Saltar al contenido

Remedios Caseros Para La Anemia

remedios caseros para la anemia
Remedios Caseros Para La Anemia
5 (100%) 1 vote

La anemia es una enfermedad que se da cuando se disminuye el número de glóbulos rojos en la sangre o cuando el contenido de hemoglobina está por debajo del nivel que está considerado como normal.

Es importante que haya un equilibrio en nuestro cuerpo, ya que la condición de anemia es una de las que cansancio da, y más nos imposibilita en la vida diaria.

Mantén tus glóbulos rojos en constante afluencia y orden dentro de tu cuerpo con estos remedios para la anemia. Es importante estar siempre sano y muchas veces se desconoce cómo estarlo. En este caso particular, verás cómo mejorar la anemia en tu cuerpo en dado caso de padecerla. ¡Así podrás olvidar que alguna vez la tuviste!

Todos los temas relacionados a la anemia y a como debes de tratarla serán explicados justo aquí. Desde sus tipos hasta sus características, pasando por los tratamientos más efectivos. No pierdas el tiempo y sigue leyendo esta información que puede salvarte la vida un día de estos.

Causas De La Anemia

Las causas de la anemia varían mucho, ya que como se ha señalado antes, ésta se produce cuando el cuerpo tiene un bajo recuento de glóbulos rojos en la sangre, ya sea por una producción menor de nuestra misma médula o ya sea por una pérdida o destrucción excesiva de estos glóbulos.

Entre las causas más evidentes se encuentran la deficiencia de hierro en el cuerpo, ya que esta falta de hierro puede hacer que especialmente en las mujeres, se produzca un sangrado muy largo, también las úlceras en el estómago o las úlceras duodenales y el cáncer de colon.

La anemia puede salir en el embarazo también, ya que aquí el cuerpo de la mujer necesita más cantidad de hierro, también aparece en la etapa de crecimiento de los niños hasta la adolescencia.

Otra de las causas de la anemia es la de llevar una dieta muy desequilibrada y con grandes deficiencias de hierro, como pueden ser por ejemplo las dietas vegetarianas.

Las enfermedades crónicas como son el VIH, el cáncer, la artritis reumatoide, insuficiencia renal, hacen que los glóbulos rojos de la sangre se vean interferidos y causen anemia crónica. Los linfomas también es un tipo de enfermedad que puede hacer que aparezca la anemia.

Las enfermedades intestinales son otro tipo de enfermedad que aumenta el riesgo a padecer anemia, ya que afecta a la absorción de los nutrientes. El factor genético también tiene que ver en la mayoría de los casos, ya que se puede heredar esta enfermedad que se puede prevenir y combatir fácilmente.

Cómo prevenir la anemia

Primero que nada hay que saber cómo se puede prevenir la anemia dentro del cuerpo humano. Para esto, se debe conocer lo que significa formalmente padecer de anemia.

Lo que se conoce como anemia consiste simplemente en la disminución de glóbulos rojos o hemoglobina en la sangre. Generalmente se detecta con exámenes de laboratorio y suele venir acompañada de otras alteraciones en el cuerpo. Una de estas alteraciones puede ser la disminución de hematocritos.

La anemia puede presentarse no solo como disminución de glóbulos, sino también como perdida de la hemoglobina que los compone. En este sentido, la anemia puede llegar a producirse por varias causas que deben ser mencionadas. Dichas causas las verás a continuación en una lista bastante resumida:

  1. Problemas con la alimentación y falta de absorción de nutrientes esenciales.
  2. La incapacidad de los intestinos por no absorber los nutrientes que el cuerpo necesita.
  3. En el caso de las mujeres, la anemia puede darse por la dramática pérdida de sangre en la menstruación.
  4. Cirugías extremas donde a la persona le quitan parte de los intestinos o parte del estómago.
  5. Incremento de la destrucción en glóbulos rojos por parte de factores que aceleran este proceso.

Otras causas bastante comunes para la anemia son la falta de hierro y de oxígeno en el organismo. No obstante, este padecimiento se puede obtener por los siguientes problemas:

  • Ingesta de medicamentos que disminuyan las defensas del cuerpo.
  • Dificultades de trabajo con respecto al sistema inmunológico.
  • Durante el embarazo.
  • Cuando existen problemas con la medula ósea.

