Saltar al contenido

Remedios Caseros Para El Acné

remedios naturales para el acné
Remedios Caseros Para El Acné
5 (100%) 2 votes

¿Estás cansado/a de las espinillas y granos que siguen apareciendo de vez en cuando o que no terminan de desaparecer? En este artículo puedes ver las mejores y más eficaces soluciones caseras y naturales para deshacerte del acné.

Primeramente, si sufres un problema de acné agudo debes visitar a un dermatólogo. También debes ver si tienes algún tipo de alergia a los ingredientes naturales y productos mencionados en este artículo.

Para probar posibles alergias, debes poner una pequeña cantidad en un área pequeña de la piel, en el antebrazo por ejemplo, antes de aplicar la mezcla en toda la zona afectada por el acné (como la cara).

Muchas personas, incluso en la edad adulta, sufren problemas de acné afectando a la calidad de la piel y la vida. A su vez puede afectar la confianza en sí mismo, lo que lo hace un problema necesario de tratar y resolver.

Qué es el acné

El acné es una enfermedad de la piel muy común, que afecta a alrededor del 80% de los jóvenes, siendo el motivo de un gran número de consultas de dermatología.

Aunque muchos adolescentes están mal informados o influenciados por mitos, tradiciones u otros, tales como el uso de ciertas dietas o restricciones alimenticias, que se ha demostrado en los últimos años que no influyen en la evolución de esta entidad.

Es una enfermedad inflamatoria crónica de los folículos pilosebáceos de la cara, el cuello y el torso anterior y posterior. Se caracteriza por la aparición de comedones abiertos (puntos negros) y comedones cerrados (puntos blancos internos), pápulas (granos rojos), pústulas (granos con pus), y en sus más graves formas, abscesos, quistes y cicatrices.

Es una enfermedad causada por varios factores, incluyendo factores genéticos (determinantes de la precocidad y la intensidad del acné), raciales y ambientales (climas cálidos y húmedos favorecen su desarrollo).

Las lesiones aparecen generalmente en la adolescencia, afecta a ambos sexos, con una mayor prevalencia de 14 a 17 años en las mujeres, y a partir de los 16 años a los 19 en los hombres. En algunos casos, sobre todo si hay desregulación hormonal, puede persistir más allá de estas edades.

Síntomas

Las lesiones del acné son el resultado de la obstrucción de los folículos pilosebáceos, una consecuencia del aumento de la producción de sebo y (dependiente de las hormonas sexuales masculinas) y hiperqueratinización con obstrucción del folículo pilosebáceo.

En consecuencia, la infección bacteriana (donde el microorganismo implicado Propionibacterium acnes) genera una respuesta inflamatoria e inmunológica a la presencia de algunos microorganismos y productos modificados de sebo.

¿Qué causa el acné?

Hay diferentes tipos de acné. El acné más común es el tipo que se desarrolla durante la adolescencia. La pubertad hace que los niveles de hormonas se disparen, especialmente la testosterona. Estas hormonas estimulan las glándulas de la piel que comienzan a producir más grasa (sebo).

Los niños y los adultos también pueden tener acné.

La sobreproducción de sebo en la piel y la concentración de células muertas en los folículos pilosos de la piel son algunas de las causas del acné. Estos factores dan como resultado la obstrucción, la acumulación de bacterias y la inflamación.

Los folículos pilosos están conectados a las glándulas sebáceas, que secretan una sustancia aceitosa conocida como sebo para lubricar el cabello y la piel.

Cuando el cuerpo produce una cantidad excesiva de sebo y células muertas de la piel, ambas pueden acumularse en los folículos pilosos, creando un ambiente donde las bacterias pueden prosperar.

Este escenario puede causar que el folículo se hinche e inflame, produciendo pus y formando lo que conocemos como espinilla o grano. También puede suceder que el folículo abierto se llene de grasa creando un punto negro.

