los síntomas de asma.

Ingredientes

  • 1 seta reishi
  • 2 litros de agua

Modo de preparación

Echar el reishi en 2 litros de agua durante la noche sin eliminar la capa que lo protege. Después, retirar la seta del agua y hervir durante aproximadamente 10 minutos. Dejar enfriar y beber. Se debe beber dos tazas al día.

Té verde

Una buena receta casera para el asma es tomar el té verde diariamente, ya que tiene una sustancia llamada teofilina, lo que ayuda a relajar los músculos de los bronquios, reduciendo los ataques de asma, mejorando la respiración.

Ingredientes

  • 2 cucharadas (soperas) de hierbas de té verde
  • 1 taza de agua

Modo de preparación

Hervir el agua y luego agregar el té verde. Dejar enfriar, filtrar y beber a continuación. La persona que sufra de asma debe beber al menos dos tazas de este té al día.

Infusión de tomillo

Un buen remedio casero para el asma es tomar té de tomillo diario con tilia, ya que tiene propiedades que ajustan el sistema inmunológico, que es muy reactivo.

Ingredientes

  • 1 cucharada de tilia
  • 1 cucharada de sopa de tomillo
  • 2 tazas de agua

Modo de preparación

Colocar todos los ingredientes en una cacerola a fuego lento. Después de hervir, apagar el fuego, tapar la olla y dejar enfriar. Colar y endulzar con miel y beber dos veces al día.

Inhalación de aceites esenciales

La inhalación de aceites esenciales poseen propiedades sedantes y antisépticas que calman y desbloquean de las vías respiratorias, ayudando a controlar el asma.

Ingredientes

  • 1 gota de aceite esencial de lavanda
  • 2 litros de agua hirviendo
  • 1 gota de aceite esencial de pino silvestre

Modo de preparación

Añadir el agua hirviendo y aceites esenciales en un bol, mezclarlo bien. A continuación, sentarse en una silla colocando el recipiente sobre la mesa. Coloque una toalla sobre la cabeza, inclínala hacia adelante e inhala los vapores durante 5 a 10 minutos. Repite este procedimiento una o dos veces al día.

Aunque estos remedio caseros son muy útiles, no excluyen el tratamiento recetado o indicado por el médico.

¿Qué es el Asma?

El asma es una enfermedad caracterizada por sibilancias, tos, falta de aire, y opresión en el pecho. Esta insuficiencia respiratoria es causada por el estrechamiento de las vías respiratorias en los pulmones.

La deficiencia resulta de las contracciones de los músculos bronquiales y exceso de secreción. Dado que los pulmones no pueden funcionar normalmente, la cantidad de aire retenido en su interior aumenta, haciendo más difícil el trabajo de respirar.

El tórax se distiende y aparecen las sibilancias. Esta condición es recuperable y la respiración vuelve a normalizarse con un tratamiento adecuado.

Principales causas del asma

Tiene muchas causas, entre las cuales la más común es la reacción alérgica por determinadas sustancias inhaladas al respirar, (polen, moho, polvo, los perros, gatos, caballos, conejos u otros animales, cosméticos, lociones capilares, perfumes, etc), ingeridas en los alimentos (nueces, almendras, trigo, mariscos, de chocolate, huevos, leche y cerveza), o absorbidos en fármacos (aspirina, antibióticos, etc.).

Otros ejemplos son: el esfuerzo físico, el frío, la nicotina, el humo y el calor o exposición excesiva al sol.

Qué es un ataque de asma o crisis asmática

En los pacientes cuyos síntomas (sibilancias, tos, dificultad para respirar y opresión en el pecho) se agravan gradualmente, no siendo atenuados por la medicación habitual, se dice que están en “ataque de asma”.

Esta es la manifestación más grave y peligrosa. Se necesita una atención médica adecuada e inmediata para prevenir la insuficiencia respiratoria.

En la mayoría de los casos, el “ataque de asma” se puede prevenir cuando el paciente y el médico trabajan en estrecha colaboración en un programa de tratamiento.

Síntomas de un ataque de asma

  • Sibilancias;
  • Dificultad para respirar;
  • Tos;
  • Opresión o dolor en el pecho;
  • Falta de aire.