Ello conlleva a padecer una clase de síntomas muy particulares los cuales serían:

  • Falta de memoria
  • Cambios drásticos de humor
  • Debilidad general
  • Problemas de concentración
  • Fuertes dolores de cabeza.
  • Perdida de pigmentación en la piel

Peligroso ¿no lo crees?, aun así puede ser tratado de manera muy efectiva con remedios caseros contra la anemia. Quizás no eliminen la anemia, pero sí que la disminuyen lo suficiente para que no se convierta en un problema. ¡No hay mejor manera de cómo prevenir la anemia con esto que estas aprendiendo!

Los mejores remedios caseros para la anemia

En la categoría de remedios caseros para la anemia, ciertamente hay mucho de donde escoger. Estos remedios contienen una gran variedad de alimentos altos en hierro y vitaminas para contrarrestar las condiciones anémicas del cuerpo. Presta la correcta atención y haz uso de estos remedios si son sumamente necesarios.

Para combatir la anemia, se recomienda añadir a la dieta alimentos ricos en hierro, que te vamos a contar más adelante cuáles son los más apropiados para que los conozcas.

Jugo de limón y perejil

Este revitalizante es extremadamente bueno para la sangre ya que ambos ingredientes gozan de exceso de vitamina C. Esta ayuda a asimilar mucho mejor el hierro en el cuerpo, por lo cual se vuelve un alimento invaluable.

Si quieres usar este tratamiento natural para la anemia, tan solo tienes que cortar un manojo de perejil en trocitos. Ponlo en la batidora y agrégale un vaso de agua con el respectivo jugo de limón. Bátelo hasta más no poder y listo, tendrás un jugo para acabar con la anemia.

Elixir de betabel, berro y espinacas

Podrá parecer un poco apetitoso, pero su efectividad es innegable a la hora de mejorar la calidad de la sangre. El mineral del hierro rebosa en estos tres ingredientes que debes consumir si padeces de anemia.

Para preparar este elixir, necesitas simplemente las ya mencionadas plantas y dos vasos de agua. Toma 4 manojos de berro, un par de manojos de espinaca y un betabel picado en cuadritos. Júntalo todo en la batidora y añade el agua para después empezar a batir. Toma este compuesto vitamínico diariamente  la anemia desaparecerá poco a poco.

Té de diente de león

Un remedio poco convencional pero que sin duda pertenece a los mejores remedios caseros para la anemia. Tómatelo en las mañanas y en las tardes de manera continua y los resultados serán muy favorecedores.

Toma una cucharada de diente de león y sumérgela en una taza de agua caliente. Cuando tome un poquito de color y haya reposado correctamente, remueve los dientes de león y tomate el brebaje. Puedes hacer lo mismo con ortiga si es de tu preferencia.

Cálamo y liquen de Islandia

Un remedio nada convencional que puede facilitar el paso de la anemia por tu organismo. Necesitas las siguientes cosas:

  • Cálamo aromático
  • Liquen de Islandia
  • Raíz de genciana
  • Centaura
  • Ortiga

Todo lo anterior dicho a partes iguales. Lo que tienes que hacer en primera instancia es mezclar todos estos ingredientes antes mencionados. Luego, vas a extraer dos cucharadas y las vas a introducir en medio litro de agua en punto de ebullición. Tápalo, fíltralo y tomate el líquido resultando a lo largo del día.

Infusión con genciana

En este tratamiento para la anemia sobresalta a raíz de genciana como base para el compuesto. Aunque no sea la única planta usada, ciertamente es la que más crédito se lleva.
Necesitas de lo siguiente:

  • Cardo santo
  • Trébol de agua
  • Anís verde
  • Raíz de angélica

Junta todos estos ingredientes y agarra dos cucharadas de la mezcla obtenida. Sumerge esas cucharadas en una taza de agua caliente y déjalo reposar tapado. Toma este brebaje 30 minutos antes de cada comida y la anemia se verá disminuida drásticamente.

Zumo de Piña

El zumo de Piña es muy bueno para combatir la anemia debido a que tiene mucho hierro y vitamina C, que hace que se absorba el hierro mucho mejor. Para hacerlo sólo necesitas tener una piña cruda y triturarla o licuarla para después tomarla inmediatamente después de hacer el zumo.

Zumo de Naranja, Zanahoria y Remolacha

Este es un zumo ideal para combatir la anemia, ya que es muy rico en hierro, sólo necesitas tener una naranja, una zanahoria y remolacha cocida. Una vez teniendo todos los ingredientes, los metes en una licuadora y una vez licuado todo, lo bebes de manera automática, le puedes añadir miel si deseas.

Artemisa

El té de artemisa es uno de los remedios caseros para la anemia más buenos que existen, ya que es una planta medicinal que contiene Vitamina C, y que ayuda al organismo a absorber y utilizar mejor el hierro.