Factores que pueden empeorar el acné

  • Hormonas. Los andrógenos son las hormonas que aumentan en los niños y niñas durante la pubertad, haciendo que las glándulas sebáceas se agranden y produzcan más sebo. Los cambios hormonales relacionados con el embarazo y el uso de anticonceptivos orales también pueden afectar la producción de sebo
  • Ciertos medicamentos, como los corticosteroides, andrógenos o base de litio son conocidos por causar acné
  • Factores dietéticos que incluyen el consumo excesivo de productos lácteos y/o alimentos ricos en hidratos de carbono (como el pan, galletas y patatas fritas).

Mitos del acné

Al contrario de lo que algunos piensan, estos factores tienen poco efecto sobre el acné:

  • Alimentos grasos y el chocolate tienen poco o ningún efecto sobre el desarrollo y curso del acné.
  • El acné no es causado por la suciedad. De hecho, lavar la piel demasiado fuerte o la limpieza con jabones abrasivos y productos químicos puede irritar la piel y hacer que empeore. Hacer una simple limpieza de la piel para eliminar el exceso de grasa y las células muertas es todo lo que se necesita.

¿Quién es más propenso a sufrir acne?

Los cambios hormonales en el cuerpo pueden causar o agravar el acné. Tales cambios son comunes:

  • En los adolescentes.
  • Dos a siete días antes de la menstruación.
  • En las mujeres embarazadas.
  • En las personas que usan ciertos medicamentos, como los que contienen esteroides, andrógenos o litio.

El acné puede ser irritado o agravado por:

  • El estrés
  • Sudoración excesiva
  • Dejar que el pelo esté en contacto con la piel puede dejar la piel más grasa.
  • Trabajar con aceites y productos químicos regularmente.
  • Atletas o culturistas que toman esteroides anabólicos también están en riesgo de desarrollarlo.

¿Qué tipo de acné tienes?

Se divide básicamente en varios grupos principales, y en algunos casos, pueden ser definidos de acuerdo a los diferentes grados de severidad en la piel.

Acné adolescente o vulgar

Es el tipo más común y se produce debido a los cambios hormonales que afectan a los jóvenes en esta etapa de la vida. Es causado por el exceso de producción de sebo, que termina por la obstrucción de los poros y causando la inflamación de los mismos.

Es conocido por aparecer en la nariz, la frente y la barbilla.

Acné adulto

Como su nombre indica, por lo general afecta a los adultos, especialmente a las mujeres, debido a problemas hormonales, el estrés, la mala alimentación o el uso de productos oleosos tales como el maquillaje.

En general, tiende a aparecer en la barbilla y las mejillas.

Acné genético

Se considera el tipo más peligroso, y es causado por una predisposición genética (cuando otros miembros de la familia han pasado o pasan el problema) y pueden implicar la cara entera.

En general, tiende a empeorar con los años, lo que requiere atención médica de forma regular.

Acné Neonatal o del recién nacido

Alrededor del 20% de los recién nacidos desarrollan acné leve. Esto puede ser debido a ciertas hormonas que se pasan a través de la placenta por sus madres antes de nacer.

Otra de las causas del acné en los bebés es el estrés del parto, lo que puede hacer que el cuerpo del bebé libere hormonas. Los recién nacidos con acné suelen tener lesiones que desaparecen espontáneamente.

Afecta a alrededor del 30% de los recién nacidos que se encuentran entre la tercera y cuarta semana de vida y puede durar hasta los seis meses de edad.

En general, los puntos rojos aparecen en las regiones de la frente, mejillas y barbilla, debido a las hormonas de la madre que se liberan en el torrente sanguíneo del niño a través de la lactancia materna o durante el parto.

Acné infantil

Puede aparecer tanto en los bebés de entre tres y 16 meses, pero tiende a ser más común en niños menores de dos años de edad. La razón principal de su aparición está relacionada con una anormalidad de los niveles de hormonas, que puede ser más elevada por alguna razón, y que sólo un médico puede dictaminar.

Pueden tener puntos negros y espinillas. Por lo general desaparece cuando el niño alcanza los dos años de edad. Éstas espinas raras veces dejan cicatrices y puede ser causado en parte por niveles hormonales más altos de lo normal.