Factores que pueden desencadenar una crisis asmática

  • Humo;
  • Cambios en el clima;
  • Polvo;
  • Algunos animales;
  • Olores;
  • Ciertos medicamentos;
  • Ingesta de algunos alimentos.
  • Gripe o resfriados;
  • Polen;
  • Alergias.

La tos crónica, tanto en niños como en adultos, por lo general es causada por el asma, y las crisis pueden ocurrir a cualquier hora del día o de la noche, pero lo más común es que se produzca por la mañana o por la noche.

Cómo puedo prevenir un ataque de asma

Tomar precauciones es algo que nos define como humanos, más si son para tratar problemas como un ataque de asma. Siempre se debe estar precavido para solventar esta clase de situaciones que pueden ocurrirles a cualquiera.

Por tal razón, ahora sabrás como prevenir un ataque de asma eficientemente. Para que dejes las preocupaciones a un lado, solo hace falta leer. ¿¡Qué esperas para hacerlo!?

El asma es una enfermedad respiratoria que puede llegar a ser fatal si no se le toma una debida atención. Su principal característica es la inflamación de las vías respiratorias y sus síntomas van desde la sibilancia hasta la tos.

Un padecimiento muy frecuente hoy en día, que por suerte tiene solución. Dicha solución consiste en saberse prevenir, cosa que aprenderás a continuación.

Los ataques de asma suelen ser algo difíciles de tratar si no se tiene un debido conocimiento del tema. Por ello, se debe empezar la previsión sabiendo a grandes rasgos en qué consiste esta enfermedad.

Como ya se dijo, el asma es un padecimiento inflamatorio sobre todo el sistema respiratorio del ser humano. Las causas que motivan esta inflamación, suelen ser muy variadas y difíciles de entender. Dichas causas van desde una simple infección, hasta el traspaso de la misma de manera hereditaria.

Sus síntomas más comunes son los siguientes:

  • Respiración sibilante (ruido agudo al respirar)
  • Sensación de falta de aire
  • Tos
  • Sensación de obstrucción en el pecho

Toda esta breve información, constituye al primer paso para saber cómo prevenir un ataque de asma. Ahora, se puede profundizar correctamente en el tópico a tratar.

Para saber prevenirlo, lo primordial es poder identificar los síntomas clásicos de esta enfermedad. Si resulta que tienes más de dos de los síntomas que se mencionaron hace poco, seguramente puedas padecer un ataque asmático.

Una vez detectada la posible amenaza, toca buscar y mantener a mano cualquier tipo de objeto que pueda ayudar. Aquí resaltan los medicamentos, antibióticos, inhaladores para el asma y demás.

Si quieres estar todavía más prevenido ante este padecimiento para prevenir ataques de asma en niños, entonces sigue leyendo. A continuación se listarán una serie de tips para prevenir un ataque de asma que seguramente sabrás aprovechar:

  1. Aspirar regularmente la casa y no permitas la acumulación excesiva de polvo.
  2. Mantener los alimentos debidamente almacenados y no consumirlos si están en vías de descomposición.
  3. No ingerir tabaco, o en su defecto no permitir que se fume tabaco ni cigarros en tu casa.
  4. Tener una dieta baja en grasas saturadas y sales y alta en vegetales y grasas saludables.
  5. Mantén tu hogar lo menos húmedo posible.

Con esto, ya puedes dejar de preguntarte “¿cómo puedo prevenir un ataque de asma?”. ¡Ya lo sabes!

Qué hacer en caso de un ataque de asma

Resulta que ya es inevitable un ataque de asma y quieres saber qué debes hacer en ese preciso momento. No te preocupes, aquí mismo podrás identificar los pasos que debes dar para que nada se salga de control.

Lo único que hay que hacer en caso de un ataque de asma es sencillamente calmarse y tratar de pensar. Esto puedes hacerlo si en primera instancia tienes un plan que puedas seguir a cabalidad. Toma el control de la situación y calma el ataque con los procedimientos que te haya recetado el doctor. ¡Ten siempre un plan para evitar esta clase de situaciones!

Ten en cuenta estas recomendaciones para prevenir un ataque de asma y no las olvides por nada del mundo. Dichas recomendaciones son:

  • Lo ya mencionado, tener un plan de contingencia en caso de emergencias.
  • Llevar siempre contigo el inhalador.
  • Saber reconocer los signos tempranos de un ataque de asmático.
  • Conocer correctamente tu cuerpo para saber cuáles son las causas particulares de tu asma.
  • Mantener la mente calmada.