Yema con limón y miel

Sí como oyes, la yema de un huevo, el jugo del limón y miel, pero claro está que esta receta no es apta para embarazadas, los huevos crudos pueden causar salmonelosis.

Zumo de perejil

Este zumo no es apto para embarazadas, pero para los que sí que pueden, sólo necesitan un manojito de perejil, y zumo de dos limones, los trituras o licuas y te lo tomas, es un zumo muy potente para combatir la anemia.

Jalea Real

Desde siempre es sabido que la jalea real ayuda a que nuestra sangre esté fuerte y sana y que tenga un conteo de glóbulos rojos impecables, así que para que no decaiga el asunto, ya sabes que puedes comenzar a combatir la anemia tomando una cucharadita de jalea real o polen de abejas en ayunas cada mañana.

Infusión de Ortiga

La ortiga tiene unas propiedades muy poderosas en cuanto a la limpieza de la sangre y del hígado se refiere. Sólo necesitas ortiga seca y una cucharadita pequeña de la misma hierba, añádela después al agua y tomate el preparado unas tres veces al día. Esta mezcla purificará tu sangre.

Alimentos para eliminar la anemia

En vista de que existen toda clase de remedios para quitar la anemia, se hace más preciso recomendar alimentos. Claro está, no cualquier alimento, sino aquellos que aporten grandes ventajas para combatir con la anemia. Si quieres saber cómo controlar la anemia presta atención a la siguiente lista de alimentos:

  • Limón
  • Berro
  • Zanahoria
  • Melaza
  • Rábanos
  • Melón
  • Coliflor
  • Coles de brúcela
  • Brócoli
  • Fresas
  • Piña
  • Tomate rojo
  • Espinacas
  • Ajo
  • Agua (en abundancia)
  • Alfalfa
  • Apio
  • Pera
  • Manzanas
  • Acelgas
  • Perejil
  • Almendras
  • Leche de soya
  • Albaricoque
  • Semillas de hinojo
  • Vino blanco (con mucha moderación)
  • Raíz de genciana

Crea una nutritiva dieta con varios de estos alimentos para eliminar la anemia y no tendrás problemas al respecto.

Recomendaciones al momento de tratar la anemia

Esta clase de padecimientos como al anemia, son realmente preocupantes para una persona ordinaria. Esto se acrecienta más cuando se tiene que buscar la manera de como eliminar la anemia en niños.

Lo mismo aplica cuando se debe controlar la anemia en mujeres. Por este motivo, lee detenidamente estos consejos para tratar la anemia que te servirán para calmarte y tratar el padecimiento.

  • Evita consumir alimentos ricos en taninos como el té verde o la salvia. Esto, debido a que los alimentos altos en taninos interfieren en la absorción de hierro, ¡cosa que necesitas con urgencia!
  • Busca y consume alimentos altos en hierro tales como las carnes rojas, las lentejas y las remolachas. ¡Lee la lista que está arriba para orientarte!
  • De igual forma, consume alimentos ricos en cobre, para una correcta absorción del hierro.
  • Si padeces de esta afección, evita el sobreesfuerzo a nivel físico. Si no lo haces, estarás propenso a consumir mucho mayor oxígeno, el cual escasea con la anemia.
  • No se recomienda consumir café o cualquier otro tipo de cafeína.
  • Cocina con sartenes y ollas de hierro fundido. El motivo de esto, es que al hacerlo las comidas absorben un poco más de hierro.
  • Los alimentos ricos en vitaminas B9 también están permitidos y son recomendables en su consumo.
  • Si tu anemia es asociada con una enfermedad autoinmune, debes de evitar consumir lácteos.
  • Realízate pruebas de sangre periódicamente para mantenerte informado de lo que pasa en tu cuerpo.
  • No incurras a la automedicación y asiste a un médico que chequee tu padecimiento.

No dejes de lado los remedios para quitar la anemia que se han mencionado y úsalos con moderación. La salud es importante y solo tú puedes definir si es realmente necesario cuidarse o no.

Si resulta que no sabes a ciencia cierta si tienes anemia o no, bien puedes hacer una pequeña comprobación. Dicha comprobación consiste en presionar la uña del dedo índice por dos segundos.

Una vez quitada la presión, la uña debería de volver inmediatamente a su color original. Si no lo hace, posiblemente tenga anemia.
Aun así, lo más sensato es acudir ante un profesional. ¡No tomes ningún tipo de riesgo y ve por lo seguro!

Otros remedios naturales que te pueden interesar