Acné iatrogénico o medicamentoso

Es causado por los efectos secundarios de algunos medicamentos, tales como aquellos con altas dosis de vitamina B o cortisona, tales como píldoras anticonceptivas y otros tratamientos hormonales utilizados.

Acné solar

Aparece en la piel después de una exposición intensa y excesiva al sol, lo que da lugar a los llamados microquistes, que surgen principalmente en la región de la frente, además de pápulas rojas que afectan especialmente a las mejillas.

Acné rosácea

Es una enfermedad que afecta a los adultos después de los 30 años, especialmente mujeres. Por lo general se manifiesta en el área de las mejillas, la barbilla y la nariz, y suele aparecer en personas con piel más clara, por lo que no tiene explicación científica conocida. El acné rosácea no tiene cura.

Acné quístico

Se presenta principalmente en hombres jóvenes y aparecen granos grandes que se desarrollan en la cara, pecho, espalda, brazos y muslos. Este tipo de acné puede ser difícil de tratar y a menudo deja cicatrices.

Acné fulminante

Se produce más en varones adolescentes y se desarrolla muy rápidamente en la espalda y el pecho. Estos granos a menudo dejan cicatrices severas. Los pacientes con acné fulminante pueden sufrir fiebre y dolores musculares y óseos.

Las 10 mejores soluciones naturales para eliminar el acné de forma rápida y efectiva

Si estás sufriendo un acné moderado, no tienes que invertir una gran cantidad de dinero para resolver el problema. Hay remedios naturales o caseros son muy eficaces para acabar con los síntomas más comunes de forma rápida.

En general, se debe evitar llevarse las manos a la cara y mantener el cabello lejos de la cara para evitar la irritación y exceso de grasa.

Especialmente debes evitar “explotar” las espinillas y puntos negros, ya que esto contribuye a la contaminación e infección de las zonas afectadas y a la rotura de las capas de la piel, provocando lesiones irreparables.

Antes de aplicar estos remedios naturales, es conveniente tener la piel de la cara bien limpia (o de la zona a tratar).

1- Las Vitaminas

Ya sea a través de la dieta o mediante suplementos vitamínicos, debe aumentar el consumo de las siguientes vitaminas para eliminar el acné.

  • Vitamina B3 (Niacina): Los alimentos ricos en vitamina B3 se incluyen en pescados como las anchoas, el atún o el pez espada, hígado o los cacahuetes.
  • Vitamina E: La vitamina E también es vital para acelerar la curación de las heridas. Los alimentos ricos en vitamina E incluyen la espinaca, el brócoli y frutas tropicales.
  • Zinc: El zinc también ha mostrado resultados muy positivos en el tratamiento de los casos. Hace que la piel esté más sana. Los alimentos ricos en zinc son las ostras y el hígado.
  • Vitamina D: La exposición de la piel a la luz solar puede aumentar los niveles de vitamina D en el cuerpo. Exponer todo el cuerpo al sol puede ser muy beneficioso (siempre moderadamente y sin quemarse).

2- Bicarbonato de Sodio

Añadir un poco de agua a un poco de bicarbonato de sodio y mezclar bien para obtener una pasta espesa. Aplicar en todo el rostro o simplemente en las espinillas hasta que se seque. A continuación, sólo hay que lavarse la cara con agua tibia. Repita el proceso para limpiar toda la zona afectada.

3- Claras de huevo

Separar la yema de la clara del huevo y aplicar únicamente para limpiar la zona afectada. Es preferible aplicar durante los periodos nocturnos para obtener resultados más eficaces.

Si el olor de la clara de huevo no te molesta, puedes dejarla actuar durante toda la noche. Si repite el proceso durante unos días, se puede ver resultados impresionantes.

4- Aloe Vera

El interior de la hoja de Aloe vera es un gel que se puede mezclar con agua o aplicar directamente a la zona afectada, incluyendo la cara. Después de aplicado dejar actuar durante unos minutos (por ejemplo 30 m). Lavar la zona y repetir el proceso al menos dos veces al día.