Para estar mucho más prevenido, lo más sensato es acudir al médico si se presenta un fuerte ataque de asma. Se precavido y acude al médico siempre que:

  • Los síntomas del asma empeoren
  • Requieras ingerir más dosis del medicamento recetado.
  • Cuentas con mucha dificultad al respirar mientras hablas

Recuerda siempre acudir a tu médico ante cualquier señal de las ya mencionadas.

Preguntas frecuentes sobre el asma

¿Puede ser hereditaria?

La herencia es un factor importante en ciertos tipos de alergia. En un gran porcentaje de los casos, la persona asmática tiene familiares con asma u otras enfermedades alérgicas tales como la fiebre del heno o eczema.

La alergia puede manifestarse en los padres o saltarse una generación y ser detectada en los abuelos y haber afectado a los tíos. Numerosos miembros de una familia sin síntomas de alergia o asma, pueden haber heredado una tendencia alérgica.

Para llegar a ser sensible a una sustancia en particular y luego manifestar los síntomas, no tiene por qué haber evidencia de que son alérgicos. Por lo tanto, una persona que no presenta signos puede presentar cualquier alergia, en cinco o diez años, revelando una alergia definitiva.

En realidad siempre hay una constitución y una predisposición alérgica (tendencia) para las enfermedades de este tipo.

¿Hay alguna edad predispuesta para padecer asma?

Puede ocurrir a cualquier edad. Un bebé de dos meses puede tener sibilancias y características de asfixia, y un anciano de 80 años que, durante toda su vida no ha sido alérgico, de repente se vuelve asmático, después del contacto con el polvo de un molino.

En general, el asma alérgica suele aparecer en las primeras dos décadas de vida, disminuyendo la frecuencia de las convulsiones después de los cuarenta años. El asma en adolescentes por lo general tiene una historia de eczema en la infancia o fiebre del heno. Se piensa que el asma tiene sus orígenes en la infancia.

¿Las infecciones tienen influencia sobre el asma?

Algunas infecciones respiratorias son capaces de causar ataques agudos de asma o agravamiento de los mismos. Deben ser tratados con rapidez, en algunos casos, por medio de la medicación con antibióticos u otros tratamientos. Puede llegar a ser necesario la extracción de las amígdalas infectadas en los niños.

¿El asma es similar a la bronquitis?

El asma y la bronquitis son enfermedades diferentes. La primera es causada por un estrechamiento de las vías respiratorias, mientras que la segunda es debido a la inflamación de la mismas.

Ambos síntomas pueden ser similares, es decir, exceso de secreción de moco tos y, causando una respiración irregular.

Sin embargo sus causas pueden ser muy diferentes. En algunos pacientes, la bronquitis puede constituir una manifestación disfrazada de asma bronquial, y su diagnóstico exacto sólo es posible por la historia, la observación física y pruebas especiales.

¿Qué es el asma inducida por el ejercicio?

Puede haber un ataque agudo de asma en algunos pacientes cuando se practican ejercicios o se realizan esfuerzos físicso mayores a su capacidad por más de cinco minutos. El asma causada por el ejercicio es evitable, cumpliendo con la medicación prescrita antes de comenzar una actividad fatigante.

¿Los ejercicios de respiración son útiles?

La evaluación de los efectos a largo plazo de los ejercicios de respiración no revelaron ningún cambio notable en la función respiratoria. Sin embargo, los beneficios de un programa general de ejercicios incluyendo los respiratorios, pueden mejorar la salud física y el bienestar psicológico.

¿Un niño asmático puede practicar actividades físicas?

El niño asmático debe ser animado a participar en un programa controlado de ejercicios. La natación, gimnasia rítmica y otros deportes, no sólo para mejorar la condición física, sino también ayuda al paciente a recuperar la autoconfianza y la capacidad para superar su discapacidad.

Dicho programa debe llevarse a cabo, obviamente, bajo supervisión médica.

¿Un asmático adulto puede practicar actividades físicas?

Al igual que los niños deben seguir un programa controlado de ejercicios bajo supervisión médica, también deben hacerlo los adultos. Sin embargo, los pacientes deben evitar fatigarse, por causas de esfuerzos físicos, inquietud o falta de sueño.

¿Es perjudicial fumar para un asmático?