También puede usar el Aloe vera ungüento o crema, que también es muy eficaz. El Aloe actúa como anti-inflamatorio, antibacteriano y es ideal para un tratamiento eficaz.

5- Azafrán

El azafrán es una especia y es excelente, ya que evita la producción de melanina de la piel en exceso. Es antibacteriano y se adapta perfectamente para todo tipo de piel. Se puede aumentar el consumo de cúrcuma como una especia en sus comidas o aplicar directamente a la zona afectada.

Aplicar sobre la piel durante unos minutos y luego lavar. Se puede repetir hasta 2 veces al día.

También puede optar por hacer una mezcla con un poco de leche, miel, limón y azafrán.

6- Limón

Debes tener en cuenta que el tratamiento con rodajas de limón o jugo de limón es muy ácido y puede secar la piel, especialmente la piel sensible. Hacer este tratamiento sólo unos pocos minutos al día y debe hidratar bien la piel antes y después de tratamiento.

Coge una rodaja de limón y frota la cara con ella. Las propiedades del ácido cítrico del limón, contrae los poros, elimina las bacterias y reduce el exceso de producción de grasa en la piel.

Si tienes una piel sensible, diluir el jugo del limón con un poco de agua y asegúrate de aplicarlo durante unos minutos.

7- Cáscara de naranja

Separar la piel de la naranja y dejar secar al sol. Después del secado hay que moler la piel seca de la naranja. Añadir gotas de agua para hacer una pasta. Luego aplicarlo sobre la zona afectada. Dejar actuar durante diez a quince minutos y luego lavar la cara con agua tibia.

8. Ejercicio físico

El ejercicio físico promueve la sudoración y es una de las mejores estrategias que puede utilizar para combatir el acné. La sudoración elimina las toxinas del cuerpo y hace que la piel sea más elástica, sana y transpirable.

El yoga o la meditación también puede reducir el estrés y contribuir a una piel más sana, ayudando a eliminar los síntomas.

9. El ajo

El ajo es una buena opción para limpiar la piel. Se puede incluir en su dieta normal, o aplicar directamente a la zona afectada.

Aplicar el ajo picado en las zonas afectadas y dejar que actúe durante unos 15 minutos. A pesar de obtener una molesta sensación durante unos segundos, el ajo “quema” tus granos y limpia la piel. Un par de dientes de ajo son suficientes para efectuar el tratamiento. Aplastarlos hasta formar una pasta y aplicarla en las zonas afectadas.

10- La Miel

Esta es una solución simple que se puede hacer en cuestión de segundos. Pon un poco de miel en la parte superior de los granos y luego cubrir con una tirita.

Repetir el proceso antes de ir a la cama y dejar actuar hasta la mañana siguiente.

Por la mañana lávate la cara y repite el proceso hasta que obtenga buenos resultados.

Consejos para evitar el acné

A parte de los remedios que te mostramos, es muy importante tener una buena higiene de la zona afectada, de forma que los poros de la piel siempre estén bien limpios. Para ello puedes usar este fantástico remedio:

Un exfoliante para la piel también es algo muy recomendable, ya que evitamos que la suciedad pueda infectar los granos o la aparición de puntos negros.

Tratamiento convencional

Hay varias medicaciones tópicas (cremas o remedios que se aplican en la piel) y sistémicos (pastillas) y otros tratamientos adecuados para el tratamiento del acné, más otros tratamientos específicos para cada tipo de acné.

Así, el tratamiento debe ser apropiado a cada caso individual, teniendo en cuenta el tipo de manifestaciones clínicas y su intensidad, así como el impacto en la calidad de vida de los jóvenes y la presencia o ausencia de contraindicaciones o limitaciones en el uso de ciertos medicamentos.

El dermatólogo es el profesional indicado para analizar cada caso y prescribir el tratamiento más adecuado y eficaz.

El acné puede tener un impacto negativo en la calidad de vida de los jóvenes y merece, sobre todo en estos casos, un papel más activo.

Aunque no se trata de una enfermedad grave, puede desfigurar, por lo que requiere un seguimiento temprano y apropiado, con el fin de prevenir su progresión a fases más avanzadas, y así evitar cicatrices antiestéticas definitivas.

Diferentes grados de gravedad

Algunos tipos de acné como el adolescente, adulto y el genético, pueden aparecer en la piel en diferentes grados de severidad, cada uno siendo atendidos en diferentes formas para el proceso de curación.

Grado 1 – Acné Comedoniano

Se trata de las regiones más comunes y menos graves y pueden afectar la frente, las mejillas y la nariz de los adolescentes y adultos. Se manifiesta únicamente en la piel en forma de puntos negros sin inflamación, lesiones o quistes.

Grado 2 – Acné Papulopustular

En este tipo, la piel ya tiene pequeños granos y espinillas, lesiones inflamadas con pus en la punta (pústulas).

Grado 3 – Acné Quístico

Este tipo de acné tiene puntos negros, espinillas y quistes en las regiones de la cara, el pecho y la espalda del paciente, acompañado de lesiones inflamadas, profundas, de color rojizo y muy dolorosas.

Grado 4 – Acné Conglobata

Favorece la presencia de granos, espinillas y quistes en las regiones del cuello, la cara, el pecho y hasta las nalgas, que tienen pus y son de gran tamaño y en grandes cantidades, puede dejar la piel muy inflamada y con cicatrices.

Grado 5 – Acné Fulminante

Deja la piel con quistes dolorosos e inflamados que pueden ulcerarse (poner agujeros) y dejar cicatrices. Los síntomas son mucho dolor, fiebre y malestar en el cuerpo.

Otros remedios naturales que te pueden interesar

Acidez estomacalAcné
AdelgazarAfonía
AfrodisíacosAgujetas
AlergiasAlopecia (Caída del cabello)
AmigdalitisAmpollas
AnemiaAnsiedad
ArtrosisAsma
Bajar la presión arterialBalanitis
Blanquear dientesBlanquear piel
BlefaritisBronquitis
Cabello SaludableCalambres
Callos o durezasCansancio
CaspaCatarro
CelulitisCiática
CistitisColesterol
ColitisColon Irritable
Congestión nasalConjuntivitis
CucarachasDejar de beber
Dejar de fumarDepresión
DermatitisDiabetes
DiarreaDisfunción eréctil
Dolor de cabezaDolor de espalda
Dolor de estómagoDolor de garganta
Dolor de lumbagoDolor de muelas
Dolor de oídoDolor de pies
Dolor de reglaDolores musculares
Eczema o eccemaErisipela
EsguincesEstomatitis
EstreñimientoEstrés
Falta de apetitoFaringitis
FibromialgiaFiebre
FlemasFlemones
ForúnculosGarrapatas
GasesGastritis
GastroenteritisGingivitis
GolondrinosGolpes
GonorreaGota (ácido úrico)
GranosGripe
HemorroidesHepatitis
HerniasHerpes
Hígado grasoHipo
HongosHormigas
IncontinenciaIndigestión
Infección urinariaInfertilidad
InflamaciónInsomnio
Irritación de la pielJuanetes
LadillasLaringitis
Llagas en la bocaMal aliento
MareosMemoria
MenopausiaMigraña o Jaqueca
MocosMolusco Contagioso
MoratonesNáuseas
NerviosOjeras
Olor de piesOrzuelo
OtitisPicor de garganta
PiojosPsoriasis
QuemadurasReflujo gástrico
ResacaResfriado
RinitisRonquidos
RosáceaSarampión
SarnaSinusitis
Sudor o HiperhidrosisTinnitus o Acúfenos
TiroidesTos
TriglicéridosÚlceras
Uñas encarnadasUrticaria
VaginosisVaricela
VaricesVerrugas
VértigoVitíligo
Vómitos