El humo del tabaco irrita las vías respiratorias y es probable que aumente los síntomas de asma. También afecta a la actividad normal de los pulmones y favorece las infecciones respiratorias. Por lo tanto, es conveniente dejar de fumar si eres asmático/a.

¿Los síntomas del asma desaparecen sin tratamiento?

En los primeros síntomas de obstrucción de las vías respiratorias, el paciente debe cumplir con la medicación prescrita a fin de obtener un alivio rápido.

No debe pasar por alto los primeros minutos de tratamiento, durante el cual el fármaco produce mayores beneficios. Sin tratamiento inmediato la falta de aire puede empeorar y su normalización se produce considerablemente más lenta.

¿Un trastorno emocional pueden desencadenar un ataque de asma?

Se puede observar la existencia de una correlación entre un trastorno o la tensión emocional y un ataque de asma. De hecho, la tensión nerviosa y los estados emocionales pueden precipitar esta crisis.

A veces el primer ataque de asma ocurre durante una crisis emocional y la enfermedad siempre se ve agravada por la ansiedad y la tensión nerviosa. Pero estos factores sólo son causas secundarias o subsidiarias de constitución alérgica básica.

Es necesario investigar para determinar si un ataque agudo es causado únicamente por factores emocionales.

Al igual que con cualquier enfermedad crónica grave, ésta enfermedad respiratoria afecta psíquicamente al paciente y a su familia. El conocimiento de este hecho es una parte esencial del tratamiento general del paciente.

¿Se pueden evitar los ataques de asma?

El propio paciente puede contribuir en gran medida a prevenir los ataques de asma. Por lo tanto debe:

  • Evitar el contacto con sustancias que la causen;
  • Seguir una dieta equilibrada y beber abundante de líquidos diarios;
  • Evitar el exceso de peso;
  • Evitar el exceso de fatiga durmiendo el número suficiente de horas;
  • Evitar cambios extremos en el medio ambiente (temperatura, humedad y sequedad del aire);
  • Evitar el contacto con personas que sufren de infecciones respiratorias;
  • Cumplir con la medicación de acuerdo con las instrucciones del médico;
  • Seguir un programa de ejercicio diario;
  • Evitar fumar.

Otros remedios naturales que te pueden interesar

Acidez estomacalAcné
AdelgazarAfonía
AfrodisíacosAgujetas
AlergiasAlopecia (Caída del cabello)
AmigdalitisAmpollas
AnemiaAnsiedad
ArtrosisAsma
Bajar la presión arterialBalanitis
Blanquear dientesBlanquear piel
BlefaritisBronquitis
Cabello SaludableCalambres
Callos o durezasCansancio
CaspaCatarro
CelulitisCiática
CistitisColesterol
ColitisColon Irritable
Congestión nasalConjuntivitis
CucarachasDejar de beber
Dejar de fumarDepresión
DermatitisDiabetes
DiarreaDisfunción eréctil
Dolor de cabezaDolor de espalda
Dolor de estómagoDolor de garganta
Dolor de lumbagoDolor de muelas
Dolor de oídoDolor de pies
Dolor de reglaDolores musculares
Eczema o eccemaErisipela
EsguincesEstomatitis
EstreñimientoEstrés
Falta de apetitoFaringitis
FibromialgiaFiebre
FlemasFlemones
ForúnculosGarrapatas
GasesGastritis
GastroenteritisGingivitis
GolondrinosGolpes
GonorreaGota (ácido úrico)
GranosGripe
HemorroidesHepatitis
HerniasHerpes
Hígado grasoHipo
HongosHormigas
IncontinenciaIndigestión
Infección urinariaInfertilidad
InflamaciónInsomnio
Irritación de la pielJuanetes
LadillasLaringitis
Llagas en la bocaMal aliento
MareosMemoria
MenopausiaMigraña o Jaqueca
MocosMolusco Contagioso
MoratonesNáuseas
NerviosOjeras
Olor de piesOrzuelo
OtitisPicor de garganta
PiojosPsoriasis
QuemadurasReflujo gástrico
ResacaResfriado
RinitisRonquidos
RosáceaSarampión
SarnaSinusitis
Sudor o HiperhidrosisTinnitus o Acúfenos
TiroidesTos
TriglicéridosÚlceras
Uñas encarnadasUrticaria
VaginosisVaricela
VaricesVerrugas
VértigoVitíligo
Vómitos